Así fue como la diamantina se convirtió en el símbolo del feminismo mexicano

diamantina feminismo mexicano

Las mexicanas le han dado un nuevo significado a la diamantina, la convirtieron en su estrategia política y ahora es un símbolo feminista en la lucha contra la opresión patriarcal.

Sucede que una vez más, la rabia y el dolor movieron a las mujeres a protestar y reclamar en busca de  respuestas claras ante las tres acusaciones de violación a mujeres por policías de la CDMX. Justo cuando Jesús Orta, jefe de policía de la CDMX, salió a decir que: “garantiza la objetividad y está de su lado”, le llovió un puño de brillantina rosa en la cabeza que lo dejó callado.

La verdad es que es muy difícil creer que están de nuestro lado, cuando al exigir justicia nos llaman provocadoras, cuando nos piden dialogar con “buenos modales” y cuando según la ONU diariamente asesinan a 9 mujeres, pero las autoridades, en lugar de cuidarnos, nos violan.

La diamantina que enojó más que los feminicidios

La diamantina enardeció a muchos e intentó descalificar la gravedad de los feminicidios y las violaciones.

La abogada y activista Estefanía Vela explica muy bien este tipo de reacción en su columna “La fiscalización del tono”, donde señala, entre otras cosas, que este concepto privilegia la comodidad de una persona sobre la satisfacción legítima de otras.

La fiscalización del tono también apoya la creencia de que las cosas cambiarán si se utilizan sólo los medios institucionales y pacíficos, ¿pero qué lucha social ha sido linda?

Ante la desaprobación de algunos, parece que la diamantina llegó para quedarse, pues en redes sociales ya se están organizando nuevas marchas bajo la consigna #ExigirJusticiaNoEsProvocación. En CDMX, será este viernes 16 a las 18:30 horas en la Glorieta Insurgentes y se invita a llevar diamantina rosa. 

La importancia de los símbolos

Las luchas sociales siempre han hecho uso de los símbolos para destacar e identificarse. Por ejemplo, está la bandera LGBT, el famoso pañuelo verde por el aborto legal y el puño alzado para las protestas antiracistas en Estados Unidos.

En este caso, la diamantina simboliza un “brillan por su ausencia” hacia las autoridades, pero también es una manera poderosa de representar que algo que se veía como solo bello y decorativo, igual que las mujeres, puede usarse para exigir justicia.

DIY de diamantina

Pero antes de correr a la papelería por tu bolsita de diamantina, te queremos compartir una opción más ecológica. Tal vez ya te enteraste, pero el glitter no es amable con el medio ambiente y el comestible es bastante caro.

Esta receta a base de azúcar publicada por una usuaria de redes sociales llamada Alice Wolff es perfecta y más sustentable.

1. Conseguir colorante en gel (disponible en cualquier tienda de materias primas). Otro tipo de presentación, como el polvo, arruinará la diamantina, advierte Alice.

2. En un recipiente con tapa, coloca el azúcar y poco a poco añade el colorante. Cierra el contenedor y agítalo hasta que todo el azúcar haya adquirido el tono deseado.

3. Cubre una charola para horno con papel encerado (o estrellado) y extiende sobre él una capa fina del azúcar coloreado.

4. Llévalo al horno precalentado a 180 grados centígrados y espera entre 8 y 10 minutos. Mueve el azúcar cada 2 o 3 minutos para que no se caramelice.

5. Pasado el tiempo indicado, sácalo del horno y deja reposar el azúcar durante toda la noche.

Alice asegura que el resultado tendrá un brillo lindo y es muy manipulable. Además, también comparte la opción de pintar arroz con colorante en gel (para que no se pegue) y dejarlo secar toda la noche.