“Siempre me tengo a mí”: un cómic sobre ser adulta

Por: Michelle Dersdepanian

Crecer es un aprendizaje constante. ¿La mayor lección? Que nadie siente que lo está haciendo bien.

La adultez viene con muchísimas ventajas, como el poder decidir sobre nuestro cuerpo o adoptar a todos los gatitos que queramos.

Eso sí, también es una responsablidad enorme el hacernos cargo de nosotres mismes y de cómo tratamos a las demás personas (y a los gatitos). En esta viñeta, Dersdepanian reflexiona sobre las complicaciones de ser adulta.