Cómo crear comunidad: 3 mujeres creativas con los lentes violeta bien puestos nos dicen

Como parte de la campaña Ponte los lentes violeta, en colaboración con Ben & Frank, le preguntamos a 3 creativas que admiramos cómo crear comunidad con otras mujeres.

Enriqueta Arias por @feligutierres

En cualquier industria hay mujeres haciendo cosas increíbles. Pero a veces, por diversas razones estructurales, no las vemos o no nos sentimos cómodas acercándonos a ellas para crear redes.

Conocernos entre nosotras, apoyarnos y caminar juntas es súper importante, no solo para nuestro bienestar individual, sino también para desmantelar esas estructuras que hacen que nos sintamos en competencia.

Como parte de nuestra colaboración con Ben & Frank, en la que nos pusimos los lentes violeta para ver las desigualdades de género, quisimos platicar con tres mujeres que admiramos acerca de sus carreras profesionales y cómo ha sido para ellas conectar con otras mujeres.

Ellas son Ceci Palacios, directora de Coolhuntermx; Monse Castera, directora de comunicación del festival Ceremonia y creadora de la agencia Momoroom y Enriqueta Arias, directora creativa y fundadora de Artsynonym.

Crear comunidad entre mujeres

¿Qué es lo que más y lo que menos te gusta de tu industria?

Monse: Lo que más me gusta es que por medio de la moda y el arte logramos hacer que los espectadores cuestionen al sistema. También disfruto mucho las relaciones humanas y creativas que se generan con cada proyecto. 

Lo que menos me gusta es la dependencia en el dinero, sucede en todas las industrias, pero dependemos de conseguir recursos para lograr hacer cada proyecto.

Enriqueta: Lo que más me gusta de la gestión cultural, y en particular de trabajar con artistas urbanxs, ilustradorxs y artistas de distintas disciplinas es poder generar puentes entre todas y todos ellos, para después lograr proyectos increíbles que se vuelven tangibles a través de un mural, una expo, una animación, etc. 

Creo que hay competencia que puede llegar a ser poco sana. Divisiones entre proyectos y gestores, así como falta de oportunidades y proyectos liderados por mujeres para mujeres. Desde que me di cuenta que para mí era difícil encajar en un medio que parecía de hombres, traté de cambiar eso con mi trabajo.

Ceci: En el caso de Coolhuntermx yo veo a la parte de la creatividad como una energía que nos ayuda a reinventarnos, a crear nuevas cosas. Una herramienta que transforma países, sociedades y hasta el mundo. Es un motor súper importante para la vida de todas las personas.

Lo que menos me gusta de la industria del diseño es que, aunque ya está cambiando, todavía noto un enfoque muy masculino. Noto mucho apoyo entre marcas y proyectos que tienen que ver con creatividad de hombres, al final se jalan entre ellos.

¿Has tenido alguna vez una mentora?

Ceci: creo que empecé a tener mentoras hasta hace más o menos tres años, cuando también me inicié en el feminismo, porque hice un proyecto en el que tenía que investigar sobre mujeres.

Fue ahí donde conecté con mujeres a nivel profesional, con asesorías y apoyo para mi proyecto. 

¿Qué ha significado para ti esta conexión con otras mujeres a nivel profesional?

Ceci: A partir de que quedé sola al frente de CoolhunterMx fue un camino muy solo y muy lleno de defectos. Desde el momento en el que conecté con otras mujeres, ha sido mucho más ligero. Errores siempre hay, pero ha sido más llevadero, con un acompañamiento.

Enriqueta: Ha sido una experiencia súper linda. Al principio no fue intencional, solo establecí vínculos con más mujeres en proyectos de arte urbano porque me gustaba su trabajo y quería conocerlas.

Después de que hice la curaduría de la exposición “It’s a Pink World After All”, donde participaron ilustradoras mexicanas y extranjeras, reflexioné acerca de qué tanto estaba apoyando mujeres artistas y me di cuenta de que no hacía lo suficiente. 

Desde ese entonces, en 2015, comencé a prometerme que en cada proyecto siempre propondría mujeres y hombres por igual.

Monse: Uno de mis objetivos principales es que todos los proyectos que realizo tengan perspectiva de género y se basen en promover y difundir la carrera de mujeres en distintas áreas, así como en generar empresarias y mujeres conscientes, mujeres feministas. 

Para lograr esto el primer paso es la conexión, la creación de una comunidad que se apoye a sí misma.

¿Cómo te ha cambiado personalmente tu profesión?

Monse: Gracias a mi profesión he entendido que nada se debe de hacer solo porque sí, sin una razón social. Absolutamente todo debe de tener como propósito cambiar algo o reforzar ideas que hagan de este un mundo más abierto, diverso y amoroso.

También me ha hecho más empática y solidaria con mi entorno, al final lo que hago es promover el trabajo de los demás. Eso es crear comunidad y ayudarnos entre todos.

Cuando platicamos con otras mujeres, siempre aprendemos muchísimo y nos inspiran para continuar creando espacios donde podamos conocer su trabajo y saber que, si todas tenemos puestos los lentes violeta, el camino se hace menos pesado.