Cinco marcas de lipstick libres de crueldad

Labiales eco friendly

Foto: iStock

¿Sabes cuántos productos tienen contacto regular con tu piel? Yo sí, una vez los conté y son entre 30 y 35 a la semana. El número me impactó por varias razones: pensé en el costo de todas esas cosas y me cuestioné si adquirirlas es la mejor forma de invertir gastar mi dinero; también fui consciente de que la mayoría de los envases se van a convertir en basura y finalmente tuve que admitir que mi conocimiento sobre los ingredientes que constituyen los productos es muy escaso.

No crean que esta historia termina conmigo convertida en una hippie que solo come lo que cae de los árboles y no se ha mirado en un espejo en dos años. Disfruto mucho mi rutina de belleza y no quiero deshacerme de ella, pero me puse como propósito pensar un poquito más en los productos que consumo y en cómo afectan a mi cuerpo, al ambiente y a la sociedad.

Antes de recomendar algunas marcas que me parecen interesantes, es importante aclarar que hay muchas etiquetas distintas que pretenden informarnos sobre qué tan responsables son los cosméticos y que algunas pueden contradecirse o ser un poco confusas. Como consumidores debemos decidir qué es lo que más nos interesa y partir de ahí; por ejemplo, que una marca sea “cruelty free” sólo significa que no fue probada en animales, pero no garantiza que haya eliminado ciertos químicos; que sus ingredientes sean orgánicos; que sus productos sean veganos o que tenga prácticas éticas con las comunidades a las que les compra materia prima.

Además, en China por ley todas las marcas deben probar sus productos en animales, por lo que la mayoría de los activistas considera que las empresas que venden en ese país caen en prácticas de crueldad, aunque los productos que vendan en otras partes del mundo no hayan requerido de pruebas.

Gracias a la preocupación de los consumidores, ha crecido mucho la oferta de cosméticos conscientes que además son cool y cercanos a las tendencias. Hoy me voy a enfocar en lipsticks, porque literalmente nos los comemos todos los días y son el punto central de muchos looks modernos.

Ere Perez
Esta marca australiana creada por una mexicana llegó a nuestro país con muchísima fuerza, por lo que sus productos son muy fáciles de encontrar; están en tiendas naturistas y en bazares en gran parte del país (en su página web puedes encontrar información sobre todos los eventos del mes).

Su rango de colores en labiales no es muy extenso, pero sí incluye un poco para todas, desde los nudes que están tan de moda hasta rojos y un morado intenso, además de productos multiuso que pueden aplicarse también en las mejillas y son perfectos para viajar. Todos están hechos a base de aceites naturales (de rosa mosqueta, de oliva o de nuez de Macadamia), ideales para las que tenemos labios resecos. Eso sí, deben ser reaplicados durante el día porque no son de larga duración.

Ere Perez promete que todos sus productos son libres de tóxicos y de crueldad animal, y que la mayoría de ellos son también veganos. Sin embargo, en la página web no existe una etiqueta o leyenda que diga cuáles sí contienen ingredientes de origen animal. Si eres vegana, será mejor preguntar.

Una foto publicada por Ere Perez Natural Cosmetics (@ereperezcosmetics) el


Pai Pai
El principal argumento de venta de esta marca es que sus empaques son increíbles, ya que son diseñados por artistas mexicanos. Sin embargo, su perfil de Instagram también menciona que son cruelty free. Si te interesa apoyar a los creadores nacionales y te gustan los cosméticos-objeto, esta marca puede ser lo que buscabas, pero si lo que quieres es tener más información sobre prácticas éticas y ecológicas, existen otras opciones que le ponen más énfasis a estos temas.

Otro punto a tener en cuenta es que cada colección es edición limitada, por lo que si se acaba tu color favorito ya no podrás volver a conseguirlo. Si quieres conocer todas sus colaboraciones y en qué lugares de la República las puedes encontrar, puedes hacerlo en su página web.

Una foto publicada por pai pai (@paipaimx) el


Colourpop
Esta es la marca del momento entre vloggers y estrellas de Instagram, porque sus lipsticks líquidos ofrecen una increíble relación calidad/precio y una gran variedad de colores y acabados. Lo que yo no supe hasta hace muy poco es que todos sus productos están certificados por PETA por ser libres de crueldad y que además la gran mayoría de ellos son veganos. (En la página web se enlistan las excepciones.)

Hasta hace poco, era necesario comprar los productos Colourpop en Estados Unidos o a través de terceras partes, pero desde del 12 de julio de este año es posible encargarlos desde su página oficial.

Una foto publicada por ColourPop Cosmetics (@colourpopcosmetics) el


AHAL
Para quienes tienen un estilo más natural al maquillarse, AHAL ofrece lip-tints que le dan brillo y color sutil a los labios. Lo interesante de esta compañía mexicana es que no solo ofrece productos libres de crueldad, parabenos y sulfatos, sino que también trabaja bajo un esquema de comercio justo con productores locales. Si quieres conocer más sobre ella y comprar sus productos puedes consultar su página web.

Una foto publicada por ahalbiocosmética (@ahal_bio) el


e.l.f
Una marca que más bien es conocida porque sus productos son de bajo precio, pero emulan la calidad de opciones de lujo. Además de esa ventaja, e.l.f. es libre de crueldad y vegana, ya que desde hace unos años dejó de utilizar ingredientes de origen animal.

Su oferta de labiales es muy amplia, incluye stains, lápices mate y barras humectantes, todos en una gran variedad de colores. En México parte de la línea de e.l.f. está disponible en tiendas departamentales, pero su sitio web permite comprar cualquiera de sus productos.

Una foto publicada por e.l.f. Cosmetics (@elfcosmetics) el

Este es tan solo una pequeña muestra de marcas que puedes considerar como opciones para hacer un poco más “verde” y un poco más responsable tu kit de maquillaje, pero la lista podría ser mucho más larga. Si quieres conocer más sobre los diferentes estándares y etiquetas para certificar cosméticos, así como de las compañías que sí prueban en animales, el recurso más completo que he encontrado es el blog Phyrra.