Cosas que sí dan miedo #1: el ghosteo

Ahora que se acerca el Halloween, pensamos en cosas de la vida que sí que dan miedo, y una es el ghosteo. Te decimos cómo superarlo… y cómo no hacérselo a alguien más.

ghosteo
Foto. Unsplash

Los vampiros, monstruos o momias no se comparan con el miedo que te puede dar que te ghosteen. No es una película de Halloween, es la vida real. 

Esta práctica millennial (y ahora también zienniall) para evitar a toda costa una confrontación o plática incómoda deja secuelas a quienes se la aplican y realmente puede dar terror que te lo quieran hacer otra vez.

Hablemos de por qué no es cool hacer ghosting y qué podemos hacer en su lugar. 

Pa’ empezar, ¿qué es el ghosteo?

Tenemos tooodo un diccionario para comprender los términos del mundo de las citas actual, pero por si no lo has leído, yo te explico.

El ghosting o ghosteo es el acto de volverse un fantasma y desaparecer. No literalmente, pero sí al salir con alguien.

Imagina que estás platicando con tu crush, apenas están quedando o tuvieron una cita, se vieron, parece que todo iba bien y de la nada ¡PUF! No vuelves a saber de esa persona. 

La última vez que hablaron te dejó en visto, ya no ve tus historias en Instagram y no le da like a tus tweets. Puede ser que no haya llegado al extremo de bloquearte pero sí actúa como si ya no existieras y nunca te hubiera conocido. Se volvió un fantasma. 

Ghosting Ghost Definition GIF by merriam-webster - Find & Share on GIPHY

¿Por qué alguien haría algo así? Parece solo de criminales de la responsabilidad afectiva, pero la verdad es que sí es muy común. Y hay que ser honestos, tal vez tú también hayas ghosteado a alguien y no te diste cuenta (o sí).

Y no hay que confundir. Se vale dejar de hablar con alguien de forma gradual porque se acaba la conversación. Esto se trata de pasar de lo caliente a lo frío sin avisar.

La vida después de la muerte… de la relación

Sí se siente feo, no hay que mentir. Cuando estás quedando con alguien,  parece que lograron formar un vínculo, y de un momento a otro actúa como si nada hubiera pasado, te quedas preguntándote qué fue lo que hiciste mal o por qué decidió alejarse tan repentinamente. 

Y si tiendes a sobrepensar las cosas, cuando te ghostean se siente mil veces peor porque lo piensas por horas y horas y tus “errores” dan vueltas infinitas en tu cabeza: ¿fue porque le dije que no me gusta el chocolate?, ¿se enteró de lo que dije en mi grupo de Whats de amigas?, ¿hice un retuit ofensivo?

Pero la vida sigue, amigue. Si ya te ghostearon, no te quedes como alma en pena. Lo más probable es que no haya sido tu culpa, sino simplemente la relación ya no se dio o no hubo un clic real entre ustedes.

Hay muchos dulces en esta calabacita llamada vida y siempre podemos recurrir a Bumble.

Penn Badgley Love GIF by Lifetime - Find & Share on GIPHY

Pócima para no ghostear

Obviamente no podemos evitar que nos lo hagan, pero sí podemos evitar hacérselo a otras personas (alguien tiene que ser the better person).

Esta pócima no es muy difícil, pero sí requiere valor.

Necesitas una porción de honestidad, ¼ de responsabilidad afectiva y una pizca de decencia humana. Lo mezclas todo en un caldero a fuego bajo y lo bebes hasta que dejes de convertirte en fantasma.

Porque, fuera de broma, no ghostear es un ejercicio de honestidad. Obviamente nadie quiere ser la persona que rechaza y terminar lastimando al otro, pero se debe de hacer.

Es bueno que tengas honestidad contigo y con la otra persona y que compartas lo que estás sintiendo. Sea lo que sea.

Griffics GIF - Find & Share on GIPHY

Si sientes que ya no tienen de qué hablar o te aburres un poco en la plática, si estás siendo medio cortante o has pensado en echarle el cuento de que tienes muchas cosas qué hacer, se vale que le digas. “Oye, creo que estaremos mejor si dejamos de platicar a diario” o “probablemente nos llevemos mejor si sólo somos amigos” o “no siento una conexión y no quiero hacerte perder el tiempo”.

Obviamente será incómodo (¿Quién querría comenzar una confrontación?), pero por lo menos así le ayudarás a la otra persona a entender qué pasó y no sentirá que lo atormentas en sus pesadillas.