Los momentos feministas que nos inspiraron esta década

#MeToo, Malala Yousafzai, la lucha por el aborto legal y Yalitza Aparicio. Estos son nuestros momentos feministas favoritos de una década en la que las mujeres tuvieron muchas razones para luchar.

momentos feministas
Imagen. Mario Marlo

Esta década fue muy importante para el movimiento feminista. Temas como la inclusión de mujeres trans, el aborto seguro y el acoso sexual tomaron especial relevancia.

Ahora que empieza un nuevo ciclo, elegimos algunos momentos feministas que, para nosotras, marcaron a década que acaba.

Algunos son hechos para celebrar, otros para seguir luchando, pero todos nos conmovieron y nos convencieron de que este movimiento todavía tiene mucho para dar.

Momentos feministas 2010-2019

Movimiento #MeToo (2006 y 2017)

Este movimiento revolucionó la manera de señalar abusos sexuales, psicológicos y físicos. Fue creado por la activista Tarana Burke en 2006, como parte de su trabajo con víctimas de abuso, para demostrarles que no están solas.

Una década después de su fundación, el movimiento #MeToo tomó fuerza gracias a un reportaje publicado por The New York Times en donde se exponía el acoso sexual ejercido por Harvey Weinstein hacia actrices, modelos y productoras.

Las denuncias fueron extendiéndose a muchos otros hombres de distintas industrias y no sólo en Hollywood. El Movimiento #MeToo se expandió alrededor del mundo y muchas mujeres compartieron sus experiencias.

En México incluso se hicieron cuentas de Twitter donde se exponían denuncias sobre muchos ámbitos como #MeTooEscritores #MeTooPeriodistas y #MeTooMúsicos.

Time’s Up (2018)

Derivado al movimiento #MeToo, surgió uno más llamado Time’s Up, que fue creado por varias celebridades de Hollywood para combatir el acoso sexual en la industria cinematográfica y también en la vida cotidiana.

Este movimiento dio la vuelta al mundo pues inició con muchas mujeres, actrices y directoras vistiendo de negro en los premios Oscar 2018 como forma de protesta ante esta situación.

Ahora es una fundación que ha recaudado mucho dinero para hacer crecer su fondo legal y apoyar a mujeres que viven bajo situaciones de violencia sexual.

Esto es importante porque, aunque surgió como idea de mujeres poderosas y privilegiadas, se ha dedicado a ayudar a aquellas que antes no tenían acceso a una red de apoyo.

La lucha por el aborto legal: Irlanda y Argentina (2018)

La lucha por despenalizar el aborto estuvo muy vigente esta década. Millones de mujeres alrededor del mundo siguen exigiendo el derecho de decidir sobre la maternidad, pero esta década hubo dos momentos llenos de conmoción.

Por ejemplo, en Irlanda la mayoría de las personas que decidían abortar viajaban a otros países europeos para poder hacerlo, pues en el suyo no estaba permitido.

En 2018, muchas mujeres que vivían en el extranjero volaron solo para manifestarse y votar un refréndum organizado por el gobierno.

El resultado arrojó que el 66.4% de las personas que votaron estaban a favor de permitir el aborto hasta las 12 semanas de gestación y en embarazos más adelantados en caso de problemas de salud de la mujer o el feto.

“Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir” fue el lema que más estuvo presente en las manifestaciones en Argentina para conseguir la despenalización del aborto, también en 2018.

Esta manifestación tuvo como nombre “el pañuelazo” y miles de mujeres salieron a las calles a exigir una ley que asegurará el derecho de decidir.

Después de una larga jornada de expectativas y los ojos del mundo puestos en Argentina, el senado rechazó la ley. Pero la marea verde no se rinde y seguirán presentando la ley hasta que se logre.

En realidad, ponemos este momento puesto que a pesar de no haber sido aceptado, hizo que muchísimas mujeres se unieran y tomaran las calles. Fue impresionante.

En México, también nos alcanzó la marea verde y Oaxaca se convirtió en el segundo estado en despenalizar el aborto hasta las 12 semanas.

#MiPrimerAcoso y #SiMeMatan en Twitter (2017)

Han surgido muchos hashtags en Twitter que han servido para que las mujeres hablemos de nuestras experiencias sufriendo violencia y se visibilice un problema que ocurre en todo el mundo.

Dos de ellos y de los más destacados en México fueron #MiPrimerAcoso y #SiMeMatan. El primero fue usado para denunciar lo común que es el acoso y, el segundo, para exigir que se acabe la revictimización de mujeres víctimas de feminicidio.

Estos hashtags se convirtieron en tendencia en Twitter y fueron muy útiles para darnos cuenta que no estamos solas y formar de manera cibernética una red de empatía.

