Qué es ecoansiedad: la incertidumbre ante la emergencia climática

Este mes en Malvestida hablaremos de varios temas acerca de la salud mental. En este texto, exploramos qué es ecoansiedad, un problema de salud mental real del que necesitamos hablar mucho más.

qué es ecoansiedad
Fotografía. Reneé Thompson

Por: Tania Chacón

En los últimos años ha crecido el protagonismo y la visibilidad de los movimientos ambientalistas. Muchas personas, desde diferentes espacios, hablan y activan sobre cambiar hábitos de consumo, disminuir el uso de plásticos de un solo uso, o fomentar la bicicleta como medio de transporte.

Pero esto, generalmente, viene de la mano con mayor conocimiento sobre la crisis climática, la pérdida de biodiversidad, el aumento de los desastres naturales, la violencia hacia defensores ambientales, y otros temas que nos pueden generar desesperanza, ansiedad o, mejor dicho, ecoansiedad. 

Palmira Cuéllar es activista, estudió ciencias ambientales y formará parte de la delegación mexicana que asistirá a la cumbre climática COP26. En 2014, le diagnosticaron Trastorno Generalizado de Ansiedad, también conocido como TAC. En ese entonces, Palmira encontró en el activismo ecologista una forma de sentirse mejor y gestionar sus emociones. 

En 2018 tuvo la oportunidad de viajar a China para un programa científico. Sabía que iría a uno de los países más contaminantes del mundo. La experiencia la hizo conocer y enriquecerse con la cultura china. Pero también vio de cerca cosas como el desperdicio de alimentos, o lo cotidiano que es usar mascarillas para poder respirar, debido a la alta contaminación del aire.

Al volver a México, sintió mucha culpa por viajar y haber generado emisiones en los vuelos que tomó. También la invadió la impotencia, pues sintió que no podía hacer nada antes las acciones contaminantes de China. Palmira tuvo una crisis de ansiedad muy fuerte.

5 técnicas para calmar la ansiedad donde sea que estés 

Acudió al Instituto Nacional de Psiquiatría (INP) para pedir ayuda. La recibieron, ayudaron, y le dieron acompañamiento psicológico y psiquiátrico.

Pero el personal estaba sorprendido con su caso. Nunca habían visto a alguien con una crisis de ansiedad provocada por un viaje ni por un tema medioambiental. De hecho, ahora Palmira sabe que ella fue uno de los primeros casos de ecoansiedad que recibieron allí.

La Asociación Estadounidense de Psicología, conocida como APA por sus siglas en inglés, define la ecoansiedad como el «miedo extremo a la incertidumbre que supone para el planeta y el ser humano el cambio climático.

Las personas se ven afectadas por sentimientos de pérdida, impotencia y frustración porque sienten que no pueden hacer nada respecto a las crisis climáticas. Según la APA, esto se vuelve un problema cuando este miedo le impide a una persona desarrollar su vida. Puede ocasionarle dificultad para respirar, pesadillas, depresión, e incapacidad para tomar decisiones.

Alice Poma es doctora en Ciencias Sociales Aplicadas al Medio Ambiente. Ha estudiado el papel de las emociones en conflictos y activismos socioambientales. Gracias a su trabajo, ha observado ecoansiedad dentro de los movimientos para enfrentar las crisis climáticas, particularmente, en jóvenes activistas vinculados a luchas ecologistas. Pero, en su experiencia, cualquier persona puede experimentarla. Por ejemplo, personas como ella, que están dentro de ámbitos académicos o científicos y estudian temas relacionados al medio ambiente.

Para la doctora Poma, es importante nombrar la ecoansiedad porque, al hacerlo, podemos identificar el origen de esa ansiedad en particular. Hay muchas otras cosas en el mundo y en la vida que pueden detonar la emoción. Pero hablar de ecoansiedad permite identificar que hay una ansiedad específica vinculada con la degradación ambiental y con la crisis climática.

Si no se identifica, no se puede enfrentar.

Además, Alice Poma opina que es importante nombrar la ecoansiedad colectivamente, porque responde a construcciones sociales y culturales. Al hablar, reconocer, y compartir con otras personas, se puede comenzar a pensar en cómo actuar al respecto.

