Audre Lorde y bell hooks: dos afrofeministas para deconstuir el amor

En su columna de febrero, Valeria Angola nos cuenta cómo han visto el amor Audre Lorde y bell hooks y lo que podemos aprender de ellas al deconstruir lo romántico.

Foto. Spellman College

Por: Valeria Angola

Si nos preguntan qué es el amor, las primeras imágenes que se vienen a la mente son corazones rojos, chocolates o una cama decorada con pétalos de rosas.

Tal vez la imagen de la persona con la que anhelamos estar o el recuerdo del primer noviazgo. ¡Qué sé yo!

Es inevitable relacionar el amor con lo romántico y muy poco común verlo como como una práctica diaria o una apuesta política.

Y la verdad es que sí es súper difícil definir el amor. Para empezar, podríamos encontrar una respuesta científica y entenderlo desde lo físico y lo químico.

Una cantidad de reacciones neuroquímicas que suceden en el cuerpo: sudor en las manos, enrojecimiento de las mejillas, latidos rápidos de corazón, etcétera. Esos síntomas tienen origen por la secreción de sustancias como la dopamina, la oxitocina y la serotonina.

I Love You GIF by Tyler Resty - Find & Share on GIPHY

¿Y el amor desde el feminismo?

Pero también podríamos explicarlo desde una perspectiva feminista y afirmar que lo personal, como el amor, es político.

El feminismo puso en la mesa del debate el tema del amor, trajo a la luz de lo público los asuntos de la vida privada. Gracias a esto, por primera vez en la historia, las mujeres nos cuestionamos cómo amamos, a quiénes amamos y por qué amamos.

En los setenta, Kate Millet dijo que “el amor es el opio de las mujeres”. Se refería a que las relaciones políticas, económicas y sociales pueden estar imbricadas en las relaciones amorosas/afectivas y a cómo el amor ha servido para dominar y controlar a las mujeres.

Por eso dijo también: “mientras nosotras amábamos, ellos gobernaban”

Feminism GIF by emma baynes - Find & Share on GIPHY

bell hooks: el amor como comunidad

El paradigma del amor no es el mismo que hace cuarenta años, la idea del amor se transforma en el tiempo y varía según el espacio.

bell hooks, afrofeminista estadounidense, hace un análisis un poco más actual y  sostiene que la dominación no puede coexistir en una situación en donde una ética del amor prevalezca.

En su libro Todo sobre el amor (2000), hooks expone su preocupación intelectual y metafísica sobre el tema. En su búsqueda por encontrar definiciones se da cuenta que, en la literatura del amor, los hombres son los que teorizan y las mujeres las que lo practican.

Para la autora es vital partir de una definición de amor que permita imaginar posibilidades y transformaciones sociales, porque “lo que no podemos imaginar no lo podemos llegar a ser”.

Para ella, el amor no es un sustantivo, el amor es un verbo, es una acción, una práctica. Esto implica, de inmediato, la responsabilidad de amar al otro. Amar es expresar abierta y honestamente confianza, cuidado, afecto, responsabilidad, respeto y compromiso.

hooks propone una transformación profunda de la cultura a partir del amor, el amor como una práctica comunitaria diaria que aprenda a sentar las bases del conocimiento en el corazón y no en la mente.

Bell Hooks Love GIF - Find & Share on GIPHY

Audre Lorde y el autocuidado

Por su parte, en La hermana, la extranjera (2003), Audre Lorde dice: “Los padres blancos nos dicen: ‘pienso, luego existo’, la madre negra que todas llevamos dentro, la poeta, nos susurra en nuestros sueños: ‘siento, luego puedo ser libre’”.

Es un punto en el que ambas autoras afrofeministas se encuentran, al reconocer que el campo de lo sensible y lo corporal es un terreno del conocimiento desdeñado históricamente por los hombres, blancos y burgueses.

El amor hacia una misma es otra coincidencia entre las autoras. Audre Lorde, quien fue de las primeras en hablar de autocuidado en un contexto activista, afirma que el amor y el cuidado hacia sí misma es un acto de resistencia política.

En una sociedad en la que nos enseñan diariamente a odiar nuestros cuerpos, amarnos a nosotras mismas no sólo necesario sino urgente.

hooks ofrece una visión esperanzadora y alegre sobre el poder transformador que tiene el amor. Una ética diaria del amor implica poner en práctica el acto de amar en todos los niveles de la vida: hacia nosotras mismas, hacia nuestros amigos, nuestra familia, nuestras parejas y nuestras comunidades.

La ética del amor

Incluso, bell hooks plantea que si organizamos nuestras comunidades en torno a una cultura que abrace una ética del amor, automáticamente, nos opondríamos a las políticas públicas que los grupos conservadores apoyan.

Una ética del amor no sólo significa construir relaciones amorosas con los demás en todos los niveles de relacionamiento, sino que amar como acto es utilizar de manera consciente todas las dimensiones del amor en la cotidianidad: cuidado, compromiso, confianza, responsabilidad, respeto, conocimiento y conciencia.

La conciencia en la práctica de amar permite examinar de forma crítica nuestras acciones, ser responsables y tener la disposición para aprender y desaprender.

Bell Hooks Tns GIF by The New School - Find & Share on GIPHY

Por otro lado, el conocimiento como un elemento esencial del amor es vital, porque la televisión, el cine, la música, la literatura, la publicidad constantemente nos envían el mensaje de que amar es un misterio, una fantasía inaprensible.

Debemos discutir sobre el amor y observar cómo se manifiesta.

bell hooks dice que antes de abrir nuestros corazones al poder y la gracia del amor, debemos atrevernos a reconocer lo poco que sabemos de la práctica y la teoría de amar, y así, enfrentarnos con la confusión y la decepción de comprender que lo que nos enseñaron sobre el amor no tiene sentido cuando se aplica a la vida diaria.