Todos los ojos en México: así es como las marcas internacionales se inspiran en nuestro país

Kate SpadeMéxico siempre es motivo de inspiración basta con voltear a ver los paisajes, sentir la texturas, disfrutar los aromas y los sabores, ya sé, ¡cliché! Lo malo es que siempre lo olvidamos y hasta que no viene alguien más vivo a robarse los diseños de artistas y artesanos mexicanos no lo recordamos (sí, te hablo a ti Isabel Marant).

Lo bueno es que también está el otro lado de la moneda, el que integra, el que colabora y se involucra y prueba de ello son las marcas que recientemente han mostrado un interés por integrar a nuestro país y hacerlo parte de sus marcas. Ya sea recorriendo sus calles, aprendiendo de sus artesanos o reinterpretando sus espectáculos de entretenimiento, siempre hay formas de mostrar al mundo la diversidad que tenemos. Aquí unos ejemplos.

I <3 México City

Así lo dice Allsaints la marca londinense de ropa y accesorios que a propósito de la apertura de su nueva tienda en Antara Fashion Hall lanzó una campaña que muestra las distintas caras de nuestra ciudad. Para ello se dio a la tarea de recorrer a pie y por aire las calles y rincones de la Ciudad de México y conocer todas sus facetas; pasiones, energía, atmósfera, sensaciones, aventuras, espacio, etc. El resultado es un fashion film bajo la dirección de Wil Beedle (director creativo de la firma) que busca mostrar el estilo de sus habitantes que brinda un sello único a la colección de la marca.

Una publicación compartida de ALLSAINTS (@allsaints) el

Mariachis a bordo

La inspiración también está en el color, aquí somos expertos en el tema y Deborah Lloyd (directora creativa y CEO de Kate Spade New York) lo sabe. Así es como su más reciente colección de verano 2017 tiene inspiración local. La principal fuente de inspiración: Frida Kahlo, pero también las piñatas, colibríes, las flores y los vestidos tradicionales. Acompaña a esta colección un video y set de fotos en el que la protagonista vistiendo las prendas y accesorios de la colección aborda el subterráneo de New York, de pronto, un grupo de mariachi de mujeres la rodea creando un momento único y divertido (que por supuesto no nos extrañaría nada que pasara un día a bordo de nuestro querido metro).

¡De dos a tres caídas!

La relación de Jean Paul Gaultier y Latinoamérica siempre ha sido estrecha y así lo dejó ver el año pasado en su gira #JPGLovesAmerica por algunas de sus principales ciudades, donde la Ciudad de México no pudo faltar. En el Hotel de la Ciudad el diseñador presentó prendas de su colección Alta Costura Primavera Verano 2010 por primera vez en nuestro país. Elementos típicos del traje de mariachi, el reboso y la lucha libre y sus máscaras estuvieron presentes en sus diseños, aunque también menciona otras fuentes de inspiración como el muralismo mexicano y Frida Kahlo.

Una publicación compartida de Jean Paul Gaultier (@jpgaultierofficial) el

Tejidos mayas

Apenas hace un mes Christian Louboutin estuvo en la península de Yucatán trabajando con artesanas de la zona. En conjunto con las mujeres del Taller Maya produjeron tejidos que combinaron colores y texturas características de las prendas tradicionales de nuestro país. El resultado fue una bolsa llena de color que además agrega la inspiración del Día de Muertos, celebración que tanto asombra y atrae las miradas del mundo a nuestra cultura. El diseñador dejó registro de su visita y el proceso de producción en sus redes sociales donde subió fotos con los artesanos y el resultado final del diseño.

Una publicación compartida de Christian Louboutin (@louboutinworld) el

¿México está de moda? Más bien México está en la moda y en la cultura. Por eso siempre los ojos del mundo voltean a nuestro a país a tratar de descifrar, entender y escarbar en nuestro pasado y presente qué es lo hace que mantengamos una personalidad fuerte y única con todo y la diversidad que nos caracteriza. Sin duda, una buena invitación también para valorarlo, considerarlo desde adentro, desde casa y reflexionar cómo integramos… o no estos elementos en nuestra vida diaria, más allá de la visión que los ojos extranjeros nos pueden regalar.