Plantfulness: plantitas contra la ansiedad

Si las plantitas llegaron a conquistar tu espacio y tu corazón, esto te encantará. Hablemos de qué es el plantfulness o el poder de las plantas de mantenernos en el aquí y ahora.

qué es plantfulness
Foto: Eva Durán

El mindfulness o atención plena es una técnica derivada de la meditación que puede ayudar a combatir la ansiedad o los pensamientos ansiosos. ¿Cómo? Al conectarte con el presente, tu cuerpo y las sensaciones que experimentas.

Agrégale plantitas y tenemos el plantfulness. 💚 🌱

Uno de los fundamentos del mindfulness es hacerte consciente y poner completa atención a lo que sientes y haces en el momento. Puede ser a través de una sesión de meditación, de yoga… o al cuidar de tus plantas.

El plantfulness se refiere a esos momentos que dedicamos a nuestras plantitas: echarles agüita, abono, limpiarlas, podarlas, contemplar sus nuevos brotes… y tu atención completa está en eso.

5 técnicas para calmar la ansiedad donde sea que estés

«Cultivar plantas nos ayuda a cultivar también muchas facetas de nuestra personalidad. Por ejemplo, la paciencia, la observación, la constancia, el respetar los tiempos de la naturaleza, celebrar los pequeños logros, mejorar la autoestima», dice Eva Durán, fundadora de la Escuela de Plantlovers y abanderada plantfulness.

En su cuenta de Instagram, Eva comparte comparte desde consejos prácticos de cuidado de plantas hasta cómo incorporar a eso la atención plena. «Cuidar plantas es también un acto de autocuidado y una especie de yoga mental», agrega.

Amigues, el plantfulness es solo una técnica que puede ayudar a combatir la la ansiedad pero nunca sustituirá a la terapia.

5 lecciones de vida que aprendí de mis plantas

¿Por qué la pandemia nos convirtió en plantlovers?

Si ustedes también se convirtieron en cñrs de las plantas con la pandemia, sigan leyendo.

Diversos estudios han documentado los beneficios que tiene para el cuerpo humano estar en el bosque, desde reducir la presión arterial, el estrés y mejorar el estado de ánimo. Sobre todo para quienes vivimos en ciudades.

Eva explica cómo el confinamiento «nos hizo dar cuenta de algo que en el día a día no nos paramos a pensar. Y es que los humanos vivimos demasiado desconectados de la naturaleza (…) Somos naturaleza, lo llevamos en nuestro ADN, y si no podemos acudir a ella…» las plantas vinieron a nosotres.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Eva Durán🌿Plantas de Interior (@evaduran_slow_and_home)

Las plantas de interiores, como el bosque, también tienen beneficios para la salud física y mental. Desde reducción del estrés hasta mejorar sutilmente la calidad del aire (no al nivel de los filtros de aire) y regular la temperatura de los espacios. De hecho, algunos centros psiquiátricos utilizan a la horticultura como una terapia para personas con ansiedad y demencia.

Verde que te quiero verde’: plantas para decorar tu casa y oficina

«Vivir con plantas aporta calma y todo es mucho más bello. Me aportan pequeñas dosis de felicidad y eso lo notan las personas con las que me relaciono. Por otro lado, observar a mis plantas de forma consciente me ayuda a conocerlas mejor, a entender su idioma, a detectar señales que antes no veía. A anticiparme y ayudarlas cuando lo necesitan», cuenta Eva.

¿A ti qué te aportan tus plantitas?

Cómo comenzar a practicar el plantfulness

Si quieres incorporar el plantfulness como parte de tus rutinas de autocuidado y bienestar, estas son algunas recomendaciones que nos comparte Eva:

Para practicar plantfulness solo necesitamos dos cosas: plantas y querer cuidarse cuidándolas.

via GIPHY