Reina Rebelde… o cómo una obsesión por Rosa Salvaje se convirtió en una línea de maquillaje

Reina Rebelde

Regina Merson | Foto. Reina Rebelde

Si creciste en México, lo más seguro es que en algún momento de tu vida te hayas clavado con una telenovela. Ya sea La Usurpadora; alguna de las muchas Marías de Thalía; Rubí de Bárbara Mori o incluso con la euforia de Rebelde (tranquila, no te vamos a juzgar).

Para Regina Merson la telenovela que la marcó para siempre fue Rosa Salvaje, ya que fue la responsable de iniciar su obsesión por el maquillaje, la cual ha transformado en una marca de belleza con identidad muy mexicana.

Reina Rebelde es una firma de cosméticos creada para la latina que vive en Estados Unidos, una mujer que “encarna una poderosa dualidad cultural mostrando su belleza al mundo”, explica Regina.

Una foto publicada por REINA REBELDE® (@reinarebelde) el

La dualidad a la que hace mención está presente en todos los elementos de la marca, desde el spanglish que se usa en la página web y en toda la comunicación, hasta los nombres de algunos de sus productos como los labiales en tonos Brava, Xicana, Fresa y Malinche o su set de pestañas postizas, Exagerada.

Reina Rebelde

Cada elemento de Reina Rebelde busca empoderar a la mujer latina y darle herramientas para reflejar su identidad cultural.

“Mi colección es, por partes iguales, salvaje e impredecible; audaz y poco práctica; femenina y lujosa; sensual y severa… Refleja perfectamente mi compleja identidad como mujer mexicana que abraza una increíble existencia americana”, menciona su fundadora. Por ello, para la campaña de lanzamiento, Reina Rebelde eligió a mujeres latinas con distintos orígenes y profesiones, pero con la peculiaridad de que todas habitan en Nueva York.

Los precios de sus productos –entre los que se encuentran labiales, delineador, sombras, paletas para contour y brochas– son bastante accesibles y oscilan entre los $15 y $40 dólares.