“Me encanta lo intensa y apasionada que soy”: Mariana Guerrero, vestuarista de Desenfrenadas

Platicamos con Mariana Guerrero, quien creó los vestuarios para la serie de Netflix Desenfrenadas, en la que la ropa es una parte clave de las personalidades de las protagonistas.

Mariana Guerrero
Imagen. Cortesía de Mariana Guerrero

Seguro tú, igual que nosotras, tienes una lista de pelis o series que ves solo (o sobre todo por) el vestuario. O escenas que recuerdas sobre todo por lo que tenía puesto el personaje.

Por ejemplo, yo no me puedo sacar de la cabeza ese vestido verde de Atonement o el vestido amarillo de Cómo perder a un hombre en 10 días. También hay personajes de los que quiero no solo una prenda sino TODO SU CLÓSET.

Así me pasó cuando vi Desenfrenadas, una serie en la que las protagonistas son muy definidas por las cosas que usan. Por eso contactamos a Mariana Guerrero Dingler, la responsable de esas botas con plataforma que usa Vera y el bikini de pétalos en el pecho de Carlota.

Entrevista con Mariana Guerrero

Platicamos con esta increíble stylist y vestuarista mexicana, que vive en Nueva York con sus perritos.

Nos platicó de su amor por lo vintage, de un trabajo en el que lloró y del personaje que más le gustó crear.

¿Cómo entraste al mundo del vestuario?

Hace 13 años me mudé de Torreón a Nueva York y no tenía la menor idea de lo que quería a hacer, en mis primeros años incluso trabajé de babysitter.

Un día, un amigo mencionó la idea de tomar una clase de styling en FIT (Fashion Institute of Technology), fui y me encantó. Claro que tuve dudas al principio, incluso veía que otras personas que estaban tomando la clase sabían mucho más de moda que yo, pero no me rendí.

Obtuve mi primer internship y comencé a trabajar asistiendo a varias estilistas. Ahora volteo y veo todo lo que he trabajado y lo que he ido logrando poco a poco y la verdad es increíble.

View this post on Instagram

My kind of Friday.

A post shared by Mariana guerrero Dingler (@marianagrodingler) on

¿Cuál es la principal diferencia entre ser estilista para una celebridad y crear un personaje?

La verdad a mí me divierte muchísimo mas cuando creas un personaje, es un proceso más largo en el que estudias mucho, lees y llegas a entender el universo de los personajes desde el guión.

Y claro, tienes que estar abierta a los cambios que puede haber en la historia. Desenfrenadas fue un proceso de ocho meses en el que trabajé de la mano con el director, Diego Martínez Ulanosky, para entender la psicología detrás de cada uno de los personajes y volverlos reales, verosímiles.

De tu proceso creativo, ¿qué es lo que más te gusta?

Me encanta lo intensa y apasionada que soy. En cuanto me meto a un proyecto no pienso en otra cosa, lo pienso, lo sueño y lo vivo cada día.

En el caso de Desenfrenadas, por ejemplo, leí el guión y de inmediato se me vinieron mil ideas a la cabeza. Las perseguí, las trabajé y puedo decir que en un 95% de los casos esas ideas originales son totalmente las que se ven en pantalla

Cuéntanos un momento de emergencia de vestuario en set y cómo se resolvió

Quizá el momento más intenso que viví en la serie fue en torno al vestido Lacoste azul que utiliza Rocío.

Yo sabía que era el indicado para el personaje y cuando por fin conseguí que me lo aprobaran le escribí a la marca para pedirle un backup, porque nunca sabes qué puede pasar durante un rodaje, pero me dijeron que estaba completamente sold out. Lo buscamos por todas partes y fue imposible de encontrar.

Terminamos haciendo un scouting de telas por todo México para hacer una réplica del vestido. Cuando terminamos de filmar con el vestido original se sintió como un triunfo y una fiesta para mi equipo y para mí

View this post on Instagram

Que no se note que traigo un desmadre en la cabeza.

A post shared by Desenfrenadas (@somosdesenfrenadas) on

¿Tuviste un personaje favorito en Desenfrenadas o que te divirtiera más crear?

¡Todos! Pero uno de mis favoritos fue Joshua. Tenía mucho tiempo que quería trabajar creando un personaje así. Fue un proceso en el que me divertí muchísimo buscando sus botas vaqueras, su cadena de alacrán, su cinturón de escorpión.

Su estilo es muy diferente y traté de dotarlo de todas estas piezas únicas para él. Incluso una de sus camisas la saqué del clóset de mi papá.

¿En dónde encuentras la ropa? Leímos en tu Instagram una buena anécdota sobre la chamarra de Vera, ¿es algo que te pasa con frecuencia?

Soy fanática de la ropa vintage, así que siempre estoy buscando en tiendas o sitios que tengan este tipo de piezas.

Incluso, el vestido de flores que usa Yunuen en la playa lo encontré con una de mis mejores amigas, Estefanía Leal (que actúa de Zoe) en un thrift store en NY for 5 dólares.

También soy una compradora compulsiva de E-Bay y una buena parte del vestuario de Desenfrenadas viene de ahí.

Para esta serie tuvimos el soporte de alrededor de 40 marcas que creyeron en este proyecto y nos apoyaron muchísimo. Desde marcas de NY, europeas hasta diseñadores locales de Oaxaca y la Ciudad de México.

¿Cuál es un estereotipo o prejuicio sobre tu trabajo que no sea cierto?

Mi primer internship con una celebrity stylist fue una experiencia muy dura en la que terminé llorando del estrés.

Recuerdo perfectamente a su asistente preguntándome “por qué lloraba, que no estábamos buscando la cura para el cáncer”.

Por cosas así la gente a veces cree que en el mundo de la moda tienes que aceptar mierda de otras personas o dejar que te maltraten.

Pero después seguí trabajando, creciendo y me di cuenta que no es así. Es un trabajo exigente y que te tienes que tomar en serio, pero en el camino te topas a personas increíbles y que realmente valen la pena.

-¿Hay alguna época o estilo en particular al que le tengas más cariño?

Me gusta especialmente la moda de los 70.

¿Has visto que con la creciente conciencia sobre la igualdad de género haya cambiado la forma en la que haces tu trabajo?

Tengo la fortuna de vivir en una ciudad donde hay muchos menos estereotipos o reglas a la hora de vestirse. La gente se pone lo que tiene y lo que puede y siempre está adaptando su vestuario a su personalidad.

Ver eso todos los días te llena de ideas y te abre los ojos respecto a que no hay nada escrito sobre cómo debemos vestirnos o vernos, ni hombres ni mujeres. La verdad life is too short para no vestirte como quieras.

Las vestuaristas suelen ser mujeres y en la industria hay mayoría de directores, ¿cómo eres asertiva en tus decisiones cuando hay desacuerdos?

En el caso de Desenfrenadas, Diego es un tipazo y lo adoro. El equipo era maravilloso y pude trabajar muy bien con todos.

Pero en el día a día (pardon my french) te tienes que agarrar muy bien los ovarios para dar tu opinión. Tienes que pelear por las cosas en las que crees.

¿Qué recomendaciones prácticas le darías a alguien que apenas está empezando a ser vestuarista?

Lo más importante es hacer las cosas porque te apasionan. Sobre todo cuando vas empezando, es bueno olvidarte un poco del dinero y del glamour.

Si te dedicas a esto porque te gusta, si realmente lo haces con amor y dedicación, las oportunidades llegan. También les recomendaría echarle muchas ganas cada día porque en este trabajo no hay lugar para la mediocridad.