«Crema virgen»: la problemática crema para (supuestamente) estrechar la vagina

Amix, tenemos que hablar de la «crema virgen» y el porqué es taaaaan problemática… comenzando por su nombre, pero también porque puede ser súper dañina para la salud.

crema virgen estrechadora vagina
Fotografía. Ron Lach

¿Alguna vez has escuchado sobre la «crema virgen»? Una que promete estrechar tu vagina para una sensación más placentera durante el sexo.

Si bien puede sonar interesante, la realidad es que esas cremas no funcionan de la manera en la que piensas y pueden causar graves daños a tu salud vaginal.

El músculo liso de la vagina no se puede estrechar, más bien es el piso o suelo pélvico (conjunto de músculos que se extiende desde la pelvis hasta el coxis) el que se puede fortalecer y con ello tener algunos beneficios.

Las bolas chinas, nuevas mejores amigas de tu suelo pélvico

¿La «crema virgen» realmente funciona?

Teniendo este contexto, ya sabemos que estas cremas no pueden estrechar las paredes vaginales y que, contrario a los beneficios que anuncian, en realidad pueden causar dolor durante las relaciones sexuales.

«Son productos que lo que van a hacer es irritar y, por medio de inflamación, van a dar esta sensación de cerrar el canal vaginal, pero lo que realmente están haciendo es lo que nosotros llamamos dermatitis por contacto», dice en entrevista la dermatóloga Rosa López.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Malvestida (@malvestida)

Los ingredientes de este tipo de cremas pueden ser muy irritante para la vagina e incluso pueden llegar a alterar la microbiota vaginal -los microorganismos que protegen a la vagina-, lo cual deja a la vagina expuesta a infecciones.

«La microbiota de la vagina es muy frágil y muy dedicada. Antes de que vayas a poner cualquier cosa en tu vagina, deberías considerar eso», comenta Zoe Mendelson, creadora de Pussypedia, un libro y enciclopedia online gratuita, bilingüe e inclusiva sobre pussies.

11 libros para aprender todito sobre tu vulva

El uso constante de estas cremas, además del daño a la microbiota y las infecciones, podría generar que las paredes vaginales se cierren por completo causando daños graves e incluso necesitar de un procedimiento quirúrgico para resolverlo.

«Empiezas por matar la microbiota, la expones a infecciones y puede tener una dermatitis química de contacto terrible que puede cerrar por completo las paredes vaginales, lo cual es algo terrible», explica el ginecólogo Alan Arvizu.

Una vagina más estrecha no significa más placer

El nombre con el que se le conoce a esta crema para contraer la vagina está relacionada con la idea de la virginidad y de que una vagina estrecha causa más placer.

Primero, amix, como ya lo hemos platicado anteriormente: la virginidad no existe, más bien es una construcción social bastante dañina. En este texto hablamos más al respecto.

«La idea de que la vagina se hace menos apretada con el tiempo no es cierta, la gente tiene diferentes tamaños y ningún tamaño de vagina va a significar que tengas más o menos placer vaginal», menciona Zoe.

La realidad es que lo único que puede cambiar el cómo la vagina se siente es fortalecer los músculos pélvicos.

«Esta crema solo va a generar dolor porque se quema y cauteriza la vagina para que se contraiga y se haga más pequeña, lo cual no fortalece. En cambio, al fortalecer el piso pélvico sí traerá más placer», agrega el doctor Alan.

Amix, el placer es algo que se trabaja y que se puede alcanzar sin la necesidad de cremas que prometen algo que no cumplen y que en realidad dañan.

Recuerda que la vagina es un órgano muy sensible y que puede alterarse fácilmente con el uso de deferminados productos.