¿Un día sin mujeres? Lo que debes saber del paro de mujeres

El movimiento Un Día Sin Mujeres nos llama a parar este 9 de marzo. Te contamos la historia del paro de mujeres y cómo puedes unirte.

un día sin mujeres
Rawpixel

Se acerca el 8 de marzo, una fecha que conmemoramos como un signo de lucha y no como una celebración.

Desde 2017, además de las tradicionales marchas y eventos, colectivas de mujeres y organizaciones feministas han llamado a parar ese día para hacer visible la brecha de género y también el trabajo de cuidados.

La historia del paro de mujeres

Convocar a un paro internacional de mujeres no es una ocurrencia. Se sostiene en la memoria histórica de aquellas mujeres obreras de la textilera Cotton en Nueva York, que en 1857 convocaron a huelga para lograr una reivindicación salarial y mejores condiciones de trabajo.

Otro antecedente directo es el incendio de la fábrica Triangle Shirtwaist. El 25 de marzo de 1911 causó la muerte de 146 trabajadoras, la mayoría de ellas jóvenes inmigrantes.

En México, nos toca recordar que los sismos del 19 de septiembre del 1985 y de 2017 revelaron la forma en que miles de costureras eran explotadas en talleres clandestinos del Centro Histórico de la Ciudad de México.

Este 2020 se está llamando a parar el 9 de marzo (porque el 8 cae en domingo), como parte de esta historia y también como forma de hacer notar la frustración y la rabia por feminicidios recientes, así como por la respuesta de las autoridades y los medios.

Se convoca y nos autoconvocamos a parar por 24 horas como rechazo a la violencia sistemática y estructural que vivimos todos los días las mujeres.

La mujer trabajadora y las brechas salariales

En este artículo escrito por la feminista educadora Cynthia Híjar Juárez, ella nos contextualista por qué se convoca a una huelga de las mujeres.

Esto tiene que ver con que somos funcionales para el sistema capitalista porque nuestra fuerza de trabajo “no se remunera o se remunera mal y encima no tenemos tierra, patrimonio ni derechos.”

Esta sobreexplotación de nuestro trabajo va acompañada de una feminización de la pobreza: el creciente empobrecimiento material de las mujeres, el empeoramiento de nuestras condiciones de vida y la vulneración de derechos fundamentales.

Es una realidad que todavía exista una desigualdad económica, un despojo patrimonial, precarización del trabajo de las mujeres y trabajo de cuidado no remunerado. Mercantilización de nuestros cuerpos y un rezago al acceso a las oportunidades económicas y educacionales.

Desempeñamos un papel súper importante e indispensable en la economía global y en la domestica pero obviamente nuestra posición económica es todavía muy desfavorecida.

Social Media Money GIF by More Perfect - Find & Share on GIPHY

Sí, pero no todas las mujeres podemos parar

Hay algo que es cierto y que también es importante enunciar: aunque los paros de mujeres tienen su origen en las clases trabajadoras, en este paro no todas tienen las mismas posibilidades de participar.

Todas las mujeres somos atravesadas por distintos contextos como desigualdades y precariedades específicas.

Estamos situadas en distintos lugares frente al trabajo asalariado, los cuidados, el consumo y el ejercicio de nuestros derechos.

En esto influye la clase, la raza, la situación migratoria, la edad, la orientación sexual o la identidad de género.

Así que si tú estás en una posición privilegiada, piensa cómo puedes apoyar a las que no lo están. Por ejemplo, si eres dueña de tu propia empresa o empleas a una mujer trabajadora del hogar, podrías darle el día y pagárselo.

También si tienes amigas, hermanas o compañeras que tienen que cuidar a sus hijes o a cualquier otro familiar: ofrécete a ayudar y a crear soluciones comunitarias.

Y si de plano no puedes faltar a tu trabajo, puedes hacer un paro simbólico con tus compañeras y pararse unos diez o cinco minutos todas al mismo tiempo.

New York Times Baby GIF by Thoka Maer - Find & Share on GIPHY

¿Un día sin mujeres? El paro en México

El Paro Nacional en México se está convocando para este lunes 9 de marzo desde distintas organizaciones.

Se propone un día sin mujeres en los trabajos, en las escuelas, en las universidades. Ni una mujer comprando o ni una mujer en la calle.

Sabemos que el propósito sigue siendo esa visibilización de las desigualdades y el rechazo hacia la violencia machista. También es una forma simbólica en la que todas podemos articularnos en actividades que normalmente no podemos hacer, ya sea por la violencia o por la explotación.

Aunque se proponga no salir a las calles, desde aquí nos parece que es una oportunidad para organizarnos y pasar un día juntas.

Ya sea para el autocuidado o para ocupar los espacios públicos con actividades lejanas al consumo: leyendo, jugando con las hijas/os, organizando talleres o simplemente escuchándonos.

Si podemos, es una gran oportunidad de darnos un respiro, tomarnos de las manos y pensar en un mundo donde podamos, todas, vivir mejor.

Aquí puedes ver más ideas para hacer el 9 de marzo durante el paro de mujeres, tanto si te es posible parar como si no.

Nota actualizada el 20 de febrero de 2019: hay mucha confusión acerca de quién convoca a la marcha. Varias empresas y organizaciones han usado la imagen y la actriz Vanessa Bauche también se adjudicó la idea.

De acuerdo con la colectiva veracruzana Brujas del Mar, ellas crearon la imagen que se ha difundido y convocan junto con @Ni_UnaMenosMx y El Día Después.

Platicamos con ellas a través de Twitter y nos dijeron que no conocen a Bauche y que decidieron tomar la iniciativa de hacer un cartel para comenzar a pasar la voz:

“Decidimos no ponerle nuestro logo para que más mujeres se sumaran. Al firmarlo sentimos que podríamos limitarlo por diferencias ideológicas y no va de eso.

Funcionó bien y mal, porque se roló muchísimo, pero a la vez vemos que entre algunas feministas generó desconfianza y hasta hablan de que es un rollo de un partido político y pues no, somos una colectiva feminista del puerto de Veracruz que tuvo mucha suerte de que pelaran la imagen que hicieron”.