Selma Blair y las lecciones de una vida con esclerosis múltiple

esclerosis múltiple
Selma Blair

Desde que en 2018 Selma Blair anunció –vía Instagram– que padecía esclerosis múltiple, su vida hizo las paces con una larga transformación que comenzó 15 años atrás con “extraños” síntomas.

De acuerdo con su propio testimonio, ella nunca tomó seriamente las señales, hasta que se cayó frente al médico tratando de explicar lo que creía era un “nervio comprimido”.

Después de eso llegaron todas las emociones que aparecen con una revelación como saber que tienes esclerosis múltiple: por una parte alivio, porque al menos ya sabía qué padecía; pero también angustia, confusión e ira hacía un cuerpo que jamás volvería a reaccionar como lo había hecho.

Sin embargo, una vez que llegó la aceptación, Selma Blair no sólo reapareció públicamente, sino que ha decidido hablar abiertamente sobre el padecimiento.

¿Qué es la esclerosis múltiple?

Según la Fundación Esclerosis Múltiple: GAEM (Grupo de Afectados de esclerosis múltiple), la esclerosis múltiple “es una enfermedad degenerativa, crónica y autoinmune del sistema nervioso que afecta al cerebro y la médula espinal”.

No se sabe con precisión cuál es la causa, pero su incidencia es mayor en mujeres que en hombres y los síntomas más frecuentes son:

La importancia de la visibilización

Ante la enfermedad, Selma Blair ha reaccionado de forma admirable y, pese a que su salud ha seguido deteriorándose, ha dejado en evidencia su fortaleza a través de la vulnerabilidad.

Ha mostrado abiertamente los cambios en su voz y admite que vestirse es un auténtico triunfo. No puede peinarse por sí misma y ha tenido que volver a conocer su cuerpo para ocuparlo, además de usar un bastón para caminar.

Aprendizajes inesperados

Selma Blair asegura que la enfermedad ha traído consigo grandes aprendizajes, como que no puede hacer todo sola y que está bien sentirse terrible a veces. También le ha enseñado a ser más optimista y agradecida.

Su doctor, Saud Sadiq, jefe de investigación del Tisch MS Research Center de Nueva York, opina que la visibilidad que ha dado Selma a la esclerosis múltiple es muy importante, pues muchos pacientes tienden a ocultarlo debido al estigma o que podría afectar sus carreras.

Para Selma Blair es importante compartir su experiencia, pues no quiere que otras personas con esclerosis múltiple cometan los mismos errores que ella: fingir que estaba bien; sentirse avergonzada e incapaz de comunicar todo al doctor porque “no quería preocuparlo” o que le dijera que estaba exagerando.

La vida sigue

En la espera de ser una “persona diferente pronto”, debido a su tratamiento, lejos de entristecerse o lamentarse (lo cual es también válido) Selma tiene un proyecto pendiente con Netflix.

Será vocera sobre la esclerosis múltiple en distintas organizaciones y continuará luchando contra la enfermedad, la cual la ha llenado de nuevos procesos complicados, pero que no dejará de compartir.

“No hay tragedia para mí, si puedo ayudar que la gente se sienta más cómoda con su condición, mejor. Es más de lo que he hecho antes”.