Entre gaslighting e insultos: así es mi lucha diaria en Twitter como un hombre trans

Twitter y otras redes sociales son espacios llenos de discriminación y pleitos que no llevan a ninguna parte. Mateo V, un hombre trans, nos cuenta cómo lidia con eso.

hombre trans

Por: Mateo V.

Navegar las redes sociales después de reconocerme como hombre trans ha sido una aventura: he experimentado matices alegres, sombríos, divertidos y hasta peligrosos. 

No caigo en ninguna exageración cuando digo que todos los días leo en Twitter, como mínimo, un chiste o comentario transfóbico. Hay días en los que es fácil ignorarlo. 

También están las ocasiones en las que me resulta casi imposible seguir con mi día si no me detengo y debato conmigo mismo: ¿le contesto o no le contesto? Si le contesto, ¿voy a ser amable?, ¿voy a ser grosero?, ¿hablo con mis sentimientos o hablo con mi conocimiento teórico?

Por último, ¿esta interacción tendrá alguna repercusión? ¿llegaremos a un acuerdo o solo estoy comprometiendo mi tiempo con una persona intransigente? 

Mi conclusión, casi todas las veces, es tomar el camino de la inacción. De nuevo, hay días en los que es fácil ignorarlo. Hay otros en los que la decisión de no involucrarme hace que me resulte insoportable vivir conmigo mismo. No, esto tampoco es una exageración.

Motivation Help GIF by Geo Law - Find & Share on GIPHY

Aprendiendo a cuidarme

Hace apenas dos meses me dieron de alta de dos tratamientos psiquiátricos; esto me ha exigido cambiar muchísimo mi estilo de vida. Desde mis hábitos alimenticios y mi relación con el ejercicio, hasta la música que escucho y el contenido que consumo. Algo tan mínimo e impersonal como un comercial tiene el poder de enviarme directamente al llanto inconsolable.

En este proceso me he repetido muchas veces que necesito practicar la paciencia y el cuidado conmigo mismo. A final de cuentas, me estoy enseñando a vivir mis sentimientos sin que me consuman. La fragilidad para mí es un estado constante. Esto implica estar calculando todos los días cuántos ataques hacia mi persona puedo tolerar. 

Sí, me refiero a los tuits que deshumanizan a las personas trans. Porque de un momento a otro, este tipo de microtexto puede causar un serio desbalance en la báscula que mide mi bienestar emocional.  Y es entonces que recurro a mi receta de emergencia: una buena dosis de paciencia, videos de perritos y un cold brew. 

Stefanie Shank GIF - Find & Share on GIPHY

¿Ser hombre trans trae privilegio masculino?

Es importante denotar que la mayoría de los ataques transfóbicos son dirigidos hacia las mujeres trans. Los hombres trans gozamos de cierto privilegio de invisibilidad. 

Lo llamo privilegio porque, de manera muy similar a nuestros congéneres cis, podemos deslindarnos fácilmente de lo político, bajo la excusa de que nosotros no somos el objetivo principal. 

Pero la raíz de los ataques y chistes no distingue a hombres trans, personas no binarias o mujeres trans: casi siempre el argumento es que negamos nuestra naturaleza, que fuimos socializadxs de cierta manera y por eso no podemos ser quienes decimos que somos, o inclusive, que estamos en una profunda negación con respecto a lo que somos. 

La base del argumento contra la gente trans es muy clara. Es un gaslighting que consiste en definir al otro. El gaslighting es un tipo de manipulación psicológica muy sutil que consiste en hacer que la víctima comience a cuestionar su percepción de la realidad. En este caso, la finalidad de la persona transfóbica es convencer a la persona trans de que su percepción sobre sí mismx es errónea. 

¿Para qué? Para que la persona se alinee con el deber-ser que tiene el agresor sobre la realidad. Es impresionante (y terrible) lo que se puede esparcir con menos de 240 caracteres, ¿no?

Cuando logro evitar la crisis de salud mental, no me salvo por completo de mí mismo; porque entonces entra mi sentido “justiciero” a reclamar: ¿por qué no haces nada?, ¿por qué eres cómplice silencioso de estas ideologías terribles?, ¿por qué no eres capaz de defender a tus hermanos y hermanas trans, como lo hacen otros tuiteros trans? Esa es una espiral distinta, que quizás me deja más agotado que la vía depresiva.

Trans Day Of Visibility Lgbt GIF by Kiernan Sjursen-Lien - Find & Share on GIPHY

Una decisión personal

Admiro a aquellas personas que, a diestra y siniestra, contestan a este discurso de odio. Admiro su valentía para refutar desde la teoría y la empatía, la energía que tienen y su forma de luchar. Sus respuestas y su coraje representan para mí una dosis de esperanza que me dice con una voz quieta y suave al oído, no estás solo.

Pero hay distintas maneras de pelear contra aquello que nos oprime y la mía es la siguiente: no contestar. No le regalo mi tiempo a gente que sé que no va a cambiar. No es por flojera ni apatía, sino porque tengo muchas cosas que perder.

Trans GIF by Jess Mac - Find & Share on GIPHY

Al contestarles, yo comprometo la dignidad e integridad de mi identidad; decido activamente bailar un tango de gaslighting en el que afirmo que mi existencia es tema de debate. No es así.

Existo porque tengo un cuerpo. Mi identidad es válida porque tengo la autonomía (como todxs lxs demás) de definirme. Porque pasé casi diez años dándole vueltas a lo que era y no era; porque conocí un tipo distinto de felicidad cuando me di la oportunidad de aceptar quien soy.

No peleo, ni voy a pelear en Twitter porque tengo que cuidarme constantemente. Porque no puedo estar todo el tiempo fingiendo que soy fuerte. Es agotador e innecesario.

Quiero utilizar esa fortaleza en abrazar mi humanidad y la dualidad que me compone. Quizás cuando las personas se detengan un momento antes de atacar a la gente trans, se darán cuenta de que también tienen mucho que perder.