Sin culpa: por qué me gustan las comedias rómanticas

Las comedias románticas suelen ser consideradas LO PEOR del cine por quienes se dicen “conocedores”. Una experta nos cuenta su historia y por qué se vale ser fan.

comedias románticas
Imagen. 10 Things I Hate About You

Al hablar de cine y por qué está en Tan Pésimas Condiciones, es bien fácil culpar al género de comedia romántica.

Estas películas son señaladas como el lugar a donde llegan los sueños a morir y lo “más bajo” que podría hacer cualquiera en esa industria.

No exagero: he oído comentarios así de tanto directores y productores de cine como de fans casuales.

Ante el estreno de Cindy la regia, que coincidió con la temporada de premios, noté que muchísima gente tenía la necesidad de afirmar que era, en el mejor de los casos, una Mala Película, y en el peor, Basura Radioactiva que activamente impide que la gente vea Cine de Arte.

Ante tanto comentario absurdo para quedar “bien”, va esta pequeña defensa del género.

Sandra Bullock GIF - Find & Share on GIPHY

¿Qué son las comedias románticas?

Primero lo primero: por comedia romántica me refiero a una película centrada en dos personajes -un hombre y una mujer- que enfrentan diversos obstáculos antes de reunirse de nuevo y jurarse amor eterno.

En la década de los 30, comedias como Bringing Up Baby, It Happened One Night (la primera comedia romántica en ganar el Oscar a Mejor Película, por cierto) y His Girl Friday tenían personajes femeninos complejos, con deseos propios que presentaban una interesante dinámica con su contraparte masculino, el cual debía “mejorar” para poder tener una relación con la protagonista.

Las películas fueron evolucionando con su tiempo: a fines de los años 80 e inicios de los 90 hubo otro “boom” de comedias románticas donde, influenciadas por la segunda ola feminista, las protagonistas femeninas no se adaptaban a los “modelos convencionales” de ser mujer y exploran temáticas más “realistas” (When Harry Met Sally, Moonstruck, While You Were Sleeping y Pretty Woman). 

Classic Film Vintage GIF by FilmStruck - Find & Share on GIPHY

Cómo todo se fue para abajo

A mediados de la primera década de los 2000 nos sabotéo una ola de películas en las que se reforzaban estereotipos y tenían narrativas sumamente sexistas (Something Borrowed, Knocked Up, The Ugly Truth).

Vaya, no es como que películas así no hubiera existido antes. Estaba por ejemplo, la subtrama de Geek en Sixteen Candles. Pero conforme pasa el tiempo nos olvidamos de las que sí fueron terribles y resaltamos las mejores.

Para desgracia del género, justo en esa época se estaba popularizando el internet. Nuestra nueva memoria colectiva nos hizo imposible olvidar la existencia de esas cintas y sus fallas.

Además, por esa época los estudios fueron cambiando su enfoque hacia películas de acción. Ya sabes, basadas en personajes populares y sin una pizca de romance en su narrativa.

(Dejemos para otro día analizar que el género de acción y sus variantes también refuerzan estereotipos y tienen narrativas sexistas).

Así se “comprobó” que las romcoms, hechas con un presupuesto mediano, ya no eran rentables y que las audiencias preferían otro tipo de historias. 

Confused Julia Roberts GIF - Find & Share on GIPHY

Una nueva era

Conforme más mujeres fueron (re)incursionando a las salas de escritura y vendiendo sus guiones, el género comenzó a experimentar con ciertos temas y estructuras en esta última década.

Esto se vio reflejado especialmente en la televisión, con series como Crazy Ex-Girlfriend, The Mindy Project y Please Like Me. En ellas se tocaban temas como la salud mental, la búsqueda de identidad propia y la misma desconstrucción de las expectativas amorosas.

Con las plataformas de streaming, tuvimos la oportunidad de redescubrir algunas de los 80 y 90 y “revivió” el género con producciones originales como Set It Up, To All The Boys I’ve Loved Before o Always Be My Maybe.

Además, estrenos en cines como The Big Sick, Crazy Rich Asians o la polémica Cindy la Regia probaron que quizás lo que queríamos eran historias un poco más diversas: ya sea con protagonistas de color o de orígenes distintos a las capitales, por ejemplo, y con diferentes enfoques narrativos. 

Lucy Liu Pizza GIF by NETFLIX - Find & Share on GIPHY

Se vale amar las comedias románticas

Como todo arte, es subjetivo y tiene muchas áreas para mejorar y reinventarse. Si bien las historias que llegan a las pantallas siguen siendo bastante hetero, poco a poco se van expandiendo para incluir historias de amor con personajes LGBTTTI+.

Ante todo, las comedias románticas presentan historias sobre la complejidad de cómo son las relaciones personales.

Aunque están enfocadas en relaciones románticas, también suelen explorar las amistades y las relaciones con familiares.

Sus narrativas, más centradas en la cotidianidad, son de “bajo riesgo”. O sea, OK, si no se quedan juntxs al final no se acabará el mundo ni ocurrirá una pandemia, pero queremos ese final feliz.

Para bien y para mal, estas películas ayudan a que formemos expectativas y nuestras propias fantasías románticas.

Se habla mucho últimamente sobre deconstruir el amor romántico. Pero no tiene nada de malo disfrutar de comedias románticas, en especial una noche de febrero por la noche. Sola o acompañada ¡disfuta!

Meg Ryan Smile GIF - Find & Share on GIPHY