Estos son algunos de los métodos más peligrosos para bajar de peso

dieta de la toronja

iStock/Porechenskaya

Las dietas, como el amor, son una de esas cosas que hacen que la gente pierda la cabeza y comience a actuar de forma irracional.

Como especialista en nutrición, entiendo que muchas veces puede resultar frustrante el no conseguir bajar de peso o ver resultados rápidamente, pero créeme, una vez que lo logras el sentimiento de haberlo hecho de forma saludable y con tu propio esfuerzo, es único.

La pérdida de peso debe ser de forma gradual. Para que me entiendas, la recomendación es de 500 gramos a un kilo a la semana, si haces la cuenta a lo mucho serían 4 al mes, por lo que si te topas con método milagroso que te ofrece bajar 10 kilos en dos semanas puedes deducir que no es saludable y que seguro solo perderás agua. Un gran problema de este tipo de métodos “milagro” es que los resultados no duran. ¿A qué me refiero? A que el rebote está casi asegurado y además al bajar de peso tan drásticamente tu músculo disminuye, lo que hace que tu metabolismo se vuelva más lento.

Son muchos los procesos atroces a los que la gente en medio de su desesperación recurre para lograr perder esos kilos extra, aquí te enlisto algunos:

La dieta de la toronja

Dentro del gremio de las monodietas (algo absurdo y peligroso) ésta es una de las más populares. Desde el primer momento en el que te la intentan ofrecer te avisan que sólo es para aquellos con una gran fuerza de voluntad (ya te imaginarás lo difícil que será llevarla a cabo).

¿De qué se trata?
De llevar una alimentación con muy pocas calorías a base de proteínas y grasas, y el único carbohidrato (azúcar) que se puede consumir es la toronja. Debes de saber que esta fruta es un diurético por lo que hará que vayas muchas veces al baño. Algunos incluso le atribuyen que estimula el intestino, algo que ayuda contra el estreñimiento.

¿Por qué no sirve?
Este tipo de dieta no está personalizada, por lo tanto no va de acuerdo a tus necesidades. Tu alimentación debe ser variada y no sólo estar basada en pocos alimentos, esto lo único que genera es que tengas varias deficiencias. Al ser tan baja en calorías no tendrás energía para hacer ejercicio y también tu metabolismo se volverá más lento (¿ves como es un círculo vicioso?).
Este régimen no se recomienda por más de 12 días. Después de eso regresa todo a la normalidad, incluyendo los supuestos kilos perdidos. ¿Al final que ganaste? Solamente una docena de días llenos de hambre, fatiga y mal humor. Por supuesto, si sufres de gastritis o colitis aléjate de esta dieta.

 

Dieta de la taenia

Realmente no sé ni por qué se le llama dieta, pues no lleva ningún régimen de alimentación. Más bien es un método peligroso que se suele dar clandestinamente.

¿De qué se trata?
En consumir huevos de taenia solium (también conocida como solitaria) en una pastilla para que este parásito crezca en el intestino y por lo tanto sea quien se “coma” lo que tu ingieres con la promesa de que puedes probar cuanto alimento quieras y aún así bajarás de peso. Los síntomas que seguramente presentarás son dolor de panza, diarrea, falta de apetito, problemas de ansiedad y para dormir.

¿Por qué no sirve?
A la larga tendrán que eliminar al parásito de tu cuerpo y puede que en vez de haber bajado de de peso de forma saludable, más bien hayas quedado en un estado grave de desnutrición. El apetito regresará y al no haber adquirido hábitos saludables los kilos perdidos también lo harán. Algunos de los síntomas reportados son epilepsia, meningitis y problemas visuales.

Dieta Detox Líquidos

Te sorprenderá ver esta dieta aquí y tal vez me gane varios enemigos. Pero debes de saberlo: un plan de alimentación a base de líquidos no es saludable y tampoco te desintoxicará. Si realmente estuvieras “intoxicada” estarías enferma. Tu cuerpo es muy sabio y ese proceso de “desintoxicarte” lo hace de forma automática. No por nada tienes un hígado, unos riñones y respiras.