Además, #SiMeMatan logró una disculpa por parte de las autoridades de CDMX respecto a su tratamiento del feminicidio de Lesvy Berlín Rivera Osorio, mientras que #MiPrimerAcoso demostró que la mayoría de las mujeres viven acoso antes de llegar a la pubertad.

View this post on Instagram

Esa vez// Esa vez que el hashtag #miprimeracoso" se hizo viral hace un par de años, traté con todas mis fuerzas de recordar las veces que un extraño en la calle me había hecho sentir humillada. Pero no pude recordar más que silbidos, gritos, "casi" persecuciones y palabras dichas a mi espalda mientras caminaba. Pensé que era "afortunada" por no haber sufrido algo "mayor". Eso pensé. Después vino la ola del #metoo y tuve la oportunidad de explorar de nuevo entre mis experiencias. Ya habían aumentado desde la última revisión. Pero no recordaba nada "grave". Hasta que un día, hace unos meses, después de una fuerte discusión con un ser querido sobre "lo exageradas" que somos en el movimiento feminista, de verdad me cuestioné por qué estaba tan enojada y por qué me resultaba tan difícil perdonar esas palabras. Soy sentimental, lloro fácil y fácil me comprometo con las historias que todas las mujeres violentadas cuentan siempre. No puedo evitarlo. Pero había algo más. Y entonces lo recordé. Recordé como una mañana de hace cuatro años, un hombre en el metro me había metido las manos entre la falda para tocarme. Recordé el tacto de sus dedos, el asco y la vergüenza que sentí. Y recordé como no quise, ni pude decir absolutamente nada. Para que se detuviera, me giré para mirarlo. Funcionó. No le dije a quien me acompañaba. No quise compartir la humillación. Pero, sobre todo: no creí que alguien quisiera tocarme. También creí que si me veía a la cara sentiría vergüenza por haberme tocado a mi: porque a mi nadie quería tocarme. Porque toda mi adolescencia, los hombres y el machismo a mi alrededor se encargaron de hacerme sentir que no era "digna" de un acoso, ni deseo alguno (como si estos dos entraran en la misma categoría). Y les creí. Después de años de haberlo guardado y negado tanto, lo escribo aquí. Después de años de creer que no era lo "suficiente" (¿mujer?) para ser acosada, entiendo que la violencia sexual no tenía nada que ver conmigo, con la manera en que luzco, el lugar, la hora ni la ropa. No importa si estás sola, o si vas acompañada.

A post shared by Rosario Lucas (@rosariolucash) on

Un nuevo modelo para lxs niñxs: Mujer Maravilla y Capitana Marvel (2017 y 2019)

¿A cuántas no nos pasó que de chiquitas los únicos modelos a seguir que teníamos eran las princesas? Crecimos con la idea de que los superhéroes eran cosa de niños y no teníamos muchos role models en la cultura popular.

Por eso, la aparición de personajes femeninos en este ámbito es tan importante. Va más allá de que se siga la historia original o no y que es importante no sólo verlas en los cómics, sino también en la pantalla grande

Tener historias como las de La Mujer Maravilla y Capitana Marvel y que lxs niñxs se sientan familiarizados con eso, es un gran avance.

View this post on Instagram

V CHILL RN

A post shared by Brie (@brielarson) on

Licencia para conducir y pasaporte para las mujeres en Arabia Saudita (2018)

Por décadas, las mujeres en Arabia Saudita tenían prohibidísimo conducir, era una ley única en el mundo y que afortunadamente terminó.

Lo mismo sucedía si querían viajar a otro país; unicamente era permitido si viajaban con un “guardián” masculino.

Ambas leyes fueron abatidas en 2018. No hace falta decir mucho al respecto, sencillamente es un paso hacia la libertad y la independencia.

Travelling Blue Sky GIF by scenes - Find & Share on GIPHY

Malala Yousafzai y el Premio Nobel de la Paz (2014)

Malala es la mujer más joven en ser ganadora del Premio Nobel de la Paz, gracias a su activismo por los derechos y la educación de las mujeres.

Ella comenzó su trabajo cuando tenía 11 años y vivía en Paquistán, bajo el régimen talibán. Poco después, en 2012, sobrevivió a un intento de asesinato.

La historia de esta niña que arriesgó su vida para estudiar le dio la vuelta al mundo. Ahora, ella es una universitaria con su propia fundación y sigue luchando por la inclusión.

Aunque desearíamos que Malala no hubiera tenido que pasar por tanta violencia, su lucha fue una llamada de atención sobre la situación de muchas niñas en el mundo.

Además, ella es parte de una nueva generación de jóvenes activistas que han demostrado que las adolescentes tienen mucho para enseñarnos.

