Resistencia feminista ilustrada: cuando la rabia se transforma en arte

ilustración feminista
Ilustración. Maremoto

No hay duda: las mujeres mexicanas estamos enojadas. Pero de ese enojo han surgido propuestas, nuevos símbolos y también ilustración feminista.

Para nuestra sorpresa, las redes sociales se han llenado no de opiniones ignorantes sobre las marchas, sino del increíble trabajo de decenas de ilustradoras mexicanas.

Quizá porque articular nuestros sentimientos y opiniones es difícil cuando se trata de temas tan complejos, pero el hecho es que no podemos dejar de compartir el trabajo de estas creativas, que nos hace sentir acompañadas y poderosas.

Ilustración feminista que amamos

Estas son algunas de nuestras favoritas, pero te recomendamos mucho revisar los hashtags #NoNosCuidanNosViolan, #NoMeCuidanMeViolan y #ExigirJusticiaNoEsProvocacion para encontrar más y más inspiración en forma de resistencia feminista ilustrada.

Maremoto

Maremoto siempre nos llega al cora y esta ilustración también nos hizo encendernos. Mucho se dijo sobre si protestar es una provocación. Con este trabajo, ella le da la vuelta a la palabra darle un significado de lucha y resistencia.

View this post on Instagram

No tenemos que rayar una pared o romper vidrios para ser llamadas provocadoras. Somos provocadoras si nos vestimos de cierta forma, si salimos a ciertas horas, si caminamos ‘solas’. Somos provocadoras si somos mujeres, si estamos vivas. Según los que nos señalan, somos provocadoras de todo lo que nos pasa. Si nos matan, nos violan, nos desaparecen, nos acosan, somos nosotras las culpables, por ‘provocar’. Hace una semana, varias mujeres se manifestaron fuera de la procuraduría general de justicia de mi ciudad, por un país que es violento con sus mujeres y niñas. La manifestación terminó en una puerta rota y paredes rayadas. A las manifestantes se les llamó provocadoras. El viernes nos manifestamos una vez más y culminó en fuego, rabia, y pintas. Una vez más, la jefa de gobierno, lo catalogó como una provocación. Y quizás si lo fue, una provocación al cambio, a la libertad, a una revolución. Dicen qué hay otras maneras, no lo dudo, pero las que conocemos, se han agotado, se han intentado todas, hoy entré a internet y leí de 3 mujeres muertas más. ¿Qué hay que hacer para que nos escuchen? Queremos ser provocadoras de algo que haga que abramos los ojos, por que en este país, 9 mujeres al día no llegan a sus casas. Eso suma 1909 mujeres en lo que va del año, y para cuando se termine el 2019, serán 3285. A ellas les llamaron provocadoras también. Y yo, prefiero provocar que morir, quizás no raye paredes, ni queme puertas ni rompa vidrios, pero nunca juzgaré a quienes lo hacen, quizás no cante ni me tomé de las manos en un círculo de paz, pero tampoco lo juzgaré. A diferencia de todas las personas que nos comentan ‘así no’ ‘feminazis’ ‘asquerosas’ ‘provocadoras’, de quienes nos desean la muerte, de quienes se sientan cómodamente en sus salas a ver las noticias y creérselas todas, a diferencia de todas esas personas, sé, que cada una está desde su trinchera, haciendo lo que puede, sobreviviendo a este sistema que nos quiere calladitas, bonitas, muertas. Y quizás nunca nos pongamos de acuerdo, pero mientras, vamos a resistir y vamos a provocar.

A post shared by M A R E M O T O (@marmarmaremoto) on

Continental1988

Desde que adoptamos el glitter como un nuevo símbolo feminista, brillar y luchar ya no son cosas opuestas. La ilustradora Jimena Duval refleja perfectamente esta dualidad en su trabajo.

Michelle Dersdepanian

Otra ilustración feminista que juega con el concepto del glitter y de la provocación, con lo tradicionalmente femenino pero revestido de rabia y lucha.

Museedessam

En el debate sobre las marchas y protestas un tema candente es el uso del espacio público y las pintas a monumentos emblemáticos de las ciudades. Con este trabajo, Vika Álvarez nos recuerda la belleza de las pintas.

Gabryllilustra

Una imagen que muchas recordaremos por siempre es la de José Luis Castillo, quien desde hace diez años busca a su hija Esmeralda Castillo Rincón, desaparecida en Ciudad Juárez cuando tenía 14 años. Tampoco olvidaremos esta ilustración de Gabryllilustra.

Alexaandrave

La tristeza se está convirtiendo en rabia y nos vemos reflejadas en el trabajo de Alexaandrave, quien no tiene miedo de mostrar el hartazgo que es una realidad para millones de mexicanas.

Andonella

Ver a miles de mujeres juntas, cuidándose y pidiendo justicia fue un punto de inflexión para muchas. Aquí, Andonella recrea esa sensación de estar acompañadas, con una de nuestras consignas favoritas.

Denarmen

Por algo es cliché eso de que una imagen dice más que mil palabras. La ilustradora Rocío Denarmen muestra en una pieza la tristeza, el enojo y la fuerza que muchas manifestantes sintieron.

Betsyamparan

Si algo nos gusta más que el glitter rosa, son las ilustraciones que se apropian de este símbolo. Como muestra Besty Amparán, estamos cubriendo con él a todo el país.