¿De qué se trata?
Muchos opinamos que la mercadotecnia ha sido la creadora de este “plan de alimentación” en el que vives a base de jugos con “propiedades milagrosas” por un tiempo determinado. En el régimen se sigue dejando de lado todo tipo de alimentos sólidos. Ten en cuenta que el dolor de cabeza, la fatiga, insomnio, estreñimiento/diarrea, náuseas y hasta dolor muscular son posibles síntomas que presentarás y no es por que estés sacando toxinas de tu cuerpo.

¿Por qué no sirve?
Un programa detox te lo dice, no está creado para bajar de peso, así que si esa era tu meta es mejor que descartes este método (de hecho para mí es pura mercadotecnia). Probablemente perderás mucha agua y hasta músculo. Al final de tu programa te puedes pesar y verás unos cuantos kilos menos, sin embargo, en cuestión de días regresarán como por arte de magia. Si insistes en probar un plan “detox” busca uno que lo de alguna nutrióloga (con cédula profesional) y que sea a base de alimentos. O si quieres probar los famosos jugos, intégralos a una dieta equilibrada, nunca sustituyas tus comidas por ellos, no son equivalentes.

Malla en la lengua

Para mí éste es un método atroz para bajar de peso. Lo que me sorprende es que cada vez más gente opte por ello. Como nutrióloga disfruto comer, no me puedo imaginar el sentir dolor cada vez que probara un bocado.

¿De qué se trata?
En poner una malla que se cose en la parte superior de la lengua, lo que provoca que cuando una persona intenta comer un alimento sólido éste jala al músculo provocando un dolor que muchos describen como insoportable. Por esta razón lo único que se puede ingerir es una dieta líquida que muchas veces, sorpresivamente, ellos te dan (un negocio redondo). La duración depende de la cantidad de peso que se quiera perder y lo más grave de todo es que en la mayoría de los casos la descompensación en tu cuerpo está asegurada.

¿Por qué no sirve?
Primero que nada, en nuestro país se ha considerado algo ilegal y se define como un método peligroso. Una de las principales consecuencias de no poder masticar ni comer alimentos sólidos será la ansiedad y no es muy difícil que te explique qué es lo que pasará una vez que te quitan la malla. Lo primero que harás será comerte todo lo que te encuentres.

Una dieta líquida es casi imposible que cubra tus requerimientos, así que si la persona lo realiza por mucho tiempo la desnutrición se puede presentar. Desde mi punto de vista, con el dolor que genera tener la malla no sé cuántas ganas de hacer ejercicio pueda tener una persona, así que este es otro punto en contra. Además el sentido del gusto se puede ver comprometido; se tiene mal aliento por la dificultad de higiene de la malla y algunos especialista hablan sobre el riesgo de asfixia en caso de que ésta se desprenda durante la noche.

 

Dieta de comida de bebé

Así como lo escuchas: todas las comidas del día son sustituidas por estas famosas papillas. La gente empezó a hacerla porque varias celebridades la usaban como “método rápido para bajar de peso”. ( A las dos personas que conozco que la probaron no les sirvió de nada)

¿De qué se trata?
En comer 14 frascos de comida para bebé al día y una cena que esté compuesta por proteína y verduras. Al ser una dieta tan informal no hay un tiempo establecido para seguirla.

¿Por qué no sirve?
Para que una dieta sirva y realmente cuide tu salud debe ser equilibrada, y estas papillas están hechas para satisfacer los requerimientos de niños. Así que por supuesto que no cubrirán los de una persona adulta. Otro punto importante es que tu consumo de fibra se verá disminuido, así que el estreñimiento es uno de los principales padecimientos.

 

Al final del día recuerda que no sólo se trata de bajar de peso, sino de hacerlo de forma saludable y adquirir hábitos alimenticios. Aunque veas cambios poco a poco, el resultado estará asegurado, tu salud no estará en juego y el rebote no será una preocupación.

¿El único remedio “milagroso”? Comer bien y hacer ejercicio.