Paris Jackson y otras celebridades que nos enseñan a amar la celulitis

A diario en las redes sociales somos continuamente bombardeados por fotos y post del significado de “ser bella”, que si la dieta para estar fitness, los eternos tutoriales de maquillaje (que nunca nos salen igual) o cómo evitar tener celulitis.

Sin embargo, estos estándares de belleza a la larga han creado un prototipo de lo que debemos hacer las mujeres para parecer “correctas” en cuanto un tipo, tamaño o forma de nuestro cuerpo, y lo que se supone no se debe tener en él cómo grasa, marcas o cicatrices.

Afortunadamente, el 2017 es el año en el que se ha visto un boom en cuanto a amar tu cuerpo tal y como es, aprovechando todos esas características que antes eran vistas como defectos para mostrarle al mundo qué está bien… Está bien tener celulitis y amarla.

Buenos ejemplos

Las famosas no se han quedado atrás en la cultura de “self-love” y han hablado a favor de la celulitis, ya que continuamente son el blanco de críticas por mostrarla sin prejuicios cuando son captadas en traje de baño.

Paris Jackson en una reciente entrevista con i-D habló acerca de cómo la cultura de los estándares de belleza exigidos por la sociedad son continuamente exagerados y promovidos por los medios de comunicación: “Tengo cicatrices, estrías, acné y celulitis. Soy humana“.

Otras celebridades como la modelo Ashley Graham, que promueve las fotos sin retoques y que continuamente expresa su amor por su cuerpo ante las críticas en sus redes sociales, ha dicho “amo la piel  en la que habito, amo mi celulitis y a ti no debería importarte”.

Demi Lovato en sus redes expresa la cultura del “body positive” además de contar sus experiencias sobre las inseguridades que tuvo sobre su cuerpo y cómo las ha ido superando.

Inclusive la comediante Amy Shumer en varias entrevistas se ha expresado acerca de cómo las mujeres sufren más por los estereotipos impuestos en la sociedad para querer cambiar su cuerpo: “Creo que es bueno ver a alguien diciendo: tengo celulitis, merezco amor y no tengo por qué avergonzarme”, contó para la revista Glamour.

Celulitis, ¿y?

Aún así, queda mucho por hacer, promover más el “amor a la celulitis”, aceptar esas marcas como una parte de nuestro cuerpo que no es motivo de vergüenza porque todas la padecemos —sí, incluso con el ejercicio arduo—, crear más conciencia en los medios para que se muestren más cuerpos al natural y de diferentes formas, como ya lo están haciendo algunas marcas.

Ya que, si buscas en redes como Instagram la palabra “cellulite” salen más resultados de cómo desaparecerla que de lo maravilloso que es amarla. ¿Hace calor? Usa esa falda que es súper cómoda y que no te la ponías hace años por pena a tu celulitis.

 

También te puede interesar:

El importante mensaje de Amy Schumer para los haters

Así es como Instagram me ayudó a querer mi cuerpo como es…

Aprendí que para amar mi cuerpo, primero tengo que aprender a tolerarlo