¡Que llueva! Este es el único impermeable que vas a necesitar

Platicamos con las creadoras de Manifesto para conocer su propuesta de un impermeable multifuncional y cómo se crea una marca responsable que no pierda el estilo.

manifesto
Imágenes. Manifesto

Muchas personas ya estamos convencidas de que el comprar ropa debe tratarse de durabilidad y responsabilidad, más allá de las tendencias, pero pocas ponemos en práctica esta creencia.

Es súper fácil caer en la trampa de la moda rápida por sentir que no tenemos opciones a la mano o porque esas opciones no están a la altura de nuestro estilo personal.

Porque sí, que queremos ser parte de un cambio en la manera en la que consumimos no significa que tengamos que usar uniformes: se vale amar la moda y querer hacerla más sostenible, pero no menos divertida.

Esta es una de las ideas detrás de Manifesto, una marca creada por Ana Gabriela Guerra y Majo Montero. En octubre de 2019 sacaron a la venta su primera prenda, un impermeable con múltiples beneficios, entre ellos el ser muy versátil.

En Manifesto ciclo de vida importa

El impermeable, que se llama Extra, puede usarse también como chaleco, tiene dos colores, es resistente al agua y también ofrece protección contra los rayos del sol. O sea, es como tener varias prendas en una.

Es perfecta para quienes llevamos años diciendo que ya vamos a tener un clóset más minimalista o vivimos en ciudades donde vivimos las cuatro estaciones del año en un solo día (te estoy viendo, CDMX).

Además de este énfasis en lo transformable, Ana Gabriela y Majo están muy interesadas en que su proyecto sea lo más responsable posible, preocupándose por todo el ciclo de vida de las prendas que producen.

En una plática telefónica, me contaron que todavía no definirían a Manifesto como una marca sostenible, pero sí han hecho muchos esfuerzos para caminar hacia ahí.

Por ejemplo, reutilizan todo el material sobrante. Además, saben que gran parte de las emisiones generadas por una prenda se generan una vez que llega a sus clientes y por eso Extra no necesita ser lavada ni planchada con frecuencia (o sea: ideal para quienes queremos máximo estilo y mínimo esfuerzo).

Por supuesto, también está la parte de la manufactura. Las cofundadoras me contaron que trabajan con Ana Romero, una muestrista que produce las chamarras desde Puebla con un modelo de slow fashion

Ana y Majo querían encontrar a alguien como ella, con experiencia en patrones y confección, para asegurar la calidad, y establecer una relación laboral ética.

Otra manera de modelar

Para ellas, la idea es generar “productos que te den un plus en todos los sentidos”. O sea que no quieren centrarse solo en la utilidad, como otras marcas que venden chamarras impermeables, ni solo en las tendencias.

Tampoco “sermonear” demasiado sobre la parte responsable les parece interesante, más bien quieren informar a quienes consumen para que sepan todo lo que hay detrás de una prenda.

Finalmente, y como de verdad pensaron en todo, Majo y Ana me contaron que no quisieron presentar Extra con una campaña de moda tradicional, usando a modelos, sino que le tomaron fotos a mujeres que admiran y que están detrás de proyectos interesantes.

Amar la moda no debería ser motivo de culpa, más bien tenemos una oportunidad para encontrar nuevas maneras de hacer las cosas. Y, si nos esforzamos un poco, podemos encontrar proyectos que van por ese camino.