La historia de los bad tattoo, cuando la falta de talento se volvió un éxito

Compartir

Foto. Malfeitona

La mayoría de las personas que buscan o se han hecho un tatuaje saben de la importancia de conseguir un buen diseño, un buen estudio y sobre todo un buen tatuador. Sin embargo para esta artista brasileña un bad tattoo se ha vuelto la clave de su éxito.

Desempleada y sin nada que hacer, Helen Fernandes, mejor conocida en las redes como «Malfeitona», es una chica brasileña de 26 años que decidió —como hobby— comprar material para comenzar a hacer sus propios tatuajes, sin embargo al poco tiempo se dio cuenta que no tenía ningún talento en el arte.

Una tatuadora diferente

Malfeitona comprendió la falta de su talento al experimentar en su propio novio uno de sus peculiares diseños. Después, las víctimas fueron sus amigos, unos seres humanos increíbles, tipazos, que le dieron su piel para lienzo esperando una mejora en el arte de Helen, pero esto no sucedió. Ni modo.

Sin embargo, Helen, orgullosa de su trabajo, publicó sus raros y extravagantes diseños en su cuenta de Instagram y, no creerás lo que pasó después… ¡se convirtieron en toda una sensación que en poco tiempo se hizo viral!

Ahora con 31,600 seguidores en su cuenta, Helen postea sus codiciados diseños que para sorpresa de muchos hasta tiene lista de espera y en donde cobra alrededor de 5,000 pesos aproximadamente por cada uno, claro dependiendo del diseño.

Tatuagens peba

Que en su traducción literal significa «tatuaje basura» es el estilo que —ahora— a propósito maneja Malfeitona para crear diseños únicos ya que es imposible repetirlos por lo mal hechos que están.

Con líneas finas, sin rellenos ni colores y con trazos poco precisos, como hechos por tu primito de cinco años, es como Malfeitona creó un estilo irreverente que desborda mucha originalidad.

Bad tattoo’s exclusivos

En su ahora codiciado catálogo hay desde dibujos animados mal copiados, portadas de discos musicales populares, animales raros hasta el sistema solar deprimido, ¡y son de lo más solicitados!

Y aunque muchos la aman por hacerles chistes permanentes en la piel, no faltan los haters. Pese a las criticas, Malfeitona ha defendido su trabajo siendo muy honesta al respecto: «La gente viene a mí porque quiere algo con mi estilo, porque si quisieran algo realmente profesional, buscarían a otro artista del tatuaje. La calidad no es mi fuerte» . 

Los diseños de Malfeitona puede que gusten o asusten, o las dos al mismo tiempo, pero aquí en Malvestida nos han hecho reír mucho. Y tú, ¿te harías un bad tattoo a propósito? ¡Cuéntanos!

 

Compartir

Recomendado

Tatuajes de plantas para amantes de la botánica

Si tienes ganas de llevar contigo un pedacito de vegetación, aquí te damos algunas ideas de tatuajes de plantas.

Recomendado

Así se vivió la marcha del Orgullo 2024 en CDMX

Como cada año, la Ciudad de México se llenó...

El genocidio se disfraza de arcoiris: así es como las fuerzas armadas instrumentalizan el lenguaje de derechos

Por: María Fernanda Ramos Araujo, IntersectaEn colaboración con Intersecta En...