Trastorno Disfórico Premenstrual o cómo cada mes dejo de ser yo

El Trastorno Disfórico Premenstrual afecta a millones de mujeres, pero pocas personas saben qué significa. Te contamos sus síntomas y tratamiento.

trastorno disfórico premenstrual
Foto. Rawpixel

Por: Ninde

En marzo de 2019 me di cuenta que algo no estaba bien conmigo. Una mañana me desperté sintiéndome extremadamente mal y, como me recordaba a mis días con depresión y ansiedad, me asusté. 

Hablé con la psicóloga, quien también estaba sacada de onda porque hacía mucho tiempo que no me escuchaba tan mal. Me dijo que me tranquilizara, que buscaríamos alternativas para tratar de no recaer o tratarla si es que ya estaba ahí. 

Mi piel empezó a cambiar, tenía brotes de acné en cara y cuerpo, cólicos más fuertes, brotes de ira o llanto sin explicación en cualquier momento del día.

También cambios muy radicales de humor, un par de ideaciones suicidas, cansancio. A veces muchísimo sueño, otras, insomnio. Una semana después, todos los síntomas habían desaparecido.

Baily GIF - Find & Share on GIPHY

Encontrando un patrón

En abril, mayo y junio pasó lo mismo. En agosto me di cuenta de que los síntomas aparecían cada mes, justo una semana antes de mi menstruación y desaparecían a los dos o tres días de que empezaba a menstruar. 

Llevé un seguimiento de mis síntomas por cinco meses y en diciembre decidí visitar a la ginecóloga. Quería creer que tenía algún quiste o algo que estuviera alterando mi ciclo. 

Le platiqué absolutamente todo lo que había estado observando durante esos meses y cómo contrastaba con los síntomas que había tenido desde que empecé a menstruar. Porque los años anteriores me aparecía uno que otro granito y tenía cólicos, pero nada que un ibuprofeno y un té caliente quitara. 

La idea del síndrome premenstrual (SPM) era algo muy ajeno a mí. Incluso, desde que comencé mi camino feminista, considero que el SPM es otro esfuerzo del patriarcado para patologizar a las mujeres y sus procesos naturales con nuestros cuerpos.  

Luego de realizarme varios estudios, la doctora me informó que mi útero y ovarios se encontraban sanos y me dio una orden para realizarme unos laboratorios de tiroides y ginecológicos, para descartar alguna alteración hormonal o tiroidea. 

Estos estudios salieron normales, pero era evidente que tenía algo, que todo lo que sentía y experimentaba mi cuerpo no lo estaba inventando. Los conflictos que estaba teniendo con mi familia, amigas y trabajo eran reales.  

Time Calendar GIF by Daniela Sherer - Find & Share on GIPHY

El Trastorno Disfórico Premenstrual

La ginecóloga me dijo que era muy probable que tuviera trastorno disfórico premenstrual (TDPM) y lo anotó en una receta médica dirigida a psiquiatría.

Nunca antes había escuchado ese término, y ella me explicó en palabras muy simples que era un síndrome premenstrual al 300% y cuyas causas eran desconocidas.

Salí aliviada de la consulta por saber que lo que estaba pasando tenía un nombre, pero muy conflictuada por tenerlo que ver en psiquiatría. ¿Sería el TDPM otro intento por patologizar y descalificar a las mujeres? 

Según la Asociación Americana de Psicología, el TDPM se caracteriza por síntomas del estado de ánimo (irritabilidad, labilidad, ansiedad y disforia), acompañados, en algunos casos, por otros síntomas conductuales y físicos. 

Estos síntomas ocurren repetidamente en la mayoría de los ciclos menstruales por al menos un año, se dan durante la fase premenstrual del ciclo y remiten al inicio de la menstruación o poco después. 

Para considerarlo un trastorno, se necesita que los síntomas tengan un efecto adverso en el trabajo o en el funcionamiento social. En 2017, la APA estimaba que el TDPM afecta de un 2 a 6% de las mujeres en edad reproductiva.

Decidí medicarme

Tomar la decisión de acudir con una psiquiatra me tomó un tiempo. Estaba un poco en negación y decidí optar por otras alternativas, que al final no me sirvieron de mucho. 

Finalmente, psiquiatra me explicó que el TDPM es más común de lo que se cree. Aunque muchos casos se detectan en la adolescencia, es muy común que a partir de los 27 años se manifieste y hay muy pocos estudios al respecto, por lo cual no sé sabe cuál es su origen. 

Algunos estudios explican que la química cerebral se vuelve más sensible a los cambios hormonales y afecta la producción de serotonina lo que explicaría por qué es cíclico.

Para diagnosticarla se requiere que se haga un seguimiento de los ciclos menstruales al menos durante 5 o 6 meses, pues no existe una prueba específica para detectarlo.

¿Y cómo más se trata el Trastorno Disfórico Premenstrual?

Hay diversos tratamientos, que van desde el uso de antidepresivos, multivitamínicos y hormonas.

Algunas mujeres han optado por la histerectomía, ya que sus síntomas son tan severos que no se han controlado con las otras opciones. También se recomienda el ejercicio y cambios en la dieta 

Aún estoy en una fase de aceptación y en búsqueda del mejor tratamiento para mí, pero no ha sido una tarea fácil. Batallo con mis dilemas feministas, sobre si patologizarme o no, con el miedo de tener que explicarle a la gente a mi alrededor que cada mes, una semana, conviven con una persona que soy y no soy yo.

Tengo miedo al rechazo, a reforzar prejuicios contra nosotras. Me abruma la idea de que se me considere imposibilitada para trabajar o convivir con mis personas queridas. 

Sad Rain GIF by arts of GrIeF - Find & Share on GIPHY

Mi relación con mi ciclo menstrual

Pero ocurrió algo curioso con mi relación con la menstruación. Durante al menos seis años de mi vida, la rechacé por prejuicios patriarcales y cuando me reconcilié conmigo dentro de mi caminar feminista, aprendí a amarla. Ahora me parece un proceso extraordinario de depuración. 

En el último año y medio mi ciclo menstrual me ha confrontado con el terror. La semana previa da un miedo profundo, ya que no estoy acostumbrada a perder el control sobre mí y menos a afectar a los demás.

Porque entre si mi TDPM es o no es una invención científica patriarcal para controlar nuestros cuerpos, estoy experimentando todas esas emociones que me hacen sentir que perderé la cordura y ¿cómo explicas eso?.

¿Cómo explicas tanta coincidencia entre mis sentires y el inicio de mi periodo? Con las primeras gotas de sangre, la tranquilidad regresa a mí y sé que sobreviví a otro ciclo más. 

GIF by David Pohl - Find & Share on GIPHY

Compartir mi historia

Sé que soy muy afortunada por contar con los medios para buscar un tratamiento y por contar con una red de apoyo enorme que, aún en los días más oscuros, no ha soltado mi mano. 

Es cierto que probablemente no encuentre la respuesta a qué causa mi TDPM pero te aconsejo que, si tú has notado síntomas que pueden ponerte en peligro, busques ayuda. Si algo nos ha enseñado el feminismo, es que antes que el mundo, el patriarcado y la ciencia, estamos nosotras.