5 escritoras mexicanas nos cuentan qué libros las inspiraron

inspiración de escritoras mexicanas
Foto. Olia Nayda – Unsplash

¿Es verdad que hay libros que pueden cambiarte la vida? Hay buenos argumentos para los dos lados del debate. Lo que sí sabemos es que esa pregunta puede empezar muchas conversaciones y dejarnos con una lista de lectura súper interesante.

Por eso le preguntamos a cinco escritoras mexicanas su inspiración, el libro que las marcó o que las hizo querer escribir. Además, le pedimos a la ilustradora Melissa Zermeño que le diera su toque a las historias.

La inspiración de las escritoras

Libia Brenda: “Me fascinaba leer historias y luego quise inventarlas”

Kalpa imperial, por @mel.zermeno para Malvestida

Desde hace mucho que no creo en ese concepto de EL libro (favorito o turning point o mayor significado en la vida), pero quizá es porque tenía uno, y luego vino otro, y después otro. O sea, entre más años tengo, más han sido EL libro. Y no quise escribir por uno en particular, sino que empecé desde chavita, porque me fascinaba leer historias y luego quise inventarlas.

Luego, un libro muy fabuloso que estoy leyendo justo ahora está por salir al público en agosto, y es La noche en la Zona M, de Alberto Chimal. Me parece importante (aunque sea de un autor varón) porque es de ciencia ficción mexicana, habla de cambio climático desde una perspectiva mexafuturista y las protagonistas son todas mujeres. Voy como la cuarta parte y está súper bueno. Muy cañón.

Y el libro que leí justo antes de eso y me hizo flotar, desesperarme, llorar por estar muy conmovida, entristecerme, sentir esperanza y asombrarme, fue The Lathe of Heaven (En español le pusieron La rueda celeste), de Ursula K. Le Guin (no surprises there). Nunca había leído esa novela y me parece una obra fabulosa, aparentemente no tiene mucho que ver con libros más famosos y más leídos de ella, pero es una gloria, y por supuesto que tiene temas y aproximaciones muy propios de su obra. Lo recomiendo muchísimo.

Escribiendo esto me acordé de dos libros que son, para mí, súper importantes (y llevan más de 20 años en mi librero y releo a cachitos constantemente): uno es Kalpa imperial de Angélica Gorodischer, cuentos enlazados pertenecientes al mismo universo, literatura fantástica argentina que tiene mucho de ciencia ficción. El otro es Autopsias rápidas de Jorge Ibargüengoitia; a pesar de que ahora veo que ha envejecido un poco, me sigue admirando su inteligencia, su desparpajo y su sentido del humor.

Libia Brenda. Escritora y editora. Fue nominada a un premio Hugo por la antología bilingüe de cifi mexicana Una realidad más amplia, que puedes descargar gratis.

Alaíde Ventura: “Mis conversaciones con amigos podían convertirse en literatura”

inspiración escritoras mexicanas
Los detectives salvajes, por @mel.zermeno para Malvestida

Lo que me hizo querer escribir, Bolaño. Los detectives salvajes. Estaba chava y me sentí como que yo también podía ser parte de una tribu. Y como que mis caminatas por la ciudad y mis conversaciones con amigos podían convertirse en literatura.

Luego Gornick me lo confirmó con The Odd Woman and the City.

Alaíde Ventura. Escritora ganadora del premio SM Gran Angular por Como caracol y del Mauricio Achar por Entre los rotos.

Yolanda Segura: “Nombrar lo femenino desde el humor y la simpleza”

Los recuerdos del porvenir, por @mel.zermeno para Malvestida

Los recuerdos del porvenir, de Elena Garro es quizá uno de los libros que más me ha dejado una marca. El inicio “Estoy sentado sobre esta piedra aparente” me parece potentísimo.

La poesía de Castellanos es aguda y precisa. Acierta en una forma de nombrar lo femenino desde el humor y la simpleza, sin desgarramientos innecesarios. Creo que de esos dos te diría.  Muy el cliché, pero creo que amanecí en el pasado.

