Definirte como lo indefinido: La Bruja de Texcoco rompe las etiquetas en su vida y su música

Platicamos con la Bruja de Texcoco, una artista que se inspira en la música tradicional mexicana al mismo tiempo que rompe todo tipo de estereotipos.

bruja de texcoco
Imágenes. Cortesía de La Bruja de Texcoco

Para la Bruja de Texcoco, las etiquetas están de más: solo buscan darle un orden al mundo que ni siquiera existe. 

Por eso, a través de su música, ella busca que las personas se identifiquen con sentimientos humanos y universales que nos recuerdan que más allá de cómo nos identifiquemos, todos somos eso, humanos.

Ella es una artista originaria de Ciudad de México y, como nos contó en la plática que tuvimos, la música en su vida representa absolutamente todo y ha estado presente desde su infancia. 

El espacio sonoro como espacio diverso

Así es, la Bruja se dedica a la música tradicional mexicana, por lo que una de nuestras preguntas fue ¿por qué? Ella nos contó que cuando decidió dedicarse al cien a la música, empezó a buscar escuelas en la Ciudad de México. 

“Encontré la Escuela de Música Mexicana ahí en Garibaldi. Cuando fui a conocerla me enamoré y descubrí que ahí daban clases de arpa. Entonces, me metí a clases con el maestro Mario Barradas, que es un icono de la música mexicana y es ahí en donde empecé a reconciliarme con la música de la tradición mexicana. Además, ahí me di cuenta de que no solo se aprende en la escuela, se aprende viajando, se aprende conociendo las comunidades y las festividades”.

Una vez en la fiesta, ya no importa nada

Eso sí, el mundo de la música tradicional mexicana puede llegar a ser bastante cerrado, sobre todo por la dificultad que representa interpretarla y el recelo de muchos a que esta cambie. Sin embargo, también nos contó que al final, la música crea espacios en donde ya no importa nada de esto.

“Una vez estando en la fiesta, en la huapangueada, ahí ya no importa nada. Es muy real que la cultura mexicana es muy machista, pero también hay momentos donde la gente ya solo se dedica a cotorrear. Es el espacio sonoro que nos lleva a poder convivir de una manera distinta”.

Además, nos recuerda que sí existen transfeminidades dentro de la tradición: “Existen las Maringuias en el estado de Michoacán o las Muxes en Juchitán de Zaragoza. O sea,  la feminidad sí es parte de la tradición. Por ejemplo, en temporada de carnaval los hombres pueden vestirse y hacer lo que no pueden en otros lados, ¿y qué es lo que no hacen comúnmente? Vestirse de mujer. Ahí nace toda esa parte prohibida en la tradición. El carnaval es donde todo está permitido y estaría muy lindo que todo el tiempo todo fuera un carnaval, para que todo esté permitido.”

bruja de texcoco
Imagen. Cortesía de La Bruja de Texcoco

La Bruja de Texcoco le dice adiós a las etiquetas

Si algo nos queda claro es que la Bruja se define (o no) exactamente como ella quiere, por eso quisimos saber qué opinaba sobre  la importancia de no concebir al género como algo rígido.

“Es algo muy importante porque la gente a fuerza quiere etiquetarte, quiere es que te definas como hombre o como mujer. Y si eres hombre pero quieres ser mujer tienes que pasar por todos estos procesos de transición para que las personas te puedan identificar como una mujer”.

Ahí en medio está la Bruja

Pero ella prefiere no encerrarse en el binarismo: “en medio hay una gama infinita de posibilidades, ahí está la Bruja. Es una dualidad muy linda y súper válida porque es real, al final soy un ser humano que siente, vive, come, y se expresa de esta manera. Es muy lindo poderte definir como algo indefinido”

¡Nos encanta! Si quieres definirte como algo, qué padre, si no, también. Nos queda claro que la Bruja se apropia de su masculinidad y feminidad, por eso quisimos saber cómo concibe estas dos partes en ella. 

“La música no tiene género, la puede escuchar cualquier persona, lo importante es que las personas disidentes nos mostremos que también podemos ser parte de esta diversidad. Porque a muchas mujeres trans nos catalogan siempre en la fiesta, en el show, en lo nocturno, en lo clandestino, cuando no: también habemos mujeres trans músicos, abogadas, doctoras (…) Si quieres transicionar no tiene que ser de una manera binaria, puede ser lo que quieras ser, de eso va todo.”

“Ahorita estoy teniendo una reconciliación con mi feminidad. La Bruja me vino a enseñar muchas cosas, sobre todo de mi corporalidad, de mi forma de ser, de aceptarme como soy y de empoderarme. Por el momento no tengo esta necesidad de transicionar físicamente, pero no me niego a la posibilidad de en algún momento tomar otras opciones. Si algo he aprendido es nunca digas nunca porque al final siempre es algo bien distinto”.

Sus nuevos proyectos

La Bruja nos contó un poco de su nuevo disco, el cual incluye 14 canciones originales inspiradas en el son jarocho, mariachi, huapango, música contemporánea, etc. y las cuales plasman el proceso que está viviendo. 

“Desde la forma de expresarme, de cómo me relaciono con las personas, la forma en la que estoy con alguien, cómo me percibe la gente. Todas estas cosas que me suceden trato de plasmarlas en mi música. Quiero compartir estas vivencias porque a lo mejor hay personas que necesitan un cambio en su forma de sentir y de ver las cosas.”

Otro proyecto en el que está trabajando es en el cover de “Carta invisible” de Cornelo Reyna:

“Es una canción muy intensa sobre alguien que no está siendo correspondido, y pues es algo muy real, el amor no es como uno lo piensa. Las personas tienen formas diferentes de amar y es lo que está cantando Cornelio. Además, el amor nunca pasa de moda, antes le cantabas a la carta invisible, ahora a que te dejaron en visto por WhatsApp, los sentimiento humanos no son un privilegio y nos son exclusivos del binarismo o un sector social, los sentimientos sociales son de todos.”

Si no te quieres perder nada sobre los próximos proyectos de la Bruja de Texcoco, te recomendamos seguirla en sus redes sociales.