Breve historia del corset… y su regreso a nuestro clóset

Te contamos la historia del corset, quizá una de las prendas más polémicas y malentendidas. Y, por supuesto, dónde comprar uno muy hermoso.

Recomendado

Compartir

Hablemos de la historia del corset porque, sí, amistades, está de vuelta. Y no podemos negar que es una tendencia llamativa y sensual que se antoja.

Y aunque amamos que el corset esté de regreso (gracias, Bridgerton), hay muchos mitos alrededor de esta clásica pieza indumentaria: que si deforma el cuerpo, que no permite respirar, que si es de mal gusto e incluso hay debates sobre si es un símbolo de opresión.

Pues bien, hablemos. ¡Y cuéntanos si lo has usado!

La historia del corset

Se cree que el corset proviene de Grecia, concretamente de Creta, donde era utilizado por hombres y mujeres desde la niñez porque formaba parte de los estándares de belleza de la antigua época. 

Dónde comprar opera gloves: ¡los guantes están de regreso!

Aunque el corset se mantuvo presente durante muchos siglos, fue más visto y usado a partir del siglo XVI, gracias a Catalina de Medici, quien prohibió las cinturas anchas en su corte (sí, así como lo lees: prohibidas. Una libra de cadera era demasiada cadera).

Después, la pieza se fue modificando conforme a los estándares de cada época. Un tiempo para mostrar un pecho más prominente, después más escondido, formas de triángulo invertido, de metal, de madera y de mil formas más.

Algunos corsets estaban hechos principalmente de tela y barbas de ballena (parecidos a los huesos). Aunque parece doloroso, en realidad las barbas son delgadas y flexibles. Se les daba la forma del cuerpo usando calor y era personalizado.

¿Por qué modificar el cuerpo?

Bueno y a todo esto ¿por qué las mujeres modificaban su cuerpo? La respuesta es sencilla y a la vez no. 

Las modificaciones del cuerpo siempre han existido, no necesariamente son algo «bueno» o «malo», sino un reflejo de cada época y cultura, así como de la tecnología disponible en el momento.

Por ejemplo, ahora nos pintamos el pelo (aunque lo daña) de diferentes colores o con la ropa mostramos nuestra personalidad, usando prendas oversize que también cambian por completo nuestra silueta.

¿Qué tan opresivo e incómodo es un corset?

Cuando piensas en un corset seguro imaginas el estilo tight-lacing, que se ajusta con listones en la espalda para apretar e ir reduciendo poco a poco la cintura. Pero no es el único modelo que existe.

En otros tiempos, esta prenda también era usada para dar soporte en la espalda, sobre todo porque era común realizar más labores físicas que ahora, y y no tanto por un lado estético.

Además, el corset no solo se usó para hacer pequeña la cintura. Durante la primera década del siglo XX, era utilizado para reducir el tamaño de la cintura y caderas y así hacer más prominente el busto, pero en la época victoriana (finales del XIX) se buscaba realzar más la cadera.

También hay que tener en cuenta que, cuando eran hechos a la medida de cada persona, no eran tan incómodos como ahora los imaginamos.

En la actualidad usamos el corset porque se nos pega la gana, porque a algunas les gusta usar ropa pegada y que se note su bonito cuerpo y lo combinan con mom jeans aguaditos y botines y es un statement

Pensar que una prenda es necesariamente opresiva es olvidar que es parte de la historia y que no siempre queremos apegarnos a un solo estándar de belleza, sino experimentar con diferentes formas de presentarnos ante el mundo.

¿Cómo puedo combinar un corset?

Todas las tendencias regresan (aunque esperamos que los pantalones a la cadera nunca lo hagan), pero también se adaptan a la nueva época. El corset no es la excepción.

Esta pieza dejó de ser como tal una estructura rígida y pasó a formar parte de nuestros clósets en forma de bustier, body y fajillas inspirados en los modelos del pasado.

Lo mejor de esta evolución es que se adapta a nuestro estilo de vida, que busca la comodidad y al mismo tiempo seguir viéndote súper cool. Por eso aquí hay 3 ideas para usarlo:

  • Layering: Puedes usar una playera o suéter debajo, combínalo con unos pantalones ligeramente holgados y botines.
  • Formal: Con pantalón de vestir y un blazer, puedes ponerte taconcitos. Si no quieres que se vea tan formal, puedes cambiar el pantalón de vestir por unos jeans rectos y los tacones por tenis.
  • Romántico: Con una minifalda y un suéter. También puedes usar una falda midi y botines.

Marcas mexicanas de corsets

Por último, te recomendamos estas 3 tiendas mexicanas donde puedes encontrar estos tipos de corset, pero recuerda que siempre puedes buscar en tiendas vintage y second hand. 

  • Supersticionmx: Sus piezas en muchos colores (no sólo neutros) y tienen más piezas con las que podrás combinarlos usando algunas de las ideas que te dimos, además hacen envíos a toda la República.
  • Carmessie: Cuentan con muchos modelos distintos, puedes hacer los pedidos de tu favorito y en tu talla. También tienen envíos a todo el país.
With Love BZR: Es una tienda de segunda mano de corset, bustier y lencería. Tienen varias joyitas y envíos a todo México.

Compartir