PUBLICIDAD

Zan Tv, el canal que llegó para empoderar a las mujeres en Afganistán

Recomendado

Consejos de morras chidas para ser real y fiel a ti misma

Sabemos que el camino para conocernos, aceptar nuestra esencia...

Las Panas, el pan como pretexto para el acompañamiento y la sanación

Rosalía Trujano Ortega recuerda vívidamente la vez que la...

Compartir

PUBLICIDAD

En 2011, cuando se derribó el gobierno Talibán, se abrió una nueva era para las afganas que no podían estudiar o trabajar; ahora, Zan Tv, un canal de televisión hecho por y para las mujeres es una muestra de que está cambiando el panorama.

En occidente suena a algo común que las mujeres participen en los medios de comunicación, pero en Afganistán, estos eran exclusivos para el sector masculino. El extremo de esta situación era que en el país asiático no había programación dedicada a la mujer e incluso en medios establecidos regularmente ocultaban muchas de las luchas a las que ellas se enfrentaban todos los días.

El inicio de Zan Tv

Es por eso que un grupo de afganas decidió crear un canal de televisión hecho por mujeres y dedicado a ellas; este cuenta ahora con 74 empleados (54 de ellos mujeres) y tiene una audiencia de alrededor de 90,000 espectadores.

Foto. @ZanTV

Zan (que en árabe significa mujer) surgió cómo un medio para que las afganas pudieran expresarse; su programación incluye temas con los que ellas se han identificado en un país que aún lucha por la libertad.

PUBLICIDAD

La educación, la igualdad de género y la violencia hacia la mujer son las premisas que se exponen en el canal todos los días.

«Estoy tan feliz de que este canal de televisión haya sido creado, porque aún hay mujeres en nuestra sociedad que no son conscientes de sus derechos», dijo para Reuters Khatira Ahmadi, productora del canal.

Zan Tv está hecho en su mayoría por jóvenes que no rebasan los 30 años de edad, algunas cuentan con experiencia en periodismo y política, mientras que otras han ingresado por medio de convocatorias que publican en Facebook para aprender trabajando.

«Muchas periodistas están desempleadas porque en la mayoría de las estaciones de televisión no contratan mujeres, así que nosotras lo hicimos. También queremos capacitar a mujeres jóvenes que quizás no tengan acceso a la educación por su lugar de residencia o por su familia«, menciona Nasrine Nawa, productora de noticias.

Un nuevo panorama mediático

El canal fue fundado por el empresario Hamid Samar, quien tiene experiencia en el tema y de inmediato notó esa brecha que existía en los programas afganos que dejaban de lado a la mujer.

Foto. @ZanTV

Buscó entre todas las solicitudes de sus anteriores trabajos a mujeres que quisieran formar parte de un canal de televisión, la idea fue crear una audiencia cautiva mediante el desarrollo de temas que les afectan y que antes eran considerados como tabúes en la sociedad.

En su programación diaria se tocan temas cómo la negociación del Islam desde una perspectiva feminista, los derechos reproductivos, la gestión de finanzas o el acceso a la educación; también existen programas de entretenimiento nocturnos en los que se habla de cocina, moda y estilo de vida.

El programa de la tarde, a cargo de Fareeda Kuchi Balkhi –una activista política afgana–,  versa en escuchar a las mujeres que han sufrido injusticias cómo violencia de género, doméstica, sexual y psicológica. También se tocan temas controversiales como el matrimonio de menores de edad (algo común en esta cultura) que sirven para crear conciencia, exponer y orientar a las mujeres acerca de esas injusticias que aún siguen experimentando.

Una nueva generación de mujeres

Foto. @ZanTV
PUBLICIDAD

Para Kabul, una de las ciudades más grandes de Afganistán, y que es el lugar donde se desarrolla Zan Tv, la apertura de un medio de comunicación en donde mujeres jóvenes quieran y puedan trabajar se ha convertido en un importante paso para la equidad y el desarrollo del país.

Después de la opresión que han sufrido por años, una nueva generación de mujeres se abre paso para una gran oportunidad de trabajar y aprender, para buscar un futuro más alentador dentro de un país tan conservador como el suyo.

Solo los buenos

Y si pensabas que no había hombres en el canal, sí hay. Se trata de un pequeño grupo que se ocupa de operar el equipo técnico como cámaras, luces y a editar la programación. Dado que esta experiencia es nueva para las afganas, también deben reconocer que deben aprender de los que han hecho ese trabajo por muchos años.

El canal ha tenido en su mayoría un buen recibimiento por parte de la población a excepción de la parte conservadora del país que aún no permite del todo que las mujeres tengan un medio para expresarse.

¿Es este el futuro de la ciudad de Kabul? Por ejemplos como Zan TV, hay ya indicios claros que apuntan a un escenario donde las mujeres se han empoderado y gracias a eso están teniendo más acceso a la información y a sus derechos para liderar una nueva visión del feminismo en Afganistan.

PUBLICIDAD

 

 

Compartir