Yolanda Segura Poeta y profesora. Su libro más reciente es Persona, que se publicará en octubre de 2019. Ganó el Premio Nacional de Poesía Joven Francisco Cervantes Vidal en 2017.

Gabriela Damián: “Los libros que te impulsan a escribir surgen una y otra vez a lo largo de la vida”

Alguien camina sobre tu tumba. Mis viajes a cementerios por @mel.zermeno para Malvestida

(Hay muchos libros que me enmuinaron a tal grado que, después de aventarlos contra la pared del puro coraje, me provocaron el deseo de escribir furiosamente, a manera de respuesta, pero prefiero mencionar a aquellos que representaron un impulso más luminoso).

Descubrí La historia interminable de Michael Ende poco después de que murió. Identifico que ese fue mi primer duelo por un autor, por el vínculo que había establecido con lo que tenía que decirme: deseaba seguir platicando con él y lamenté que ya no viviera más. Pero me quedaban sus otros libros: leí su Carpeta de apuntes, que junto con el Cuaderno de notas de Memorias de Adriano de Marguerite Yourcenar me infundieron anhelo y curiosidad por el proceso de la escritura.

Pero el empujón fue El espejo en el espejo. La rareza de esos cuentos, como salidos de los sueños, me impulsó a intentar garabatear los míos. Lo bonito es que esos libros que te impulsan a escribir no desaparecen: surgen una y otra vez a lo largo de la vida.

Identifico El ángel de Nicolás, de Verónica Murguía, libro breve y bellísimo, como la señal o el permiso que yo estaba buscando para aventurarme a escribir ficción histórica.

Y apenas este año Alguien camina sobre tu tumba. Mis viajes a cementerios, de Mariana Enríquez me llenó de entusiasmo y urgencia por escribir mis historias con los cementerios. Desde niña estoy obsesionada con ellos, al punto de que una amiga y yo organizamos un viaje a Rumania para conocer el “cementerio feliz” de Săpânța.

He escrito algunas líneas pero leyendo el libro de Mariana me puse a gritar “¡EXACTAMENTE!”, “¡A mí me pasó esto otro!”, con ganas de compartir mis recuerdos. También me dan ganas de decirle que seamos amigas y de platicarle mis caminatas sobre otras tumbas, pero me da miedo que me mande a volar. Quizá esos libros que impulsan a escribir, sean, después de todo, una especie de amistad no declarada entre dos mentes con inquietudes compartidas.

Gabriela Damián Escritora y profesora. Ganó el premio James Tiptree Jr. 2019 por el cuento “Soñarán en el jardín.”

Laura Baeza: “Quiero escribir algo así, que quien lo tome no pueda soltarlo”

inspiración escritoras mexicanas
Momo, por @mel.zermeno para Malvestida

Siempre me gustó leer. Desde que aprendí, se convirtió en una de mis actividades favoritas, pero en casa de mis abuelos había muy pocos libros, así que esos los leía y releía. No me molestaba saber en qué terminaba la historia, o más bien estaba resignada a lo que tenía.

Comencé a escribir por gusto a los diez años, cosas que ahora me darían vergüenza, pero fueron mis pininos. A los 12, mi mamá me regaló Momo, de Michael Ende (por equivocación, no encontró Harry Potter y me compró ese). Fue el mejor regalo, el libro que leí en dos o tres días y me dije: quiero escribir algo así, que quien lo tome no quiera soltarlo.

Desde eso me puse a leer más, empecé a ir a las bibliotecas, a ser metódica. Escribir no solo por gusto, sino con la misma devoción que tenía al leer. Practicar y practicar la escritura. Veinte años después, sigo tratando de que algún lector sienta al leerme lo que yo sentí con Michael Ende.

Laura Baeza. Narradora y poeta. En 2017 ganó el Premio Nacional de Cuento Breve Julio Torri por Ensayo de orquesta y el Premio Nacional de Narrativa Gerardo Cornejo por Época de cerezos, que se publica en 2019.