Pasteles con mensaje social: dilo con betún y azúcar

Ya es común ver pasteles con mensaje social en nuestro feed de Instagram. Te contamos un poco de cuándo surgió esta tendencia y por qué se ha vuelto tan popular.

pasteles con mensaje social
Fotografía. @lunareycano

Seguro ya notaste que los pasteles ya no dicen solo “feliz cumpleaños” ni se decoran únicamente con personajes infantiles. Desde hace unos años, también son una forma de protesta social y feminista, con una yuxtaposición súper interesante entre mensajes políticos y lo tradicionalmente femenino de la repostería.

Esto no sería posible tampoco sin las redes sociales y especialmente sin Instagram, donde las propuestas estéticamente impecables pero con mensaje suelen tener mucho éxito, y tampoco sin una nueva generación que sabe resumir mensajes complejos en frases e ideas que caben en un pastel.

Los inicios de la tendencia

No sabemos exactamente quién empezó, pero una de las cuentas de Instagram que pueden ser llamadas pioneras de esto de los postres con mensaje es Protest Cakes, creada por Tess Marie Wilson y Leah Martha Rosenberg en 2017, en plena presidencia de Trump.

Sus pasteles se centraron en Trump y en los movimientos sociales a los que su liderazgo estaba oprimiendo, como derechos de las personas trans y supremacía blanca. Después de 2017, Tess continuó sola la cuenta, apoyando primero a Bernie Sanders y después a Joe Biden y Kamala Harris. 

Pero quizá la más icónica es The Sweet Feminist, creada por Becca Rea-Holloway en 2018. Ella plasma mensajes de autoestima, como “you’re doing great” (lo estás haciendo bien); otros del día a día de las mujeres, como “I want to feel safe walking home alone” (quiero sentirme sola cuando camino sola a casa) y otros de temas mucho más complejos, como la abolición de las cárceles y la policía.

Becca también ha luchado porque su trabajo se vea como arte. Por ejemplo, en 2019, Miley Cyrus hizo una campaña a beneficio Planned Parenthood en la que usó un pastel idéntico a otro que había aparecido antes en The Sweet Feminist. Becca lo denunció como plagio, ya que no recibió compensación ni crédito por su idea.

Este episodio nos recuerda que todavía no consideramos trabajo creativo lo que hacen las mujeres con sus manos y cómo comunican sus ideas. 

También hay en español

La tendencia no se da solo en cuentas estadounidenses y en inglés. En México, nuestros amigues de Cuarentena Baking empezaron a hacer pasteles con la leyenda «Pinche Covid», que quizá no es un mensaje político pero sí muy popular y que nos llega mucho al corazón.

Desde entonces, crearon algunos con mensajes que vemos en marchas feministas, como el hermoso «me cuidan mis amigas» o «libres, no valientes».

También la pastelería basada en Aguascalientes, Olga Bakes, se ha animado a lanzar mensajes de protesta a través de su repostería.

En Argentina, nuestra querida Luna Rey Cano hace arte en muchos medios, incluyendo la fotografía, el collage y los pasteles.

Ella nos contó en diciembre de 2020 que comenzó hace unos años, solo como una broma con sus amigas, pero poco a poco se hicieron algo más serio y ahora son para ella “un collage comestible”.

Volvimos a platicar con ella para que nos dijera por qué cree que tienen tanto éxito los pasteles con mensaje social y nos dijo:

“Creo que las mismas son muy populares porque son novedosas. Pero también tienen algo muy especial y poderoso que no suele suceder con otras cosas: y es que al pastel lo hemos sacado de la intimidad, de su zona de festejo, y los hemos convertido en arte accesible para todes, un arte que es fácil de replicar y también una hermosa forma de transmitir mensajes”.

Y sí, justo nos parece que es una hermosa mezcla de lo íntimo con lo político, del machismo tradicional que dice frases como “las mujeres en la cocina”, a un activismo que reconoce que lo dulce puede ir con lo complejo y que cocinarle a quienes amamos incluye también luchar por lo que queremos.