RIP al duraznito. Por qué ahora Instagram restringe el uso de emojis sexuales

Las reglas de las redes sociales ya regulan incluso el uso de emojis sexuales (no te hagas, ¡los has usado 🍑 🍆 💦!) Investigamos por qué Facebook hizo estos cambios y cómo pueden afectar a cuentas de educación sexual.

emojis sexuales

Los emojis sexuales son parte esencial de cómo muchas personas nos comunicamos en redes sociales. Ya sea usados para ligar, como parte de un chiste o como un doble sentido, las gotitas, la berenjena, el durazno y otros son básicos.

Porque, ¿qué es internet sin la eterna calentura de todas las personas usuarias? Claro, es súper importante acabar con la explotación sexual y otras conductas dañinas, pero en esta búsqueda a veces son perjudicados proyectos que en realidad solo educan y expresan la amplia variedad del deseo humano.

Eso es lo que está pasando con las restricciones de Facebook a los emojis sexuales, las insinuaciones o peticiones de sexo y otros contenidos.

No es ningún secreto que estas redes sociales no son precisamente sex positive. Está prohibido mostrar pezones femeninos y a veces incluso fotos de partos son censuradas. Lo que no nos esperábamos es que los límites llegaran a los emojis.

Emoji Love GIF by lilianstolk - Find & Share on GIPHY

Emojis sexuales prohibidos

Al parecer, este verano de 2019, Facebook (la empresa dueña de Instagram) actualizó sus términos y condiciones e hizo explícito algo que muchos usuarios ya habían notado.

Se eliminan los mensajes que incluyen estos emojis sexuales junto con afirmaciones sobre estar caliente o querer sexo. Intuimos que se refieren a los ya mencionados y clásicos, pero no podemos saber si otros dibujitos también serán considerados sexosos por las apps.

También está ya prohibido publicar fotos de desnudos y usar emojis u otras imágenes o palabras para “censurar” los senos, el pene y/o la vulva.

Esto con la idea de no promover la trata de personas o la solicitación sexual no consensuada, aunque en realidad las reglas aplican a muchas otras situaciones.

XBIZ, un sitio especializado en noticias de la industria del trabajo sexual, reporta que, además, se prohíben otras cosas como:

Todo esto siempre en el contexto de pedir sexo o manifestar calentura. O sea, técnicamente no eliminarían un comentario que solo tenga un emoji o una ilustración que no sea usada para ofrecer servicios de trabajo sexual.

Sin embargo, ya sabemos que las normas de redes sociales muchas veces son aplicadas con arbitrariedad.

Emoji Love GIF by lilianstolk - Find & Share on GIPHY

OK, pero ¿a quién perjudica esto?

La medida puede perjudicar los ingresos de personas que se dedican al trabajo sexual. Esto porque está diseñada para evitar la solicitación, tanto la no bienvenida como la consensuada.

Sin embargo, como menciona Refinery29, estas no serían las únicas personas afectadas. También organizaciones o empresas que se dedican a difundir información sobre sexualidad pueden ver limitado su alcance. Al ya no poder usar el lenguaje y los símbolos que usan quienes consumen o buscan su contenido, pueden perder audiencia.

Esta situación recuerda al caso de la plataforma Salty. Sus usuarios reportaron que constantemente sus fotos y cuentas son dados de baja por ser vagamente sexuales o mostrar a grupos vulnerables.

Emoji Love GIF by lilianstolk - Find & Share on GIPHY

Las opiniones de dos proyectos mexicanos

César Galicia y Citlalli Dunne producen Sexplaining, un proyecto de educación sexual en YouTube y redes sociales. Ellos nos contaron que sí saben de testimonios de otres educadores sexuales que han vivido la censura de imágenes o contenidos, lo cual hace más difícil conectar con las audiencias.

“Aunque se podría decir que la intención de estas políticas es noble (reducir la trata de personas al eliminar los espacios virtuales en los que promocionan sus negocios), la realidad es que solo son una simulación dedicada a mantener contentos a los inversores.”

“No por nada, como señalan en varias notas, el contenido antiderechos de la ultraderecha lo siguen permitiendo, pero a un emoji lo buscan prohibir”, continuaron César y Citlalli.

Agregaron que al no decir qué emojis son los “comúnmente sexuales” o qué es la “jerga sexual”, es fácil tener las bases para censurar o limitar el contenido educativo.

También platicamos con Anabel Venegas, ilustradora que publica contenidos sobre sexo. Ella nos contó que la principal censura son los prejuicios de la sociedad:

“La reacción de amigos y familiares a mi cuenta de Instagram fue muy interesante. Varios me eliminaron y solo los que realmente me quieren se quedaron.”

View this post on Instagram

#ontas

A post shared by Anabel Venegas (@anabel_venegas) on

Para ella, es importante que Instagram combata crímenes como abuso, pornografía infantil, trata de personas y cyberbullying, pero la actitud social ante lo sexual permea en las políticas de las empresas:

“A mi parecer, el problema no está en la expresión del erotismo por sí mismo, sino en su connotación negativa heredada de las costumbres, de las dinámicas de poder y violencia generadas por estos dogmas caducos, la desinformación, el miedo y la represión.”

Por eso es importante que desde otros espacios, en línea y offline, se use el arte para “acercarnos a la sexualidad desde un lugar más amoroso libre de prejuicios.”

Tal vez, al hacer esto, los canales en redes sociales para compartir información y contenido sexual sean espacios libres tanto de violencia como de censura.