Limpia de útero: ¿es una estafa?, ¿necesitas una?

limpia de útero

Desde malas energías o “restos” de viejos amores hasta problemas graves de salud, nuestros órganos reproductivos parece estar guardando puras cosas malas. Por eso existen servicios que prometen hacer una limpia de útero con vapor, con huevos de jade, con bolsas de hierbas y demás métodos. Ajá, como si el canal vaginal fuera una casa embrujada.

Los rituales son de distintos tipos: unos son con temazcal, otros son en una carpa roja donde te reúnes con otras mujeres para meditar y crear una mejor conexión en tu cuerpo.

Decidí solicitar informes para un evento y me afirmaron que a través de la meditación y “un depósito energético” hecho por medio de reiki podría aliviar trastornos menstruales y problemas de fertilidad, regular las hormonas e incluso “sanar experiencias sin procesar” como aborto y abuso sexual.

También prometía una regeneración en “tu cuerpo físico, corazón y glándulas reguladoras de hormonas”. Todo por 550 pesos y al 2×1. Ah, y me dijeron que no era necesario saber nada, solo había que presentarse y recibir las bendiciones.

La limpia de útero es un efecto placebo

Le pregunté al respecto a Arriella Perrotin, médica especialista en ginecología y obstetricia. Ella me comentó que los males que pretenden sanar estas técnicas son de origen complejo, multifactorial y que dependen de un diagnóstico personalizado y tratamiento: “La infertilidad tiene diversos orígenes. En el caso de la endometriosis. la causa exacta sigue siendo desconocida aún”.

Si bien considera que prácticas como la meditación, el reiki u otras terapias alternativas pueden tener un efecto placebo benéfico para las asistentes, también asegura “me cuesta creer que padecimientos tan distintos que requieren diagnóstico y estudios puedan resolverse con un solo proceso.”

Las corrientes medicinales y la herbolaria pueden usarse como complemento a un tratamiento con un médico especialista, siempre y cuando no pongan en riesgo nuestro cuerpo.

Eso sí, Ariella agrega que: “hasta la fecha no me tocado atender a alguien que me diga fui a uno de estos eventos y resolvió mi condición, pues sanar toma tiempo y todos los cuerpos son diferentes”.

“No usaría la palabra limpieza, pero sí renovación”

Sobre la limpieza para sacar a exparejas de nuestro cuerpo, comenta que la sexualidad es una cuestión individual y que cada una puede hacer lo que quiera. Hay diversos métodos para protegerte y en el caso de adquirir una infección de transmisión sexual (ITS), hay que atenderla.

View this post on Instagram

Nature 🌱 Photo by @_pelillosalamar_ #girlgaze

A post shared by girlgaze (@girlgaze) on

Lo que sí sabe es que con el ciclo menstrual vivimos una transformación constante: “no usaría la palabra limpieza, pero sí renovación”, dice y detalla que “el menstruar es una limpieza en cierta forma”. Al no haber embarazo, se pierde el tejido y se renueva.

El hecho de que un endometrio no se descame por completo no quiere decir que el útero se ensucie, “hasta donde yo sé no hay suciedad en él, además es un órgano estéril”, explica.

Si decides acudir, infórmate

Si tienes curiosidad, deseas tener otro acercamiento con tu cuerpo o con otras mujeres y complementar algún tratamiento, la doctora sugiere: “infórmense, pregunten, cuestionen hasta lo que digo yo”. También reitera que la información es básica, “siempre debes saber, es muy dudoso que alguien te diga que no debes saber nada sobre el tema.”

Para ella, los círculos de mujeres pueden ayudar mucho a entendernos. Todavía muchas desconocen su cuerpo y caen en la desinformación, “es ahí cuando algunas personas no tan profesionales se agarran para decir yo te curo todo”, comenta.  

Para concluir hizo tres sugerencias: seguir a Fabiola Trejo para cuestiones de placer y sexualidad, a Paola Monter si deseas saber más sobre la menstruación consciente y, por último recalca: “siempre busquen buenas fuertes e información confiable”.