5 Mitos sobre la alimentación vegana: desmentidos por nutricionistas

Compartir

Para muchas personas la idea de transicionar a una alimentación basada en plantas suena como una idea maravillosa… hasta que se enfrentan a varios mitos y prejuicios muy comunes, como que ese tipo de alimentación no aporta los nutrientes necesarios o incluso que puede implicar ciertos riesgos a la salud.

Pero, ¿qué tan reales son todas esas ideas?

Sabemos que uno de los principales mitos sobre la alimentación vegana puede ser que este estilo de vida es muy costoso y por ello tenemos un texto especial sobre el veganismo con perspectiva de clase que rompe con esto, pero ahora queremos enfocarnos en otras dudas comunes sobre la alimentación basada en plantas.

1. ¿Y la proteína dónde está?

Fernanda Montes de Oca, médica con máster en Ciencias Avanzadas en Nutrición Humana, con más de 8 años de experiencia, comenta que una de las principales dudas al aplicar este cambio de vida es si se obtendrán los nutrientes requeridos como la proteína. Y la respuesta corta es sí, pero subraya que todos los casos son individuales, pues cada consultante tiene objetivos y condiciones físicas distintas.

La proteína puede encontrarse de manera vegetal y puede ser combinada de varias formas, ya que la digestión es distinta y un poco más lenta.

«Hay que hacer muchas combinaciones y comer una mayor cantidad de proteína vegetal para poder tener el requerimiento. Las leguminosas como frijoles, habas y lentejas tienen proteína; también algunas grasas oleaginosas como las almendras, nueces, cacahuates y cereales como el trigo y la quinoa”.

Así que no, amix, entrarle a una alimentación basada en plantas no es sólo comer ensaladas (por cierto, otro mito común), sino realmente entender cómo combinar distintos alimentos que nos permitan tener una adecuada ingesta de nutrientes y calorías.

2 ¿Una alimentación vegana puede ocasionar enfermedades?

Las nutriólogas que consultamos para este texto explican que aunque es muy común el mito de que una alimentación vegana pueda ocasionar fallas cardiacas u otras enfermedades, la evidencia muestra lo contrario.

«Si llevas un seguimiento y suplementación adecuada no existe ese riesgo. Hay evidencia científica que señala que los riesgos cardiovasculares bajan con una alimentación vegana o vegetariana, y pueden mejorar los niveles de glucosa, triglicéridos, colesterol», explica Fernanda. Así que la clave está en saber cómo alimentarnos.

Daniela Ortiz, nutrióloga con 5 años de experiencia en el enfoque vegano señala que una alimentación a base de plantas bien estructurada cuidará que todos los micronutrientes estén presentes.

«A veces si un niñx o persona adulta se enferma se atribuye a que pasó porque es una persona vegana y no es por eso, sino por no llevar un esquema adecuado a sus necesidades nutricionales», explica.

3. Si decido embarazarme o tengo hijxs, ¿podemos llevar este estilo de vida?

Sinaí Morelos es nutrióloga vegana y tiene 12 años de experiencia dando consultas. Además es mamá desde hace 9 : “como con cualquier tipo de alimentación, en el embarazo se sugiere dar seguimiento puntual a los nutrientes con calcio, vitamina B12, omega 3 y hierro por lo que hay que buscar los alimentos que favorezcan una mejor absorción de estos».

Fernanda, por ejemplo, explica que existen nutrientes esenciales parecidos a los aminoácidos que se encuentran en productos de origen animal como la colina (un nutriente presente en varios alimentos), que son muy importantes para el embarazo a nivel neurológico, y si se suplementan de manera adecuada más una alimentación sostenible, no existe riesgo de déficit.

Mientras que en el caso de infancias, Sinaí y Daniela coinciden en que a partir de los seis meses, cuando inicia la alimentación complementaria a la leche materna, deben asignarse los suplementos necesarios para su edad.

4. ¿Puedo hacer ejercicio con una alimentación vegana?

Por supuestooo. Si te dicen que no resistirás una jornada de ejercicio y entrenamiento, Sinaí responde que este prejuicio es más común en deportes de fuerza porque la proteína es importante. Sin embargo, “cada vez vemos más deportistas de alto rendimiento que tienen una dieta basada en plantas alta en proteína y que ayudan a derribar estas creencias». Ella misma ha participado en competencias de alto rendimiento.

5. ¿Hay condiciones de salud que limiten este tipo de alimentación?

Sí, peeeeero son casos muy específicos. Por ejemplo, Daniela señala condiciones como alergias a algún tipo de leguminosas o al chícharo, ya que la mayoría de los polvos y proteínas son a base de chícharo, por lo que no se podría sustituir de inmediato. Y tratar la alergia de la mano de otras especialistas.

Fernanda, por su parte, aconseja revisar cada caso, pero subraya que no hay ninguna enfermedad que prohíba este tipo de alimentación, sino circunstancias específicas –como la anemia– que deben ser tratadas antes de seguir una alimentación basada en plantas.

Recuerda que si decides hacer un cambio importante en tu alimentación es fundamental que te asesores con profesionales que puedan valorar tu salud general y darte las pautas a seguir.

Entonces, ¿es posible llevar el estilo de vida vegano a largo plazo?

Claro, muchísimas personas lo hacen, pero recordemos que cada historia es distinta, así como nuestras necesidades, motivaciones y rutinas. Hay personas que optan por este estilo de alimentación toda su vida o quienes la adoptan durante algunos años y después deciden cambiar. Cada decisión es válida.

Si después de conocer las recomendaciones de las expertas acerca de estos mitos sobre la alimentación vegana decides intentarlo, recuerda asesorarte con especialistas certificadas en nutrición para evitar un déficit en tus vitaminas, minerales, proteínas y otros elementos.

Es importante saber cómo sustituir los alimentos, personalizar los suplementos y tener mucha paciencia. Preparar las recetas que más te gustan, en versión vegana, puede ayudar en el proceso, así como acercarte a espacios seguros donde otras personas compartan sus experiencias, para no sentir que el proceso es solitario.

Finalmente, amix, te recordamos que en el sitio web de GenV existen desafíos acordes a tus motivaciones para que, ya sea en un periodo, de 30 o 7 días, intentes una alimentación a base de plantas y veas cómo te sientes. Si está en tus planes, ¡anímate! y sobre todo, sé amable contigo en este nuevo proceso.

Compartir

Recomendado

Recomendado

Veganismo para principiantes: 6 cosas que tienes que saber

Es probable que todos conozcamos a alguien vegano, pero,...

¡Los senos perfectos existen! Te decimos cómo son

Aunque para las mujeres aún existen muchos problemas a...