PUBLICIDAD

Tomé un taller de control de plagas en plantas y esto fue lo que aprendí

Recomendado

Plantfulness: plantitas contra la ansiedad

Si las plantitas llegaron a conquistar tu espacio y...

5 lecciones de vida que aprendí de mis plantas

Si prestamos atención, la naturaleza tiene mucho que enseñarnos....

Regar plantas con menstruación. ¿Te animas?

Para muchas personas, regar plantas con menstruación ya es...

Compartir

PUBLICIDAD
control de plagas en plantas
Foto. Galina N

No soy de las personas que tengan mascotas. De niña mis padres solo nos dieron contacto con algunos animalillos de casa como peces, pajaritos y pollos (que vivieron muy poco) o tortugas y sapos (que sí vivieron mucho más, pero en esos ojos saltones era difícil saber si había afecto hacia mí, y supongo que no). Entonces, mi cariño se volcó hacia las plantas.

Ahora que vivo sola, mi tiempo y mis cuidados humanos se lo llevan unas 15 macetas que tengo por todo el departamento. Mis favoritas son los cactus y las violetas porque florecen mucho. Ambas necesitan poca agua y pocos cuidados. Tengo también varias orquídeas que son las más guerreras de todas. Sin embargo, tengo otras plantas que me cuesta mucho mantener bonitas y sanas.

Con regularidad, los helechos, las hypoestes y las plantas aromáticas que uso para cocinar (romero, albahaca, menta, epazote, lavanda) son las que más sufren. Si bien, siempre las riego, las podo y pongo fertilizante de vez en cuando, lo que más las mata son las plagas.

Al ver la oportunidad, tomé un pequeño taller para el control de plagas en plantas. Lo impartieron unos expertos en botánica del Jardín Botánico de Fundación Xochitla que además me dieron unos remedios naturales para acabar con las plagas sin necesidad de usar químicos.

PUBLICIDAD

Todos los remedio deben aplicarse después de las 19:00 horas, cuando ya comienza la oscuridad, el momento favorito de las plagas para atacar; también porque como están hechos a base de agua, si se aplican con luz solar, se evaporan más fácilmente. Hay que ponerlos tres veces continuas y esperar ocho días para ver cómo reaccionó la planta. Si aún hay plaga, repetir la acción.

Aquí algunos de los conocimientos que aprendí en el taller, para que tú también puedas cuidar a tus plantitas como se merecen.

Observar y analizar la plaga

Es como volverse detective y estar vigilando las plantas de día y de noche. Lo primero que nos dijeron fue que existen distintos tipos de plagas y cada una debe combatirse de forma distinta, pues lo que mata a una, a otra le hace los mandados.

Las más comunes son:

Masticadores

Son insectos que se comen las hojas, se puede saber que estos pillos andan por ahí porque las hojas se ven agujeradas. Su nombre es Artrópodos Defoliadores Masticadores, pero para los cuates son come hojas.

Por lo regular se trata de escarabajos en larva o adultos, gusanos y orugas, avispas y similares en larva y adultos. Se ven mucho más en primavera y verano.

Vía Infojardín

Remedio casero

  • Machacar 100 g de ajo en 50 ml de agua y dejar reposar por 24 horas.
  • Disolver 150 g de jabón de barra en 500 ml de agua; agregar la mezcla obtenida arriba.
  • Disolver 50 ml de esta sustancia en 950 ml de agua.
  • Aplicar a toda la planta con un atomizador por la noche; transcurridos 20 minutos, regar la planta de forma normal.

Mosca blanca

PUBLICIDAD

Esta es bien común y aparece sin que nos demos cuenta. Suelen dejar la planta marchita y poco a poco la van matando. La mosca blanca es un insecto de 1mm con aspecto polvoso. Se alimenta de la savia de la planta, y reduce su productividad. Se llega a encontrar en el envés de las hojas. Esta plaga se suele controlar con otros insectos buenos como la catarina, pero no siempre hay de esas por ahí.

Vía Redepapa

Remedio casero

  • Disolver 250 g de jabón de barra para lavar la ropa en 4 litros de agua.
  • Machacar de 10 a 12 dientes de ajo y 6 chiles picosos; agregar agua.
  • Colar y aplicar con un atomizador por la mañana.

Otro es…

  • Hervir 250 gr de ajenjo en 1 litro de agua.
  • Agregar 150 gr de jabón en barra rallado.
  • Aplicar al follaje con un atomizador durante las primeras horas del día.

Royas y cenicillas

Es una enfermedad que afecta muchas plantas y puede ser causada por diferentes tipos de hongos. Aparecen como manchas blancas y se desarrollan en ambos lados de la hoja. Se suelen expandir a medida que crece la infección. Las hojas se tornan amarillentas o café y se caen. Puedes reconocer que tu planta lo tiene porque en algunos casos, las hojas o los brotes se tuercen o distorsionan.

Vía AgroAlimentado

Remedio casero

  • Disolver 150 g de jabón de barra (para lavar ropa) en cuatro litros de agua.
  • Machacar dos cabezas de ajo medianos y agregar al agua.
  • Añadir 4 cucharadas de chile piquín en polvo.
  • Aplicar la solución solo al follaje con un atomizador.

Araña roja

Es un insecto chiquitito, mide 0.5mm y se alimenta de la savia de las plantas. Es montonera porque siempre anda en pandilla y ataca a las plantas formando una telaraña blanca en las hojas y tallos para protegerse de depredadores. Y aunque se le llama araña, en realidad es un ácaro y ama los ambientes secos. De ahí que las plantas dentro de casa sean susceptibles a ella. Se le puede detectar porque va dejando la planta como con pelito blanco.

Remedio casero

  • Macerar 500 g de hojas y tallos tiernos de higuerilla en 5 litros de agua.
  • Reposar la sustancia por tres horas.
  • Añadir 100 g de jabón en barra previamente rallado.
  • Aplicar a las plantas con un atomizador.

Áfidos

PUBLICIDAD

También se les conoce como pulgones, aquí pertenecen también las cochinillas. Son una de las plagas más comunes, forman colonias y se alimentan de la savia de las plantas.

Vía Hogarmanía

Remedio casero

  • Machacar 3 cebollas moradas y 500 gr de cola de caballo en 3 litros de agua y hervir por 20 minutos.
  • Dejar en reposo durante una noche.
  • Al día siguiente, diluir un litro de la sustancia en una cubeta con 20 litros de agua.
  • Aplicar a toda la planta por la tarde o por la noche.

Plantas pegajosas

Si  has notado que tus plantas suelen verse como si les hubieras echado miel, es síntoma de una plaga de escalas o cochinillas. Revísala y verás que hay unos pequeñísimos insectos que se adhieren a la planta, succionan su humedad y excretan esa sustancia pegajosa llamada ligamaza. No los sueles ver porque salen por la noche. Observa bien tu planta y notarás una especie de caracolitos pegados a los tallos.

Remedio casero

  • Triturar orégano y disolver 3 cucharadas en 1 litro de agua. Rociar a la planta por 7 días.
  • Otro remedio es disolver 6 cucharadas de tabaco en polvo en 2 litros de agua, agregar jabón en polvo y rociarlo en la planta.

Esperemos que con estos remedios tus plantas queden bien hermosas y vivan mucho, mucho tiempo.

Compartir