Platicamos con Ximena Sariñana sobre «A no llorar», una canción llena de talento femenino

«A no llorar», la nueva canción de Ximena Sariñana, busca promover la participación de las mujeres en la industria de la música, mostrar la bonito de ser vulnerables y la importancia de intentar.

a no llorar
Imágenes. Cortesía de Ocesa Seitrack

Cuando las mujeres nos unimos, salen cosas increíbles. “A no llorar”, la nueva canción de Ximena Sariñana, es prueba de ello.

Tan solo con ver el video, aún sin saber nada del detrás de la canción,  ya puedes sentir toda esa fuerza femenina de la que nos habló Ximena en la entrevista que le hicimos.

Así es, tuvimos la oportunidad de platicar con ella sobre esta nueva canción, la vulnerabilidad, la mujeres en la industria de la música, la salud mental y muchas cositas más. 

“A no llorar” y lo bonito de ser vulnerables

Cuéntanos cómo surgió “A no llorar”, ¿cómo fue el proceso?.

La escribimos como parte de un SoundCamp que organizamos unas chicas y yo para promover la participación femenina en la industria de la música. 

Una vez que ya habíamos definido el tema y habíamos terminado la canción, me pareció que era súper importante que esa visión siguiera y se llevara hasta las últimas consecuencias. Buscamos una productora, que fueron Marian Ruzzi y Paty Cantú, así como el mayor número posible de colaboradoras.

Creo que la canción se explica muy bien por sí sola, pero tiene varias capas. Por una parte habla de la importancia de mostrarse vulnerable, de preferir mostrarte tal y como eres a no hacerlo, de haber vivido y pasado por lo que sea que te hizo llorar a no haberlo pasado. 

También habla de cómo, al mostrarte vulnerable, logras empatizar con más personas que a lo mejor han pasado por lo mismo que tú. Además, lo que somos capaces de hacer cuando nos juntamos desde ahí, desde la emoción y la honestidad.

¿Tú de qué formas te permites ser vulnerable?

Creo que nosotros como músicos tenemos una ventaja, porque todo el tiempo estamos en contacto con nuestras emociones. Para que realmente tu canción logre trascender, tienes que escribir desde el corazón y desde un lugar humano, tienes que tener ese entendimiento de las emociones. Por eso, todo el tiempo nos estamos mostrando vulnerables, contándole a todo el mundo nuestra vida a través de la música.

Me encanta que cada vez estemos viendo más de eso, porque tienes que tener mucha valentía para hacerlo. Creo que tiene que ver con que cada vez hay más aceptación de los sentimientos, y de cosas que se salen de la norma y los roles convencionales. Desde temas de salud mental, hasta la feminidad, y cómo reinventamos los espacios para que el hablar de los sentimientos sea cada vez más normal. 

La importancia de intentar

En la canción dices «prefiero haber llorado a no llorar», lo cual habla de intentar las cosas. ¿Cuál es para ti la importancia de arriesgarte?

Para mí es súper importante porque siento que si no te arriesgas, te pierdes de muchas cosas. Las cosas que más valen la pena son las que más cuestan, por eso es saber que no todo te lo van a entregar súper facilíto y de la mano es un aprendizaje súper importante.

¿Hay algo en tu carrera que no haya salido como esperabas, pero que no te arrepientes de ello?

Todo el tiempo, desde pedir trabajar con alguien y que te digan que no, hasta decir, “voy a sacar esta canción, voy a arriesgarlo todo” y a lo mejor a la canción no le va tan bien como esperabas. 

Todas esas cosas pasan muchísimas veces y más bien yo diría que en la carrera de un músico, obvio hay momentos exitosos, pero hay igual o más momentos de cosas que no salen como uno cree. Es parte del proceso y hay que saber que eso muchas veces también te lleva a otras cosas muy interesantes y muy padres. 

Por qué ya no queremos ser la única mujer en el cuarto

¿Algunos de estos retos se te han presentado directamente por el hecho de ser mujer?

Es chistoso porque no ha sido de maneras muy directas. La gente con la que he tenido la oportunidad de trabajar siempre ha sido muy respetuosa de mi visión, de lo que yo quiero para mi carrera, y tampoco nunca he sentido que hay esta expectativa de que por ser mujer tengo que estar guapa, mostrar pierna o lo que sea.

Aunque la realidad es que vivimos en una sociedad machista y eso se refleja también en nuestros lugares de trabajo. Tan es así, que cuando hicimos nosotras el SoundCamp para promover la inclusión, nos dimos cuenta de que ninguna de las que estábamos ahí habíamos estado en una sesión en donde hubiera puras mujeres. La mayoría de las veces eres la única mujer en el cuarto, y eso quieras o no, afecta tu manera de trabajar.

Todas decíamos “wooow, que loco, ¿por qué esto es tan raro cuando fluye tan increíble?” Y pues esto tiene que ver con que hay pocas mujeres en la música y no hemos tenido las mismas oportunidades o el acceso a la misma educación. 

Además, no existen referentes para incentivar a las mujeres que están estudiando música a querer ser como tal productora, tal ingeniera, técnica, compositora. Obviamente eso afecta y es algo que vivimos todas.

Hablando de eso, ¿cuál es la importancia de que las mujeres tengamos referentes?

Es muy importante y es parte de la riqueza de “A no llorar”. Esta canción y en general este álbum en el que estoy trabajando busca eso, que desde la parte que el público no ve, haya un impacto positivo en las mujeres en la música. Por eso decidí darle oportunidad a más productoras, compositoras, realizadoras, gente de managment, gente que hace arte, todas esas cosas que son súper importantes.

El video de “A no llorar” tiene elementos súper poderosos. ¿Qué era importante para ti comunicar a través de esas imágenes?

Esta canción tiene muchísimas realizadoras y un grupo muy grande de mujeres que se unió para que sucediera. 

Para mí sí era muy importante que en el video se reflejara eso. Fue el reto de “¿cómo le hacemos para que se vea esto de una manera muy poética?” Y también pensando en que fuera seguro por la situación de la pandemia. Por todo eso, decidimos hacer el video como lo hicimos en donde lo hicimos y con quien lo hicimos.

Por último, ¿cuáles han sido para ti los cambios más importantes en la industria musical en los últimos años?

Ufff, te juro que es impresionante cómo la tecnología ha cambiado totalmente. Me han tocado tantas cosas en los 15 años que llevo de carrera, que no te puedo decir.

Yo empecé cuando estaban empezando las redes sociales y las discográficas tenían esta crisis financiera terrible en donde no sabían en donde se iban a acomodar. Luego nació Spotify y todo lo que eso representó. Ahora la pandemia, que cambió el ir de gira, hacer conciertos y todo lo que hacíamos. 

También hay muchas cosas positivas, pero todavía queda mucho trabajo por hacer, hablando específicamente de inclusión. Estamos trabajando para que cada vez haya más y más mujeres. Digo, cada vez hay más artistas de nuevas generaciones que están haciendo proyectos en donde tienen todo mucho más claro y con un discurso mucho más potente, eso me fascina. Traen un chip diferente y eso me encanta, me encanta ver cómo eso afecta también a nuestros proyectos por la igualdad. 

Nos llena el corazoncito que artistas tan importantes como Ximena pongan sobre la mesa estos temas y nos demuestren que las mujeres estamos en todas partes, aún si mucha gente no lo quiere ver. Si no la has escuchado, vaaas.