Rituales para comenzar el año con paz y fuerza

Termina un año más y para muchas personas es una oportunidad de hacer balance y comenzar el 2021 con las mejores intenciones. Así que te traemos rituales para comenzar el año con herbolaria, que limpian lo que ya no sirve y nos ayudan con autoconocimiento.

Rituales para comenzar el año

Por: Marina Hernández

Comencé a relacionarme con las plantas medicinales para parar la ansiedad. La rapidez de la vida, el exceso de pensamiento y una angustia siempre latente me provocaban una sensación de estar siempre desconectada de mí misma. 

Para devolverme a mí, a mi centro, me recomendaron el tilo, la pasiflora, la manzanilla, la hoja del naranjo. Poco a poco, las plantas pasaron de ser elementos del paisaje y de las clases de biología a ser grandes aliadas en mi propio camino de autoconocimiento.

Escritura y herbolaria

Desde niña había escrito diarios, cuadernos enteros de reflexiones y hechos cotidianos que, en esencia, solo servían para poner en orden mi mente. No les di valor hasta que mucho después fundé a su alrededor un proyecto para explorar las escrituras íntimas de las mujeres

En mis diarios registraba el mundo de afuera y también mi propio paisaje interior con el ánimo de comprender mejor qué me pasaba y, de este modo, vivir más en paz. 

Un día decidí abrir estos cuadernos al mundo —no solo mis propias reflexiones, sino las ideas sobre lo importante que es escribir como forma de conocerse mejor— y con el tiempo me atreví también a sostener círculos de mujeres a las que también les interesa la escritura y su propio bienestar. Hoy estos espacios son los más seguros que conozco. Verdaderos refugios donde pensarnos como mujeres y acompañarnos en nuestras vidas.

Con el inicio de la pandemia, sentí ganas de llevar un paso más allá lo que durante años he estado aprendiendo acerca de las plantas medicinales y su poder para llevarnos de la mano en procesos de autoconocimiento más profundos. 

De forma inevitable, la escritura se mostró, una vez más, como la herramienta más eficaz para compartir el conocimiento y para guiar a otras personas en la toma de medicinas. 

Hoy mi propuesta es integral: unir el poder de las plantas medicinales con los beneficios de la escritura íntima para estar más en paz conmigo y para conseguir lo que deseo. Estos rituales son algunos de los que utilizo para lograrlo.

Rituales para comenzar el año con herbolaria

Las plantas no solo son beneficiosas para nuestros cuerpos cuando las consumimos en forma de infusión o tintura, sino que tienen una amplia gama de aspectos sutiles con los que podemos conectar a través de rituales sencillos. 

Es importante recordar esta ley: antes de pedir hay que agradecer al espíritu de las plantas, los elementos y la misma Tierra por su abundancia y sus regalos.

Ahora sí, estos son dos rituales para comenzar el año que te recomiendo:

Baño para soltar

Uno de los rituales que podemos hacer para comenzar el año libres de energías densas es darnos un baño purificador. 

Vamos a usar plantas limpiadoras o protectoras como son la salvia, la ruda, la albahaca o el romero. 

Para preparar el baño:

– Pon a calentar agua en una olla grande.

– Cuando esté a punto de hervir, apaga el fuego y vierte las hierbas que hayas elegido. Puedes usar una de ellas o una combinación. También puedes añadir otras extra, como la canela, una gran aliada para protegernos y para conectar con el amor. (Si usas canela, puedes hervirla unos 15 minutos y después apagar el fuego e incorporar las otras hierbas).

– A mí me gusta dejar reposar la infusión toda la noche y a la mañana siguiente bañarme con ella, haciendo cuenco con mis manos y vertiéndola sobre mi cabeza, mi pecho mi vientre y mis pies, nombrando en voz alta o en susurros todas las emociones, situaciones o personas que quiero que el agua se lleve. 

Quema para intencionar

Otro ritual que me gusta hacer para comenzar el año con claridad es la quema de intenciones. 

El humo es un poderoso transmisor de mensajes entre el mundo visible y el invisible, por eso confío mucho en que a través de este ritual mis deseos para un nuevo año son escuchados y guiados.

¿Cómo hacerlo?

Para realizarlo usaremos hojas de laurel secas, una planta mensajera que ayuda a la clarividencia.

– Primero, tómate unos minutos para escribir en tu diario o en un papel qué cosas, emociones y situaciones deseas vivir en el año que entra. Este es un ejercicio de escritura salvaje, consiste en dejar que salga lo que pensamos y sentimos sin ponerle el filtro de la autocensura.

– Del texto anterior, extrae las 4 o 5 intenciones que quieres que guíen el próximo año y escríbelas sobre tus hojas de laurel. Deben ser frases bien aterrizadas, como por ejemplo «Quiero valorarme más a mí misma», o «Quiero soltar una relación tóxica». 

– En un cuenco de barro o en un sahumador, pon a quemar tus hojas de laurel. Mientras se queman puedes imaginar que el mensaje llega a los lugares invisibles y de tu conciencia donde deben llegar, y allí se asientan.

– Cuando hayan ardido por completo, vierte las cenizas sobre la tierra para sembrar la intención y que eche raíces.

Animated GIF - Find & Share on GIPHY

Un mes de autoconocimiento

Esta última propuesta no es un ritual, sino un viaje de ida hacia el autoconocimiento y la sanación acompañada de las plantas medicinales, la autoobservación y la escritura.

Esto es lo que exploramos en Vega Herbal, un nuevo proyecto donde aunamos las cosas que más nos importan. 

Para comenzar el año hemos preparado un kit de tinturas medicinales para limpiar el cuerpo y las emociones, potenciar la claridad y la energía vital y darnos un apapacho final como recompensa. 

El recorrido dura un mes (10 días por tintura, que se ingieren en medio vasito de agua) y se realiza en la intimidad, priorizando un espacio diario para conectar con las plantas y tus emociones a través de la escritura.

Ideal para comenzar el 1 de enero, después de los excesos, y hacer del primer mes del año una declaración de intenciones: este 2021 es el año en el que voy a cuidarme más.

Puedes conocer más información en nuestra web y nuestro Instagram.

¡Feliz año nuevo!