Más allá de qué es ecoansiedad, ¿cómo lidiar con ella?

Renard es bióloga, actualmente está haciendo su tesis para titularse. También da talleres de carpintería y trabaja en el santuario Huerta Vida Digna. Ella, como Palmira, comenzó a sentirse ansiosa respecto a las crisis climáticas hace un tiempo. Algo que la angustiaba era ser consciente de la desigualdad que existe en los problemas ambientales. Saber que las personas que menos aportan a los conflictos son quienes mas sufren sus efectos. 

Comentó esta situación en terapia. Pero no supieron atenderla correctamente, ni reconocer qué era lo que estaba atravesaba. Eso, además, terminó por desanimarla. 

Así es vivir con ansiedad

A nivel individual, Renard encuentra reconfortante su trabajo en el santuario. Para ella es un espacio donde construir de modos de vida alternativos, mejores, y eso la aleja de emociones negativas. Para lidiar con su ansiedad, también suele tomar descansos para alejarse de la información y las noticias ambientales.

via GIPHY

Esto último es algo que Palmira también hace. Dice que «un poquito de ignorancia no hace mal». Y, de hecho, es una estrategia que también nos comentó la doctora Alice Poma. Ella se dedica a analizar las estrategias de manejo emocional, principalmente las colectivas. Pero en cuanto a las individuales, ha observado que puede ser muy útil este tipo de distracción. Descansar de datos y noticias que puedan detonar angustia. Por ejemplo, muchas personas eligen mejor ver alguna película o serie que no tenga nada que ver con lo ambiental.

La Asociación Estadounidense de Psicología también ha publicado algunas recomendaciones para manejar la ecoansiedad a nivel individual:

  1. Confiar en la capacidad de resiliencia personal.
  2. Fomentar el optimismo.
  3. Buscar herramientas de manejo de emociones para poderlas gestionar.
  4. Encontrar una fuente de significado personal.
  5. Formar redes de apoyo con otras personas.
  6. Fomentar las redes de apoyo dentro de la familia.

¿Cómo trabajar la ecoansiedad desde lo colectivo?

Las estrategias colectivas son la especialidad de la Dra. Poma. Ella ha documentado que, al juntarse con otras personas, la ansiedad puede sobrellevarse mejor.  

Ella llama «emociones de la resistencia» a las placenteras y que generan ánimos. Pueden experimentarse, por ejemplo, al estar en una marcha. Nos explicó que la soledad aumenta la ansiedad. Y, por el contrario, disminuye cuando una persona ve que hay otras a quienes les importa lo mismo. Conocer con quién luchar y organizarse hace que las situaciones puedan superarse con mayor energía. «Está más que comprobado que la organización colectiva es la que permite, no solo superar la ansiedad, sino también la impotencia».

Por ello, para Alice Poma es fundamental formar grupos con intereses afines. Ya sean formales, como una organización ambientalista, o informales, como con compañeros y compañeras de la escuela.

«Al unirnos podemos ver que sí podemos hacer algo y tener incidencia. No es lo mismo que recicle una persona, a que reciclen todos los vecinos de una calle. No es lo mismo una marcha de 12 personas, a una de 12 mil personas».

Esto es algo que Renard puede confirmar. Le ha ayudado rodearse de amistades con quienes puede hablar de estos temas. Eso la hace sentir que no está sola. Con estas personas puede acompañarse y hablar de las emociones que la atraviesan.

Para Palmira, la meditación y respiraciones han sido fundamentales al lidiar con la ansiedad. Además, continúa yendo a terapia. «Todas las personas que estamos en estos temas deberíamos tener acompañamiento psicológico o psiquiátrico». 

Otro aspecto que le ha ayudado mucho es saberse acompañada por otros activistas y personas que están interesadas en los mismos temas, y que atraviesan por lo mismo que ella.

En noviembre irá a la cumbre del clima en Glasgow. Intelectual y profesionalmente, sabe que está preparada. Así que ahora está trabajando mucho en su preparación mental y emocional.