Famosas fabulosamente rapadas y el importante mensaje detrás de su cambio de look

Cara DelevingneMe maravilla ver a mujeres con la cabeza rapada, quizá porque siento que exudan una enorme fortaleza por el simple hecho de no depender de un rasgo considerado “estereotípicamente femenino”,  como el cabello largo, para sentirse bien con ellas mismas.

En lo que va del año, famosas como Cara Delevigne, Kristen Stewart y Amandla Stenberg se han deshecho de sus cabelleras, y aunque el motivo principal ha sido cumplir con las exigencias de un rol, las lecciones aprendidas de la experiencia van mucho más allá de lo que puede captar una cámara cinematográfica.

Una publicación compartida de Cara Delevingne (@caradelevingne) el

“Mientras más aceptemos quiénes somos como personas y menos dependamos de nuestros atributos físicos, más empoderadas estaremos. La belleza no debería de ser tan fácil de definir. Es ilimitada”, escribió Cara en su cuenta de Instagram poco después de su paso por la alfombra roja de la Gala del Met. “Es desgastante que te digan cómo se supone que debe verse la belleza. Estoy cansada de que la sociedad lo defina por nosotros. Quítate la ropa, límpiate el maquillaje, córtate el cabello. Deshazte de todas tus posesiones materiales. ¿Quiénes somos? ¿Cómo estamos definiendo la belleza? ¿Qué es lo que consideramos hermoso?”, publicó en otra imagen.

Por su parte, Stenberg, quien se rapó para su papel en la película Where Hands Touch, habló con la revista Dazed sobre lo que su cabello representa tanto para ella como para sus fans. “[Raparme] fue algo emotivo porque aprendí que mi cabello se había convertido en un símbolo de amor propio y aceptación personal para ciertas personas, y comprendí que esa representación era importante para algunas mujeres jóvenes”, mencionó. “Ahora siento que la aceptación personal no tiene nada que ver con mi cabello. Siento que el creer en mí misma –mi aceptación, mi etnicidad, mi negrura, mi todo– está allí independientemente de si tengo pelo o no“.

Una publicación compartida de amandla (@amandlastenberg) el

Otro ejemplo de esta rebelión contra los estereotipos de belleza tradicionales es la cantante estadounidense Halsey, quien recientemente debutó un corte al ras y explicó que la motivación detrás de su nuevo look fue parte de un proceso de crecimiento personal. “El cabello ha sido un gran indicador de los problemas raciales en mi vida. Es una de las últimas luchas simbólicas para las mujeres de color”, explicó en una entrevista con Nylon. “Afeitarme la cabeza era importante para mí porque necesitaba ser capaz de demostrar que aún podía amarme a mí misma si lo hacía”.

Aunque es común que un cambio de look conlleve una transformación interna (Coco Chanel decía que una mujer que se corta el pelo está por cambiar su vida) pareciera que quienes se animan a llevar la cabeza rapada descubren una herramienta de empoderamiento que les permite redefinir la belleza en sus propios términos, una especie de desnudez de la femineidad que ayuda encontrarse a una misma sin excusas y… sin tantos enredos.

Una publicación compartida de halsey (@iamhalsey) el