Guía de nudes para hombres hetero (porque alguien tiene que ayudarles)

Queridos hombres: hay todo un mundo más allá de las dick picks. Aquí algunos consejos (avalados por expertos) para lograr unas nudes para hombres chidas y sensualonas.

nudes para hombres

Ilustraciones de Eduardo Memphis.

Me atrevo a decir que la mayoría de los hombres hetero no se toman nudes chidas. Ansory, alguien tenía que decirlo.

Cada vez que me encuentro ante un intercambio de fotos candentes me siento timada, pues mientras yo le echo un chiiiingo de ganas a la lencería, la iluminación y el encuadre, lo que recibo a cambio es un close up de una mano impersonal agarrando un pene. Sin contexto, sin pose chida, sin ARRRRTE… ¡así que chiste!

Y no soy la única, esta conversación la he tenido varias veces con mis amigas:

“Wey, me prenden más mis propias nudes que las me me mandan”
“Nooooo, odioooo que solo le tomen foto a su pene, ¡eso qué!”.

Entonces decidí que algo tenía que cambiar. Con ustedes, la guía de nudes para hombres hetero (o para quien sea que lo necesite).

Guía de nudes para hombres hetero

Las nudes –además de ser una buena carnada previa a un encuentro sexual– también pueden convertirse en un ejercicio súper interesante de exploración del cuerpo y conexión con nuestra sexualidad.

Por eso, como un servicio a la comunidad, me dispuse a pedirle consejos a hombres que sí se toman nudes hermosas: mis amigos gays.

Hombres hetero, ¡tomen nota!

1. Rompe tus prejuicios

Al principio tomarse nudes puede sentirse ridículo si no te entregas al juego, así que rompe la barrera del “esto seguro se ve súper ñoño” y lánzate a explorar tu cuerpo en todos sus ángulos y dimensiones.

No importa si ninguna foto te gusta y las borras todas, lo importante es comenzar a sentirte cómodo con el proceso.

“Yo, por ejemplo, tengo muy claro qué espejos y posiciones me ayudan a lucir mejor, pero fue un trabajo de exploración”, explica Manuel. “De 10 nudes que me tomaba, antes me gustaba solo una, pero ahora ya le sé”.

2. Eres una persona, no un pene

Pensar que el pene es lo único de tu cuerpo capaz de despertar placer es un gravísimo error. Somos seres multisensoriales y podemos estimular muchísimas áreas de nuestro cuerpo, tanto física como visualmente.

Prueba con una toma de espaldas o una imagen donde se alcance a ver todo tu torso.

Manuel recomienda no temerle a fotografiar tus nalgas. “Algunos hombres le huyen a lucir el culo. Censurar una parte de tu cuerpo bloquea un chingo de posibilidades para explorar y, la neta, a estas alturas el tabú del culo ya está obsoleto”.

Lo cual nos lleva al siguiente punto…

3. La insinuación puede ser más sensual que lo explícito

Una nude no es sinónimo de una toma en primer plano a tus genitales. El erotismo también puede surgir de una insinuación.

“Me gusta tomarme fotos en donde la toma llega justo hasta antes de que se vea el pene”, dice Adrián. Y Rai está de acuerdo: “A veces una nude sensual ni siquiera tiene que ser muy mostrona. Por ejemplo, una espalda haciendo un juego de sombras que resaltan las líneas musculares es sexy”.

Otra opción es lucir una erección debajo de la ropa. “Los bultos son una buena estrategia”, aconseja Manu. “La selfie casual en donde se ve el dick print. Y no es difícil, te estimulas un poquito, que se despierte un poco nada más para que se note”.

4. Cuida los detalles

Resulta que ya dominaste el ángulo que te hace lucir como un dios griego, pero en el fondo de tu foto aparecen tus calcetines sucios y un plato de salchipulpos a medio comer… y eso es un bajón automático.

“Es importante buscar un espacio que te guste y donde te sientas cómodo. Puede ser en tu cuarto o el baño, pero ¡por favor que se vea limpio!” explica Adrián.

Para Rai un detalle a considerar es cuidar la ropa interior “Explorar y salirse de los típicos Calvin Klein. Además ¡que sí sean de tu talla!”.

Por otro lado, si optas por mandar una foto de tu reflejo, Manu dice que es importante echarle una limpiadita al espejo antes de ponerte en acción: “Me zurra ver una nude de espejo cochambroso”.

5. ¡La iluminación es clave!

Una buena foto usa la luz a su favor, y en las nudes esto no es distinto. La luz natural siempre será tu mejor amiga.

Si de plano no se puede, entonces usa una luz cálida, porque “el foco ahorrador de luz blanca nunca ha probado tener buenos resultados”, enfatiza Rai.

También puedes jugar con efectos de sombra: “No es gran ciencia, unos celofanes de colores y jugarle a ver qué te dan de inspiración”, explica Manu. “Recuerdo un vato con el que salía que en vez de mandarme nudes me mandaba fotos y vídeos donde no se veía más que la sombra de su cuerpo y su miembro. Me parecía incluso más sexy que una dick pic”, agrega.

Si buscas inspiración para tus nudes, aquí te damos algunas ideas inspiradas en películas icónicas.

Por último, Rai recomienda tener un pack variado y clasificarlo por nivel de intensidad. “Puede haber algo muy sutil, Instagram friendly (los 🍑 son perfectos para esto) o algo más mostrón para cuando ya hay confianza”.

Ah, y siempre recordar que tanto para enviar como para recibir nudes el consenso es IM-PRE-SCIN-DI-BLE.