¿Todavía nos importan los Óscar? Quizá sí, pero de una forma distinta

Es fácil decir que ya no importan los Óscar, pero estos premios todavía pueden decirnos mucho de la cultura y de nuestro papel como audiencia.

Fotografía. Gia Knight

Cada año me pregunto qué tan relevantes siguen siendo los Oscar… y cada año los veo otra vez. Un poco porque me encanta leer los tuits en el momento y contribuir con los míos, otro poco por la moda y sí, también por el amor al cine.

Este 2021 todo fue distinto y un poco raro. Sin persona que condujera, con pocas risas y menos gente presente, la entrega de premios se sintió un poco desencajada. Hubo momentos históricos, pero más que ser conmovedores, molestaban por reflejar lo obsoleta de esta institución.

Techos de cristal que se rompen demasiado tarde

Y, sin embargo, siguen siendo premios que catapultan a talentos y le dan luz verde a proyectos. Por eso lo conmovedor no es precisamente que por primera vez en 93 años dos mujeres negras se llevaron el premio a Mejor Maquillaje y Peinado (Mia Neal y Jamika Wilson, junto con Sergio Lopez-Rivera, por Ma Rainey’s Black Bottom), sino conocer su trabajo y escuchar su discurso:

«Gracias a nuestros antepasados que pusieron el trabajo, se les negó, pero nunca se rindieron (…) Me paro aquí, mientras Jamika y yo rompemos este techo de cristal, con mucha emoción para el futuro (…) Sé que un día no será raro o revolucionario, solo será normal”, dijo Mia, quien también mencionó a mujeres trans y latinas.

Por su parte, Chloe Zhao es ahora solo la segunda mujer que tiene un Oscar a Mejor Dirección y la primera mujer asiática. Sí, 91 de 93 premios se han entregado a hombres y todavía en 2021 hay categorías en las que solo hay hombres nominados (y casi todos son blancos).

Ah, y Emerald Fennell, quien escribió y dirigió Promising Young Woman, se llevó el premio a mejor guion original. La primera mujer desde Diablo Cody, hace 13 años. Solo hay otras 3 ganadoras en solitario (otras lo compartieron con hombres). 

Y si hablamos de raza: ese mismo premio lo ganó por primera vez un hombre negro en 2018 (Jordan Peele por Get Out) y en 2020 se lo llevaron Bong Joon Ho y Han Jin Won por Parasite

¿Importan los Óscar o no?

Con estos datos, se hace un poco difícil celebrar a la Academia ya que, por fin, premian a talento que siempre estuvo ahí. 

O porque este año las categorías de actuación fueron más diversas que en años anteriores o porque la actriz sorda Marlee Matlin presentó a los filmes nominados a Mejor Documental usando lengua de señas… solo para que la cámara dejara de filmarla segundos antes de que terminara. 

Lo que sí podemos hacer es celebrar a los increíbles talentos que hacen cine sin saber si será premiado o siquiera visto. A las personas que usan sus plataformas para hablar de temas importantes o simplemente a quienes crean historias que nos llegan al cora (o a la cabeza).

Porque definitivamente las minorías o los grupos vulnerables no necesitan la aceptación de Hollywood para legitimar su trabajo, pero sí necesitan que el público les apoye. Y eso sí hay que celebrarlo.