“Hasta que la dignidad se haga costumbre”: discurso de Estela Hernández (2017)

11 años después de haber sido acusadas por un supuesto secuestro que ellas no cometieron, el gobierno mexicano se disculpó con Jacinta, Alberta y Teresa, aceptando que sus derechos humanos fueron vulnerados durante su detención.

Ante esto, Estela Hernández (hija de Jacinta) dio un discurso que nos conmovió y se nos quedó grabado como uno de los momentos más poderosos en esta década en nuestro país.

La deuda que tenemos con las mujeres indígenas es muy grande y no dejaremos de repetir las palabras de Estela: hasta que la dignidad sea haga costumbre.

Derechos laborales para trabajadoras del hogar y Yalitza Aparicio (2019)

Tras el estreno de Roma, película protagonizada por Yalitza Aparicio, la discusión sobre los derechos de las trabajadoras del hogar tomó, por fin, la relevancia que merece.

Yalitza no solo es la primer mujer indígena nominada al Oscar por mejor actriz, también es una de las mujeres que más ha inspirado un cambio para los derechos laborales, junto con muchas organizaciones que llevaban años buscando ser escuchadas.

View this post on Instagram

🤭

A post shared by Yalitza Aparicio Martínez (@yalitzaapariciomtz) on

El pasado mayo se aprobó una ley que asegura derechos para trabajadoras del hogar como un horario de trabajo digno, espacios higiénicos para poder establecerse y por supuesto, una remuneración digna.

“Un violador en tu camino” por LasTesis (2019)

El pasado 25 de noviembre de 2019, miles de mujeres salieron a las calles para manifestarse en contra de la violencia de género.

Un colectivo chileno llamado LasTesis presentó el performance “Un violador en tu camino” y pronto llegó a muchas partes del mundo, convirtiéndose en un himno feminista.

La coreografía y la letra son referencias a la historia chilena, así como a la teoría feminista. Por ejemplo, las sentadillas se refieren a las denuncias por parte de las mujeres chilenas que fueron obligadas a hacer sentadillas mientras eran torturadas por la policía.

Las vendas en los ojos representan la exposición de las mujeres chilenas a recibir disparos en los ojos. En el performance original, las mujeres visten de shorts y faldas para hacer referencia a que la culpa nunca es nuestra.

Cada país que replicó este performance lo adaptó a su manera y definitivamente “Un violador en tu camino” se convirtió en un mensaje de unión entre mujeres.

Movimiento Say Her Name (2015)

La brutalidad policíaca y el racismo no son nada nuevo. Visibilizar este problema es el objetivo de Say Her Name.

Este movimiento busca que los casos de violencia policíaca hacia las mujeres negras sean vistos como muchos otros casos de hombres negros que han recibido más atención mediática.

Si bien este problema viene desde hace siglos, pero casos como el de Sandra Bland fueron la razón para alzar la voz.

Sandra era una mujer de 28 años, fue arrestada por el policía Brian Encina porque “le parecía sospechosa”. Estuvo en la cárcel por tres días y después encontraron su cuerpo colgado en una celda.

Dijeron que fue un suicidio, pero muchas anomalías en el caso hacen ver lo contrario. HBO realizó una serie de este caso, que sigue estando impune.

Muchos de los asesinatos a mujeres negras también incluyen violencia sexual, tortura y no son solo una cuestión de racismo, sino también de género.

Free the nipple (2012)

Al inicio de la década, las redes sociales estaban creciendo como nunca, y con ellas la censura al cuerpo de las mujeres, que se extiende, por supuesto, a la “vida real”.

La campaña #FreeTheNipple fue creada en 2012 por la cineasta Lina Esco como una manera de mostrar el doble estándar respecto a los pezones femeninos y masculinos.

Desde entonces, se ha convertido en un símbolo no solo de cómo sexualizamos el cuerpo de las mujeres sino también de otras desigualdades basadas en el género.

“Todas las personas deberíamos ser feministas”: Chimamanda Ngozi Adichie (2013)

Esta TED Talk de la escritora nigeriana se hizo viral, después se convirtió en un libro e incluso algunas citas salieron en una canción de Beyoncé.

Definitivamente, pocas ideas de pensadoras feministas se han integrado tanto a la cultura general tan rápido como las palabras de Chimamanda, quien propone que identificarnos como feministas debería ser un motivo de orgullo.

Visibilización de historias trans en los medios

Esta década nos trajo mucha visibilización a las mujeres trans, en series como Orange is the New Black, Transparent y Pose.

También surgieron influencers, modelos, artistas y demás mujeres que, además de tener éxito en sus respectivas profesiones, ayudaron a dar a conocer las luchas de las personas trans.

Aunque la visibilización no es todo, sí es un primer paso para que tengan acceso a todos sus derechos.