Historia de 2 pandemias: ¿quién protege a las mujeres en tiempos de Covid-19?

La violencia contra las mujeres no para en la pandemia por Covid-19. Esto es lo que está haciendo (y dejando de hacer) el poder judicial mexicano, según un estudio de EQUIS.

violencia contra las mujeres
Unsplash @anthonytran

¿Qué pasa cuando dos pandemias se juntan? Desde 2016, ONU Mujeres declaró la violencia de género como una pandemia mundial.

Por eso existen medidas que son necesarias para proteger a las mujeres víctimas de violencia y garantizar su acceso a la justicia. Sin embargo, estas no parecen ser compatibles con el aislamiento por Covid-19.

Hace unas semanas, los poderes judiciales suspendieron su servicio y solo atenderán los casos que ellos consideran de urgencia. Sin importar que las mujeres resistimos a esta otra pandemia de violencia desde hace años.

En el informe (Des)Protección Judicial en tiempos de COVID-19. pubicado el 1 de abril de 2020 por EQUIS, Justicia para las Mujeres, se explica que esto puede agravar la violencia de género, pues no se reconocen todas las realidades y necesidades de quienes están en riesgo.

Además, el confinamiento pone a las mujeres en un mayor estado de vulnerabilidad: Desde que comenzó la pandemia, las llamadas por violencia de género aumentaron un 60% y las peticiones de refugio un 30%

Leímos detenidamente el informe, y recuperamos las cosas más preocupantes que encontramos.

Image. Equis, Justicia para las Mujeres

¿Por qué los poderes judiciales son importantes para nosotras?

Queremos empezar de a poquito y explicarte cuál es el rol que juegan los poderes judiciales en la prevención de la violencia hacia nosotras, qué recursos proporcionan y cómo son indispensables para que accedamos a la justicia.

Por ejemplo, cuando una mujer quiere presentar una demanda contra su conyúge, ellos pueden ordenar medidas que la protejan.

También pueden supervisar que no se ejerza violencia económica y garantizar el pago de pensiones alimenticias.

Incluso tienen capacidad de ordenar que la persona que está ejerciendo violencia salga del domicilio familiar.

Sin embargo, el análisis que hizo EQUIS demuestra que solo cinco poderes judiciales, de los 32 que hay en México, están cumpliendo por arriba del 60 por ciento estas medidas en esta contingencia de salud.

“La gran mayoría, en otras palabras, están reprobados en las medidas que anunciaron frente al Covid-19 en lo que a la garantía del acceso a la justicia de mujeres víctimas de violencia se refiere”, dice el informe.

Illustration No GIF by Laura Salaberry - Find & Share on GIPHY

Protección para las mujeres en situación la violencia

Una cosa que es importante entender es que las medidas anteriores se dividen en medidas de protección y medidas precautorias y pueden ser en materia familiar o penal.

Cada medida fue diseñada para atender problemas específicos. Las medidas de protección las puede ordenar el poder judicial sin que exista una denuncia o un procedimiento judicial de por medio.

Las medidas precautorias se dictan generalmente como parte de un procedimiento judicial, como un divorcio, una demanda de alimentos o custodia de los hijes:

“Es fundamental para proteger a aquellas mujeres y niñas involucradas en un procedimiento familiar que son vulnerables a ser víctimas de violencia”, dicen las autoras de la investigación.

Black Lives Matter Equality GIF by Mighty Oak - Find & Share on GIPHY

Medidas de protección

Según el informe, solo 17 estados seguirán prestando este servicio en materia familiar. Los otros 15 estados no tienen previsto este mecanismo como parte de sus medidas urgentes para atender en este Covid-19. Algunas de sus funciones son:

En el caso de medidas de protección en material penal, solo 7 estados las contemplaron: Campeche, Michoacán, Nuevo León, Puebla, Sinaloa, Tlaxcala y Yucatán.

Medidas precautorias en materia familiar

De los 32 poderes judiciales, únicamente siete (Baja California Sur, Colima, México, Michoacán, Nuevo León, Querétaro y San Luis Potosí) tomaron en consideración de manera explícita el establecimiento de guardias de personal para la emisión de medidas de protección en materia familiar.

De acuerdo con el informe, esto desprotege a las mujeres que se encuentran inmersas en un proceso judicial o que quieren iniciarlo.

Medidas precautorias en materia penal

Estas medidas son súper importantes, ya que tienen objetivo proteger a las mujeres en situación de violencia desde que deciden denunciar algún delito. Las medidas las protegen de esta forma:

EQUIS documentó que en 22 estados no se tomó en cuenta la necesidad de contar con personal para ratificar estas medidas.

Centros de Convivencia

El informe nos explica que los centros de convivencia familiar supervisada ofrecen un espacio neutral y seguro para que los progenitores o familia puedan convivir y realizar actividades recreativas con sus hijes. Sobre todo para las mujeres que han vivido violencia por parte del progenitor que no tiene la custodia.

Sin embargo, casi todos los poderes judiciales decidieron cancelar las operaciones de estos centros.

EQUIS explica que aunque se deben tomar las medidas necesarias para evitar el contagio del COVID-19, “ello no implica que no se puedan implementar otras alternativas que cumplan con el objetivo de garantizar la convivencia supervisada”.

Abogadas con glitter

Si te encuentras en un caso parecido, en donde alguna de estas medidas no se estén aplicando para ti o estás en una situación de violencia y no sabes qué hacer o con quién acudir, existen organizaciones feministas o de mujeres que puede ayudarte.

La colectiva Abogadas con glitter está ofreciendo asesoría jurídica feminista gratuita en línea, solo debes contactarlas mediante su página de Facebook.

Además, el Círculo feminista de análisis jurídico, recomienda un directorio de instituciones que también brindan asesoría jurídica de forma gratuita. Puedes revisarlo aquí.

GIF by European Commission - Find & Share on GIPHY