Consejos para posar mejor en las fotos (avalados por una modelo)

posar mejor en las fotos
Foto. @afra.cuellar

Solemos pensar que ser modelo es algo que puede hacer “cualquiera”, hasta que nos toca posar frente a una cámara durante varios minutos y vemos que el resultado final no es lo que esperábamos. De hecho salimos fatal. ¡¡¿¿Por khá, Diosa Mía??!!

Como un servicio a la comunidad, en Malvestida le pedimos consejo a Afra Cuellar (modelo profesional con harta experiencia frente a la cámara) sobre cómo dominar el arte de posar de una vez por todas.

[read more=”Haz clic aquí para leer más” less=”Leer menos”]

1. Conócete

¿Por qué tu amiga Sotanita siempre sale bien en sus fotos? Probablemente porque ya conoce cuál es su “mejor lado”. Y es que sí, nadie tiene un rostro perfectamente simétrico, sino que tenemos un perfil que luce más amable o armónico que el otro.

Para averiguar cuál es el tuyo puedes hacer el viejo truco de tomarte una foto totalmente de frente y luego unir los dos hemisferios izquierdos en una imagen y los dos derechos en otra. ¿Con cuál te quedas?

Como explica Afra: “Es importante estudiarte físicamente y conocer tus perfiles para saber de qué lado te gusta más cómo te ves. Por ejemplo yo tengo muy claro que mi mejor perfil es el izquierdo, así que si giro el rostro en ese ángulo las fotos van a salir mejor y más rápido”.

2. Crea ángulos con tu cuerpo

Hay poses que pueden sentirse como la cosa más extraña del mundo cuando las haces, pero luego se ven espectaculares en una foto, así que no tengas miedo de experimentar.

Algunos consejos infalibles:

– Tal y como te decía tu maestra de la primaria: ¡plántate! Tira los hombros hacia atrás y alaaaaaarga ese torso lo más que puedas.

– Cuando poses de cuerpo completo coloca una pierna ligeramente más adelante que la otra, esto hará que tu silueta se vea más estilizada.

– Prueba posando en un ángulo de 45 grados en vez de colocarte completamente de frente a la cámara, esto crea una ilusión más curvilínea.

– Separa los brazos de tu cuerpo creando distintos ángulos, para así darle mayor dimensión a tu cuerpo.

3. Usa tus manos

Si nunca sabes qué hacer con tus manos, entonces usa objetos que te quiten ese peso de encima. Pueden ser unos lentes, una taza de café, el perro de tu vecina o hasta unos tacos (cada quien).

Incluso la ropa que llevas puesta puede servir: “Lo que yo hago es jugar mucho con las prendas. Veo si tienen bolsas, cierres o cómo puedo utilizarlas para ocupar mis manos”, menciona Afra. “Por ejemplo, si tengo una chamarra me la pongo, me la quito, la coloco sobre mis hombros, etcétera”.

4. No tiene que salir a la primera

Eso de que te tomen una foto y salgas bien a la primera solo lo logra Kaia Gerber. Todos los demás mortales tenemos que hacer varias tomas hasta encontrar aquella con la que nos sintamos más felices. Así que tú dale, que al fin y al cabo en el mundo digital no tienes un rollo que te limite.

Strike a pose y luego entre una toma y otra ve haciendo cambios ligeros en la inclinación de tu cabeza, hombros, abre o cierra un poco más la boca… A veces un detalle puede hacer TODA la diferencia.

[/read]