9 cosas que me hubiera gustado saber antes de mi primera relación sexual

Compartir

Amix, ojalá en la escuela nos hablaran de temas sexuales más allá de la anatomía, sino desde el placer y la libertad. En este texto, Ale López cuenta sobre cosas que a ella y a su amigues les hubiera gustado saber antes de su primera relación sexual.

Condones, pastillas anticonceptivas y que así se hacen los bebés. Básicamente lo único que la mayoría de nosotres sabemos cuando tenemos nuestra primera relación sexual.

Y es que la educación que recibimos al respecto casi siempre viene atravesada por el miedo y el tabú, poniendo el foco en «cómo no embarazarte» en vez de «cómo hacerla una experiencia que tienes derecho a disfrutar».

Amix, qué diferente hubiera sido si alguien nos hubiera dado unos cuantos tips más allá de lo obvio. Por eso armé, junto con las reflexiones y piensos de otras personitas, una lista de cosas que me hubiera gustado saber antes de mi primera relación sexual.

1. La virginidad no existe

Es obvio que en algún punto pasas de ser una personas que no ha tenido relaciones sexuales a una que sí, pero toda esa carga extra que le ponemos a la «virginidad» no sirve para otra cosa que replicar ideas patriarcales, como que la mujer debe ser «pura» hasta el matrimonio o que de alguna manera esta le da más valor.

Además, cabe destacar que la penetración pene-vagina no es la única forma válida de relación sexual, por lo que esta idea que nos vendieron de que solo así se pierde la «virginidad» es absurda.

Relájate, si le quitas toda esta carga a tu primera relación sexual te aseguro que vas a estar mucho más segure de lo que estás haciendo y no sentirás que ésta te define como persona.

Todo lo que tienes que saber sobre por qué la virginidad no existe, encuéntralo aquí.

2. No va a ser como en las películas o el porno

Ya sea que esperes que sea todo romántico y lindo como en las películas, o que sea tan «intenso» como en el porno, déjame decirte que todos estos escenarios tienen mucha producción detrás.

Que si el perro se subió a la cama, que si no logras desabrochar el bra, que si tus sábanas son de dibujitos. En la vida real el sexo no tiene guion, puede pasar de todo y sobre todo si es tu primera vez experimentándolo.

No tener expectativas puede ser la mejor manera de disfrutar el momento y evitar pensar que fue un fracaso porque no estuvo a la «altura» de Diario de una pasión.

3. Tienes derecho a que ocurra a tu tiempo, a decir «no» y a que no te interese hacerlo

No estás obligadx a tener sexo. Y si tu pareja quiere forzarte… no es ahí. Tampoco hay una edad en la que se supone ya deberías haber cogido.

Solo tú puedes decidir cuándo hacerlo, con quién y cómo, siempre que haya consentimiento.

¿Qué es la demisexualidad? Cuando coger necesita mucho más que atracción

Y si ya estaba todo planeado y a la mera hora tú o tu pareja no quieren, también se vale decir que no. Es una decisión que debe ser respetada.

¿El sexo no te llamada para nada la atención? ¡También está bien! Quizá no es tu momento o simplemente el sexo no es lo tuyo. La asexualidad existe.

4. Puede ser que te duela

Sobre todo al hablar de penetración es probable que te duela la primera vez o al menos se sienta incómodo. Ya sea que tengas sexo vaginal o que vayas a practicar sexo anal es súper importante que haya mucha lubricación de por medio y que la penetración sea poco a poco. Si en cualquier momento quieres parar comunícaselo a tu pareja y deténganse.

Guía de fluidos vaginales: te explicamos qué es lo que sale de tu vagina

No, no te va a doler siempre. Tu cuerpo se acostumbra y vas descubriendo más y más maneras de hacerlo placentero.

Aquí es importante recalcar la importante de asistir a las consultas ginecológicas. Si el dolor es intenso, háblalo con tu especialista de confianza, una que no te juzgue y te oriente. Acá te contamos cómo detectar violencia ginecológica.

5. Tu primera relación sexual probablemente no sea tan alucinante

Ok, además del dolor (aunque no todo mundo lo experimenta), no esperes tener o causar 10 orgasmos seguidos en tu primera relación sexual.

Después de todo, de lo último que nos hablan cuando nos enseñan sobre el tema es precisamente esto, del placer. Aprender qué, cómo y cuándo te gusta es todo un proceso y no porque no experimentes tanto placer como esperabas no significa que en tus demás relaciones no lo vayas a sentir.

11 libros para aprender todito sobre tu vulva

Créeme, cada vez se pone mejor. Informándote, platicando con amigues y literal con prueba y error descubrirás por qué el sexo es tan chido.

6. El lubricante existe y vaya que ayuda

Ajá, justamente para poder saltarnos o hacer más leve la parte del dolor, el saber la importancia del lubricante es un parote. ¿Por qué no nos enseñan esto en la escuela?

Hazte un favor y elige un buen lubricante para que todo resbale mejor en tu primera relación. Agradéceme luego. Estos son algunos consejos para elegir un buen lubricante sexual.

7. Sexo ≠ Embarazo

Cuídate amix, es lo primero que debo de decir. Si usas un anticonceptivo de manera correcta lo más probable es que no tengas que preocuparte por un embarazo o una infección de transmisión sexual.

Esto lo digo porque muchas personas crecemos con la idea de que sexo igual a embarazo y por eso sólo debemos tenerlo hasta el matrimonio. Pero hoy en día existen muchos anticonceptivos que son accesibles e información sobre cómo usarlos correctamente.

Así que siendo responsables e informándonos tampoco tenemos que paniquear cada vez que tenemos sexo.

¿Dividir o no dividir el gasto de los anticonceptivos con tu pareja? Esa es la cuestión

8. Haz pipí después de tener relaciones

Esto va dirigido a las personas con vulva y vaya que nos lo deberían de enseñar en sexualidad, ¡haz pipí después de tener relaciones!

Como explica la sexóloga Adriana Brull para Cosmopolitan, esto ayuda a evitar hasta en un 80% el riesgo de sufrir infecciones.

El saber esto desde tu primera relación sexual te puede salvar de muchos momentos incómodos.

9. Tu cuerpo es bello

Por fortuna, cada vez tenemos más referente diversos en medios y plataformas digitales. Aunque aún sigue imperando la idea de cómo debe ser un cuerpo bello: «delgado, blanco y sin texturas».

Pero, amix, no más: todos los cuerpos son merecedores de placer. Los cuerpos racializados, grandes, con discapacidad, con granitos, pelitos. Todos. Así que confía en tu belleza y no temas a explorar el placer.

¿Qué otras cosas te hubiera gustado saber? Eso de las relaciones sexuales es un mundo y estoy convencida de que nunca dejas de aprender. Pero que empecemos a hablar de este tema desde un lugar de apertura e información puede hacer que para más y más personas esta sea una experiencia mucho más placentera.

Compartir

Recomendado

“¿Te gusta la penetración vaginal?” Del vaginismo a la pregunta por el placer

Por: Camila Rodríguez Valencia Silvana contiene la respiración. Puja. Exhala....

Recomendado

Maremoto #014 | «Deseo que el cuerpo femenino deje de ser sexualizado»

Maremoto es una serie semanal de viñetas ilustradas creadas por...

¿Una nalgadita… o dos? Guía para entrarle al BDSM

¿Alguna vez has tenido fantasías eróticas «poco convencionales» o...