¿Cómo construir en colectividad? Algunas ideas para acompañarnos

En esta pandemia, ha surgido una mayor necesidad de construir en colectividad. Aquí hay algunas ideas para hacerlo, porque los problemas se enfrentan mejor cuando no estamos solas.

construir en colectividad
Foto. Analise Benevides

Por: Tere Santana

Desde que comencé a nombrarme feminista, la frase “las redes de mujeres salvan vidas” me ha resonado, porque es cierta. 

La resistencia colectiva ante un sistema lleno de opresiones nos permite sobrevivir o sentirnos un poco más seguras en un mundo violento.  Nos percibimos (y somos) fuertes cuando estamos juntas. Cuando nombramos las violencias que vivimos y abrazamos nuestros dolores mientras que somos propositivas al respecto. 

Para mí, el feminismo ha sido un gran acompañante en el proceso de entender la importancia de lo colectivo, de una lucha en contra de un sistema que nos prefiere solas. Pero hace años que no pensaba en la necesidad del acompañamiento y lucha fuera de mi militancia feminista. 

En la pandemia nos necesitamos

La pandemia ha sido lupa y catalizador de desigualdades que deberíamos llamar violencias. Estas violencias son perpetradas por sistemas, instituciones y/o personas, pero todas ellas se han hecho más visibles estos meses: más feminicidios, deserción estudiantil, desempleo, casos de violencia intrafamiliar, pobreza.

Cierto día en terapia, hablaba con mi terapeuta sobre lo desilusionada que estaba, sobre lo cansada que me sentía de encontrarme diariamente con una realidad que parece y se siente insoportable. Con un mundo violento, desigual, podrido. 

Mi terapeuta me dejó de tarea buscar organizaciones, grandes o pequeñas, de personas que realizaran algo, lo que fuera, para mitigar los estragos económicos y sociales que este contexto nos está dejando. 

Cuando lo hice, me encontré con pequeños restaurantes que ofrecían comida e internet a les niñes que, por diversas razones, no contaban con las facilidades necesarias para continuar sus estudios desde casa. Iniciativas similares por parte de particulares, quienes ponían sillas en sus patios y compartían su internet. 

Otras de industrias privadas más grandes que brindaban alimentos a gente que sufrió por los recortes laborales que ha habido los últimos meses. La campaña de donación de laptops a estudiantes que las necesitaran para continuar con sus estudios. Siguió e incrementó el acompañamiento para la interrupción del embarazo en casa, así como las redes de mujeres que previenen y actúan en casos de violencia dentro del hogar, refugios temporales, entre otros.

En general, la pandemia ha sido un largo momento de desesperanza sistémica e institucional.

Hold My Hand Holding Hands GIF by GIPHY Studios Originals - Find & Share on GIPHY

Qué es sanar en comunidad

En un mundo tan veloz y cambiante como el que actualmente habitamos, es difícil detenernos a escuchar, leer y mirar a otras personas. 

Pero entre tanto ruido y movimiento, es lindo encontrar espacios: de amigas, de familias y de desconocidos, que sin realmente saber la situación completa de alguien más, brindan apoyo y acompañamiento desde donde su trinchera lo permite. Escuchando, abrazando, brindando alimento o un techo, cubriendo necesidades que existen, tapando los baches que ha dejado el sistema. 

Se ha hablado mucho últimamente de la necesidad de acudir a terapia. Sin embargo, creo que nos hace un poco de falta poner énfasis en la importancia de la sanación colectiva, porque vivir un proceso sola no es lo mismo que vivirlo acompañada. 

El entorno sí importa al momento de existir y es una construcción que creamos todas las personas (esto sin el afán de quitar responsabilidades al Estado). Cada vez que decimos algo o que no lo decimos, cada que amamos y abrazamos a alguien viéndole como realmente es, creamos un espacio donde caminar y resistir se siente un poco más ligero.

Los procesos colectivos nacen de necesidades, de resistencias, de dolores que se viven de forma compartida. A veces, es un pequeño impulso el que necesitamos para crear estrategias que nos permitan sortear dificultades. 

Aunque me parece importante no romantizar las resistencias y sanaciones colectivas, pienso que es muy necesario mirarnos, aplaudirnos y continuar construyendo formas en las que el individualismo no nos gane, donde podamos tendernos la mano y brindarnos lo que podamos, ya sea un plato de comida, un abrazo, una hora de nuestro tiempo.

In Love Animation GIF by TraceLoops - Find & Share on GIPHY

¿Cómo puedes empezar a organizar y construir en colectividad?

Al inicio de la pandemia, sin pensarlo mucho, armé un grupo para ver un stand up feminista.  Varias mujeres se unieron y, a partir de ahí, creamos una red de acompañamiento increíblemente fuerte.

Si alguna tiene una pregunta, un dolor, una tristeza o un problema, sabe que puede compartirla y siempre recibirá acompañamiento y hasta diplomas de reconocimiento a su crecimiento y superación ante las adversidades. 

Si tú quieres empezar a construir en tu cotidianidad, puedes empezar desde lo más pequeño, como armar un maratón con tus amigas, un cine debate, un conversatorio para hablar de sus dolores y miedos. 

También puedes unirte a tu familia o vecinos para preparar comida, ropa u otros artículos de necesidad básica y donarlos a personas en situación de calle o vulnerable.

Lo importante es construir con las y los demás, entendiendo que el tejido social en el que vivimos también se va llenando de las acciones que las personas en conjunto vamos creando. Y que si a veces es difícil transitar el mundo, acompañades creamos una realidad más disfrutable para todes. 

Lo único que necesitamos es vernos, vernos en serio. Nombrar nuestros dolores, enojos y tristezas, usándolos como motor, permitiéndonos encontrar estos mismos en otras personas. Después, compartirlo. Con tus amigas, con tu familia, con gente que no conozcas.

Y tú, ¿cómo colectivizas tus sentires?