Dilemas nutricionales presenta: ¿qué tan malos son los sustitutos de azúcar?

sustitutos de azúcar

Seguramente por tu cabeza ha pasado el dilema sobre si usar o no un edulcorante artificial o si es mejor elegir azúcar de mesa, miel o hasta hojas naturales que endulcen tus bebidas o alimentos, pero ¿cuál es la realidad sobre los sustitutos de azúcar?

Mucho se habla de ellos: que si causan cáncer, que son tóxicos para el hígado, que hacen que engordes o hasta que pueden llegar a causar daño cerebral. El problema es que no hay pruebas científicas que afirmen tan graves consecuencias y la difamación entre las marcas se ha convertido en algo serio, al grado de que (aquí entre nos) se dice que ellos mismos generan este tipo de “chismes” para desbancar a sus oponentes.

Los sustitutos de azúcar en México

Sabemos que nuestro país posee un gran porcentaje de personas que padecen obesidad y diabetes, es por eso que estos sustitutos de azúcar han tomado tanta fuerza (se habla que cerca de 50 millones de mexicanos los toman diariamente). Y cuando hablo de edulcorantes artificiales me refiero a todos aquellos endulzantes que han sido creados por el hombre en un laboratorio.

Seguro alguna vez has leído en una etiqueta o escuchado sobre el Acesulfame K, Sorbitol, Manitol, Xilitol, Aspartame, Sacarina y ahora, claro, la famosa Estevia. Y de los cuales estoy segura has escuchado tantas opiniones como marcas hay en el mercado. Desde la persona a dieta en un régimen estilo militar, que los usa aunque odie su sabor metálico, hasta la persona super-ultra-mega saludable/orgánica/gluten-free que opina que te enfermaras con el simple hecho de tenerlos cerca.

La realidad sobre los sustitutos de azúcar

Pero empecemos a conocer la realidad de estos productos. Antes que nada debes de saber que para que puedan estar en venta tuvieron que pasar ciertas regulaciones en las cuales se tiene como objetivo cuidar la salud de las personas que lo compren, si no no se podrían vender y conoceríamos un sinfín de casos en los que la salud se hubiera visto perjudicada a causa de ellos.

Aquí es donde entra la FDA (Food and Drug Administration), la mandamás de este sector, y gracias a ella se ha establecido un IDA, es decir la Ingestión Diaria Máxima Aceptable, con esto puedes tener la seguridad de que si no excedes esta cantidad tu salud está a salvo.

Así que aquí va el tope máximo de los sustituos de azúcar más usados:

Sacarina

Para que más o menos te familiarices con ella, su presentación comercial es rosa y tiene unas notas musicales. Es de 200 a 700 veces más dulce que el azúcar de mesa y su IDA son 5 mg/kg de peso, así que si una persona de 75 kg de peso lo consume no debe de ingerir más de 11 sobres al día.

Aspartame

Este es el principal endulzante de los refrescos de dieta. Es 200 veces más dulce que el azúcar y su IDA es de 40mg/kg de peso. La misma persona del punto anterior –de 75 kilos– no debe consumir más de 87 sobres de este sustituto de azúcar ni más de 16 latas de refresco de dieta.

Sucralosa

Presente en el típico sobre amarillo. Es 600 veces más dulce que el azúcar y su IDA es de 5mg/kg de peso. Así que si analizamos a la marca más famosa de este endulzante,  y que tiene una concentración de 1.2 g/100 g, podemos decir que es posible consumir un sobre por cada kilo de peso al día. La ventaja es que tiene un sabor muy parecido al azúcar y no deja resabio (el mal sabor que muchos otros pueden dejar).

Stevia

Es 200 veces más dulce que el azúcar y su IDA es de 12 mg/kg de peso. En muchos casos es difícil encontrar la equivalencia ya que suelen estar mezclados con otras sustancias.

Si tu pregunta es si los sustitutos de azúcar son libres en una dieta saludable, la respuesta es no. hay un límite (bastante extremo y difícil de superar). Así que todo ese dramatismo en torno a ellos muchas veces es causa de la poca información que la gente tiene. Como nutrióloga te puedo decir que no pasa nada si optas por consumirlos o si prefieres azúcar de mesa, todo está en tomar las cantidades adecuadas e integrarlo a una dieta y un estilo de vida saludable.