¿Qué es la objeción de conciencia y por qué es polémica?

Te contamos qué es la objeción de conciencia, por qué todo el mundo está hablando de ella y cómo podría afectar el derecho de acceso a la salud.

objecion de conciencia
Foto. Francisco Venâncio en Unsplash

En días recientes, la objeción de conciencia se convirtió en un término en boca de todos. Hay quienes argumentan que protege las libertades religiosas, mientras que para otras personas puede restringir el derecho a la salud.

Pero empecemos por el principio: la objeción de conciencia es una figura legal que permite que las personas se nieguen a acatar órdenes o a cumplir con la ley por razones éticas o religiosas.

En México se ha discutido mucho el concepto en el campo de la medicina, pero también se usa para negarse a realizar el servicio militar o a pagar ciertos impuestos por estar en desacuerdo con el gobierno.

Su regulación depende de cada país y no hay una recomendación general sobre cómo se deben manejar los casos.

Sad British GIF by Rebecca Hendin - Find & Share on GIPHY

Objeción de conciencia médica en México

En marzo de 2018 se aprobó a nivel federal una reforma a la Ley General de Salud en México. En ella se agregó el concepto de objeción de conciencia, en el supuesto de que así protege al personal médico que no quiera realizar ciertos procedimientos por razones religiosas.

Eso sí, la reforma contempla que no se puede invocar la objeción cuando la vida de el o la paciente esté en peligro o se trate de una emergencia. Tampoco aplicaría para casos de aborto por violación, que siguen protegidos por la NOM 046.

A pesar de esto, en su momento varias organizaciones feministas o a favor del derecho a decidir dijeron que esta medida sí podría restringir aún más los derechos, no solo de mujeres, sino de minorías que ya luchan por recibir atención médica como personas migrantes, trans, con VIH, etc.

Además, la Comisión Nacional de Derechos Humanos presentó una acción de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte, porque la reforma “abre la posibilidad a que se afecten derechos fundamentales como la salud, integridad personal, seguridad jurídica, a la vida, libertades sexuales y reproductivas, derecho a decidir de manera libre, responsable e informada sobre el número y el espaciamiento de los hijos, y derecho al libre desarrollo de la personalidad.”

El derecho a la objeción de conciencia ya se aprobó también en CDMX, en Yucatán y, más recientemente, en Nuevo León, también con la excepción de emergencias y situaciones donde peligre la vida.

Animation Art GIF by Rebecca Hendin - Find & Share on GIPHY

El problema con la objeción de conciencia

“La realidad en este país es que ya se le niegan servicios de salud a las personas”, nos cuenta Nicole Huete, analista de Políticas Públicas de la organización feminista Intersecta, “la preocupación es que, por la manera en la que están redactadas estas reformas, ahora se está dando una carta abierta para que sea legal”.

Nicole también explica que otro problema es que las reformas no dicen nada de lo que tiene que pasar cuando una persona objeta, mientras que la NOM 046 sí contempla que las instituciones de salud pública tienen que contar con personal no objetor de conciencia y que, de no encontrarse disponible, se tiene que canalizar a la paciente a un centro en el que sí la puedan atender.

Entonces, lo que faltaría es que las instituciones de salud expliquen cómo van a garantizar que, a pesar de existir objetores de conciencia, las personas siempre puedan acceder a cuidados.

Aborto Legal Mareanahope GIF - Find & Share on GIPHY

La opinión de una médica

Yoalli Aleida Palma, médico materno fetal, también nos dio su opinión acerca de la objeción de conciencia y coincide en que, dado el estado actual de la salud en México, estas reformas pueden afectar a muchos pacientes.

“Creo que es una tragedia para el sistema de salud. Si estuviéramos en un país donde hubiera una cobertura digna, podría decir que sería respetable. Pero hacer esta reforma va a restringir todavía más un sistema de salud decadente y quienes lo van a padecer son personas ya vulnerables.”

Yoalli explica que, por ejemplo, en el caso de los abortos, si un médico no quiere atender a una persona que llega con aborto en proceso podría poner en su historial que la paciente está estable, lo cual comprobaría que no se trata de una emergencia médica para cualquier tema legal, pero también atrasaría el acceso de la mujer al cuidado que se merece.

Para Yoalli, las y los médicos tienen que diferenciar entre sus creencias personales y sus obligaciones profesionales. 

O sea que lo que nos toca a las personas preocupadas por estas reformas es presionar para que el acceso a la salud sea mejor para cualquier paciente.