¿Cómo saber si es amor? Esto dice la ciencia al respecto

cómo saber si es amor

Foto. Milan Popovic

¿Cómo saber si es amor? Es una pregunta que muchas personas se hacen al menos una vez en la vida, y aunque no existe una sola definición aplicable para cómo cada quien ve las relaciones, sí hay elementos biológicos que pueden darnos pistas sobre nuestro estado de enamoramiento.

Sí, sabemos que decir que cuando te gusta alguien “el área tegmental ventral de tu cerebro se activa” no suena tan romántico como “siento que los astros nos unieron” o “desde que te conocí sólo puedo pensar en tu mirada”, pero la realidad es que todo lo que pensamos y sentimos es responsabilidad de la combinación de ciertos químicos en nuestro cerebro.

Ansory por matar la idea del amor romántico que Disney nos enseñó.

¿Cómo saber si es amor?

Se han realizado diversos estudios en torno a la manera en la que el cerebro funciona y procesa información cuando andamos “cacheteando las banquetas”.

Aquí te presentamos algunos datos para que sepas de una vez por todas si estás o no enamoradx de tu crush.

[read more=”Leer más” less=”Leer menos”]


1. Te sientes en drogas, literalmente

No que estemos promoviendo el uso de estupefacientes, pero según un estudio llevado a cabo por el Instituto Kinsey, el cerebro de una persona enamorada se ve exactamente igual al de alguien consumiendo cocaína, así de fuerte.

Esto se debe a la liberación de dopamina, ese neurotransmisor sobre el que cantaba Belinda y que además es responsable de hacernos sentir motivación, placer y otras cosas bonitas.

Así que ya lo sabes, di no a las drogas y sí al amortttttttts.

2. No puedes dejar de pensar en esa persona

La doctora Helen Fisher es una de las biólogas y antropólogas más reconocidas por sus estudios sobre el amor y las relaciones. De hecho, en su libro “The Anatomy of Love” describe varias señales del proceso de enamoramiento y una de ellas es lo que llama intrusive thinking o pensamiento intrusivo.

O sea, básicamente tu cerebro stalkea a la persona que te gusta una y otra vez, lo cual puede ser consecuencia de una reducción en los niveles de serotonina en el cerebro.

3. Solo ves las cosas buenas de esa persona

No importa que la persona que te gusta lleve 3 meses viviendo de parásito en casa de su mejor amigue, que le ponga piña a su pizza o que piense que “Rápido y Furioso” debería ser catalogado como cine de arte, tú solo ves a un ente hermoso que irradia luz y perfección.

Esto se debe al aumento de dopamina en tu cerebro y también al incremento de noradrenalina, un químico relacionado con el control de la atención y el aumento de memoria ante nuevos estímulos.

4. Planeas tu futuro con “esa” persona

No decimos que ya le hayas puesto nombre a los 3 gatitos que van a adoptar cuando vivan en su casa de campo con ventanas azules (aunque hay quien sí), pero si comienzas a incluir a la persona que te gusta en todos tus planes futuros, todo indica que sí, darling, te estás enamorando.

De acuerdo con Lucy Brown, neurocientífica del Albert Einstein College, “Los estudios funcionales de resonancia magnética muestran que los sistemas neuronales primitivos subyacentes al impulso, el reconocimiento de recompensas y la euforia se activan en casi todas las personas cuando miran la cara de sus seres queridos y piensan cosas amorosas”.

5. Alineas tus intereses a los de tu nuevo ligue

Toda tu vida odiaste la música banda, pero de pronto, como tu ligue es fan, comienzas a verle el lado bueno. “Ay, sí pone ambiente, la neta. Ay, es que hay canciones que sí tienen mensaje”. Este pequeño auto sabotaje por adoptar gustos de tu ser amado también es una señal de amor y tiene un explicación científica.

Según la doctora Helen Fisher, el tipo de personalidad de una persona puede estar, en parte, determinado por su químico cerebral dominante, los cuales clasifica en 4 perfiles: explorador, constructor, director y negociador.

Los dos primeros están ligados a neurotransmisores como la dopamina (explorador) y serotonina (constructor), y los últimos dos a hormonas como la testosterona (director) y el estrógeno (negociador).

Y ¡oh, sorpresa! Es súper común sentir atracción por alguien que es de una química cerebral opuesta a la nuestra.

6. Se te nota

Cuando estás enamoradx se nota y no solo por la sonrisa tamaño extra large que te cargas, sino también porque el amor aumenta el flujo de sangre en tus venas y eso se refleja en una piel más brillante e hidratada.

Si has escuchado eso de que “brillas” cuando andas enamoradx, pues es verdad, no solo metafórica, sino físicamente. PUM.

Si te identificaste con la mayoría de los puntos, ¡felicidades! es más que probable que eso que sientes por tu crush sea amor, así que ve y díselo de una vez por todas. La ciencia lo respalda.

[/read]