9 novelas feministas (o que me acercaron al feminismo)

Para quienes quieren acercarse a las luchas de las mujeres a través de la ficción, estas novelas feministas pueden ser una buena manera de empezar.

novelas feministas

Hay muchas maneras de aprender sobre feminismo. A veces ni sabemos que así se llama eso que nos enseñaron nuestras mamás, tías, abuelas o profesoras. Nos lo encontramos en el abrazo de una desconocida que nos reconoce como compañera.

O un día, leyendo un libro, se nos presenta una semillita de una idea, que después florece y echa raíces en nuestra mente y nuestro corazón.

A mí desde niña me ha gustado buscar respuestas en libros. Por supuesto que amo el periodismo y el ensayo (la teoría, un poco menos: perdón), pero donde me siento más cómoda es en el interior de una buena novela.

Por eso, varias de mis búsquedas feministas han iniciado en mundos imaginarios, para después continuar en eso que decimos que es el mundo real.

9 novelas feministas para principiantes o avanzadas

Silencio, Laurie Halse Anderson 

Leí este libro por primera vez cuando recién empezaba a ser adolescente. Amaba ir a casa de mi amiga Mariana porque ella siempre tenía libros en inglés y yo los leía EN LUGAR DE CONVIVIR.

Silencio es una novela que explica cómo se puede aislar una chica después de sufrir un abuso sexual y cómo el arte puede ser una manera de expresarnos cuando nada más parece seguro. 

Fue de las primeras veces que leí o supe de las violaciones y me da gusto que haya sido con una novela tan hermosa.

El país de las mujeres, Gioconda Belli

Esta novela la leí cuando todavía me daba pena enunciarme feminista. Está escrita con un tono un poco de fábula y es una exploración imaginativa de cómo sería un país ficticio cuyo gobierno fuera 100% liderado por mujeres.

Lejos de ser feminismo liberal onda “más mujeres CEO”, este libro se permite pensar mundos distintos.

Tetralogía Napolitana, Elena Ferrante

La saga de las amigas Lila y Lenú es muchísimas cosas. Es amistad, es la eterna relación complicada con las madres, es caer en la trampa del amor romántico, es luchar por tu vocación cuando nadie cree en ti, ni siquiera tú.

Además, tiene unas escenas en las que unos machos progres revolucionarios machoprogreexplican la revolución y sentirme acompañada por Elena Ferrante fue como recibir un abrazo.

Casas vacías, Brenda Navarro 

Los feminicidios, las desapariciones y las relaciones violentas son ya parte de la vida diaria, pero a veces me parece que ni siquiera alcanzo a digerir bien la violencia que me rodea.

Esta novela me ayudó a ver estos temas desde lo más básico: las familias y a sentir todo lo que no me dejo sentir cuando leo las noticias.

Americanah, Chimamanda Ngozi Adichie

Por qué deberíamos ser feministas ya fue leído en todo el mundo pero ¿tienen un minuto para hablar de Americanah? Amé este libro que va sobre raza y género, además de las diferencias entre África y América y la vida de una mujer migrante.

Otro pilón: Medio sol amarillo, una historia de hermanas y guerra de la que aprendí muchísimo.

Penélope y las doce criadas, Margaret Atwood

Atwood es mi escritora favorita y su libro más conocido es El cuento de la criada. Ese también me gusta, pero con Penélope y las doce criadas toma un mito eminentemente masculino (el de Ulises) y se pregunta qué onda con las mujeres que son meros pies de página.

Como feminista y como escritora, ese simple “truco” cambió mi manera de pensar en las historias clásicas.

novelas feministas
Imagen. Salamandra

El señor Fox, Helen Oyeyemi

Como ven, me gustan las historias acerca de historias. Mr. Fox es una nueva forma de contar el famoso mito de Barba Azul, además de que es un diálogo entre un personaje femenino y su creador.

Así, el libro se cuestiona el papel de los asesinatos de mujeres en la literatura y la cultura el general.

Manual de caza y pesca para chicas, Melissa Bank

Como ya les conté hace tiempo, me encantan las novelas románticas o los libros considerados “para chicas” porque creo que la manera en la que contamos el amor dice mucho de un momento y lugar en el mundo.

La novela de Melissa Bank es una crítica al amor romántico, a cómo las mujeres hetero crecemos pensando que tenemos que esconder a quienes somos realmente para “cazar” a alguien.

chick lit

The Miseducation of Cameron Post, Emily M. Danforth

Esta novela me encantó por cómo retrata al personaje de Cameron, una adolescente huérfana que se enamora de su mejor amiga (o más bien: se convierte en la mejor amiga de la chica que le gusta) y acaba en un campamento de “conversión”.

Además, hace muy buen trabajo al mostrar que a veces no hay villanos claros en nuestra historia, sino personas que actúan como si supieran qué es lo mejor cuando en realidad no tienen idea.

Esta lista de novelas feministas es personal y refleja mis sesgos, mis gustos y mis carencias. Pero creo que puede ser un buen punto de partida para alguien interesada en el feminismo pero también en la ficción.

No todas las autoras se identifican como feministas (o no que yo sepa), pero todas escriben sobre temas de género de una forma compleja. ¡Disfruta el viaje!