Somos creadoras, no creaciones: 2 librerías feministas en México

Platicamos con las fundadoras de U-Tópicas y La Meiga, dos librerías feministas mexicanas, acerca de su trabajo y la importancia de impulsar los libros escritos por mujeres.

librerías feministas

Eliminar las brechas de género y crear espacios seguros para todas, también es una de las libreras en México: mujeres que nos recuerdan la importancia de esos espacios revolucionarios en donde las feministas de las generaciones anteriores se reunían a leer, compartir y organizarse.

Hablar de librerías feministas es hablar también sobre la historia de los movimientos feministas y de aquellos espacios que excluían a nuestras ancestras y les negaban el acceso a la literatura y a la creación.

Por eso entrevistamos a Martha y Andrea acerca de su trabajo en librerías feministas en México que impulsan la literatura y el trabajo hecho por mujeres.

Ú-Topicas: tejer redes y nuevas formas de solidaridad entre mujeres

Martha Hernández es fundadora U-Tópicas: Librería De Mujeres, un espacio en CDMX que desde hace dos años visibiliza el trabajo de escritoras y artistas. Un foro que ha consolidado a una comunidad de mujeres atravesadas por el feminismo, la literatura y las artes.

Su fundadora nos cuenta que, al principio, la idea era fundar un centro cultural feminista. Sin embargo, tras vivir quince años en Madrid, tuvo la oportunidad de conocer Librería Mujeres, una librería feminista fundada en 1978.

“Más allá de una librería, Librería Mujeres es una comunidad muy solidaria. La generación anterior ya está retirada, pero las que tomaron ahorita son unas chicas muy combativas, empáticas y muy sororas. Hicimos buena amistad”.

Al regresar a México, inspirada en ese trabajo, decidió retomar el proyecto e iniciar un pequeño espacio en la colonia Del Carmen en Coyoacán. Un espacio enfocado en dirigir todo el esfuerzo en visibilizar, tanto en los libros como en las artes, la difusión del conocimiento hecho por mujeres.

“A dos años de distancia, ha sido un trabajo enorme”

U-Tópicas actualmente tiene alrededor de cinco mil títulos, 95% de los cuales fueron escritos por mujeres. La tarea de lograr este catálogo no ha sido fácil.

Una de las principales dificultades fue buscar editoriales y distribuidoras que las tomen en cuentan como clientas.

Por eso tuvieron que ir comprando de a poquito, para que las distribuidoras les tuvieran confianza.

“Empezamos a rascarle a las editoriales y a las distribuidoras, porque es un espacio muy difícil conseguir que te pelen. Hasta la fecha las grandes distribuidoras no nos distribuyen directamente porque no somos significativas como clientas, entonces tenemos que buscar a otros distribuidores para contar con títulos muy importantes”.

También fue un reto encontrar autoras y directoras, ya que los catálogos de libros y películas son en su mayoría de artistas hombres y es necesario analizarlos bien para encontrar a las creadoras.

¿Entran hombres a las librerías feministas?

En la entrada de Ú-Tópicas tienen un letrero que dice “men friendly“. Martha nos explica que esto es porque la librería, aunque es un entorno que va enfocado a las mujeres, también pueden entrar los hombres.

Además, tienen una sección sobre disidencias de género, con autores gays, trans o queer, lo cual la convierte en un espacio muy inclusivo.

La librería también ha podido consolidarse para ser una galería en donde exponen artistas mujeres. Además ofrecen talleres, la mayoría enfocados para mujeres cis y trans.

Martha describe a la Ú-Tópicas como “las locas del manicomio”, ya que a dos años de su creación, en la librería han podido tejerse redes.

“Es una belleza entrar y ver un despliegue como de fuegos artificiales de esa creatividad de las mujeres, que van y nos llevan sus obras y nos la dejan a consignación. No hay que tener vergüenza de decir ‘yo soy la artista y este es mi trabajo y quiero vivir del arte’. Somos creadoras, no creaciones”, nos dice.

La librería es ahora un proyecto familiar y comunitario. Ahí trabajan Martha, su padre y su madre, además de las libreras Daniela y Laura y un librero especializado en género y un ayudante.

Los libros favoritos de quienes van a U-Tópicas

¿Qué buscan quienes entran a una librería feminista? Los libros que más se venden son sobre teoría, principalemente los de autoras como bell hooks, Chimamanda Ngozi Adichie, Silvia Federici y Nuria Varela.

Los tres libros favoritos de Martha son Americanah, de Chimamanda; Mujeres, raza y clase, de Angela Davis y Los hombres me explican cosas, de Rebeca Solnit.

Otro de sus proyectos es trabajar con una editorial para impulsar la teoría feminista hecha por mexicanas, porque sí existen los conocimientos pero pocos libros publicados.

Chimamanda Ngozi Adichie World GIF - Find & Share on GIPHY

La Meiga: Un centro cultural para reconocerse

Platicamos también con Andrea, quien es parte del equipo de La Meiga, un espacio cultural en Mérida, Yucatán donde hay una librería y una biblioteca especializada en feminismo, estudios de género, LGBTIQ+ y literatura escrita por mujeres.

Esta librería fue fundada en 2016 por la psicóloga y maestra en derechos humanos Anne Stahn como un lugar que no solo compra y vende títulos especializados, sino que es un vínculo con editoriales o proyectos independientes en México y Latinoamérica.

Andrea nos cuenta que, como en U-Tópicas, hacen eventos culturales como talleres y conversatorios porque quieren visibilizar el trabajo de las mujeres y el respeto a la diversidad.

Sobre los libros que más venden, es similar a lo que nos contó Martha: hay un gran interés por la teoría y los ensayos feministas, aunque también se puede comprar narrativa de autoras de todo el mundo.

¿Por qué pensar en una librería feminista?

Para Andrea, la importancia de una librería feminista se sostiene en la responsabilidad y necesidad de construir los espacios y medios para hacer visibles a las mujeres.

“También creemos que es importante generar espacios seguros para las mujeres y personas LGBTIQ+, donde puedan encontrar lecturas y actividades en las que puedan reconocerse, o incluso un lugar al cual acudir en caso de necesitar apoyo psicológico, orientación, un café y un abrazo”.

Ella considera que las librerías feministas en nuestra época son de gran importancia para particularizar las discusiones que se gestan desde los distintos feminismos. Y, sobre todo, para abonar a la reflexión sobre las distintas realidades de las mujeres.

“Ya no podemos basarnos en los grandes discursos universales, incluso del feminismo, porque la realidad concreta de muchas mujeres y personas, sobre todo en Latinoamérica, nos está pidiendo otra cosa”, nos cuenta.

Además, las librerías feministas se están gestando desde una estructura comunitaria, independiente y cooperativa que suele ser muy difícil de mantener o de promover en una cultura que siempre ha imitado lo occidental y en un sistema capitalista: “Aún así, resistimos y poco a poco somos más”.