Ley Olimpia. En qué consiste y por qué genera debate entre feministas

Te contamos todo lo que sabemos sobre la Ley Olimpia: en qué consiste, sus pros y contras, por qué ha sido criticada por feministas y qué falta para que sea nacional.

Ilustración por Sofía Weidner
Quote de Olimpia Coral

Por: Mariana Rangel

Seguro ya escuchaste hablar de la Ley Olimpia. Si no, te contamos rápido: es una iniciativa que castigará con cárcel la difusión de videos, audios o imágenes de contenido íntimo sexual que sean compartidos sin consentimiento. 

También es importante saber que no es precisamente una ley, sino que busca modificar los códigos penales y leyes ya existentes para incluir el castigo con cárcel. Esto ya se logró en 16 estados de México y ahora se busca que se implemente a nivel nacional.

¿Qué impacto tendrá esto? ¿Realmente resolverá el problema de violencia digital? Olimpia Coral Melo, impulsora de este movimiento, y expertas en derechos digitales y en políticas públicas nos muestran los dos lados de la moneda en esta ley. 

Los aciertos de la Ley Olimpia

A sus 18 años, Olimpia Coral fue a denunciar a su exnovio por publicar videos íntimos sin su consentimiento, pero las autoridades la ignoraron porque ante la ley eso no era un delito. 

La Ley Olimpia logra que te tomen en serio en caso de pasar por esto. Al estar en papel, cualquier víctima tiene las armas para exigir un proceso y un castigo. 

Olimpia sabe que la ley por sí sola no es garantía de justicia porque, lamentablemente, seguimos viviendo en un sistema patriarcal. “Pero sí garantiza el comienzo de la visibilización de una violencia que por ser virtual no tenía efectos jurídicos”, dice a través de Twitter

De acuerdo con la activista, también es un logro simbólico. Es un mensaje para todas las que lo han vivido: no están “locas” por denunciar estos hechos. Son un delito real, y el único culpable es el agresor y no la persona que se tomó o accedió a tomarse el material. 

Se espera que con esta iniciativa, los agresores enfrenten hasta seis años de cárcel, y hasta nueve años si eran parejas, exparejas, familiares o amigos de las víctimas. 

Cuestionamientos a la Ley Olimpia 

OK, todo suena muy bien, ¿por qué hay debate entre grupos feministas? Aunque apoyan totalmente su intención, algunas expertas advierten detalles de la Ley Olimpia que incluso podrían revictimizar a las personas. 

Grecia Macías, abogada en la Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D), explica que la víctima estará obligada a presentar una y otra vez durante sus fotos o videos íntimos durante el juicio para demostrar su caso. 

Imagina que quieres denunciar a tu exnovio por publicar un video tuyo bailando en ropa interior y de manera sensual.  Al tener que demostrar lo que pasó, jueces, personal del Ministerio Público, abogados… todos tendrán acceso a tu video. 

E incluso después de que lo hayan visto todos, existe la posibilidad de que no se castigue su publicación. “La ley es tan ambigua que algunos jueces podrían decirte que tu video no entra dentro de lo que se entiende como ‘contenido íntimo sexual’, y por tanto, no hay delito”, dice Grecia. 

Otro peligro es que al quedar en posesión de las autoridades, no sabes si estará protegido. Ya ha habido casos en el Estado de México donde son los mismos del Ministerio Público los que difunden las fotos o videos de las denunciantes, de acuerdo con R3D.

Por otro lado, Bianca Bolaños, abogada y analista de Impunidad Cero, explica que la ley está redactada para que por default se inicie un proceso penal: “Hay muchas mujeres que no quieren iniciar un juicio por miedo a las consecuencias. Por ejemplo, porque son sus exnovios, que saben dónde viven y quién es su familia. Muchas víctimas sólo quieren denunciar para que se baje el contenido y ya”. 

Es decir, la víctima no puede elegir si iniciar un juicio penal o simplemente quitar el material de internet. A fuerza tiene que elegir lo penal o no procede.

Hay que pensar que la cárcel no es en sí una reparación de daño. Y además, las cárceles son espacios que atentan contra los derechos humanos, especialmente de hombres de color. Por eso el feminismo interseccional nos pide que pensemos más allá de este sistema racista.

Otras opciones para buscar justicia y reparación

La Ley Olimpia logró visibilizar este problema en todo el país. Para conseguir aún más, las expertas Bianca Bolaños y Grecia Macías proponen: 

¿Y ahora qué sigue? 

La lucha actual es modificar el Código Penal Federal (CPF) y la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia (LGAMVLV) para reconocer la violencia digital. 

Ya logró un paso para eso: ser aprobado por el Senado de la República. Ahora tendrá que aprobarse en comisiones de Cámara de Diputados. Aún no se tiene fecha para su votación, pero a través del hashtag #LeyOlimpiaNacional podrás mantenerte al tanto.