Lo que las tiendas de moda no te cuentan sobre los descuentos de temporada

cómo comprar en rebaja

*Artículo actualizado el 3 de enero de 2017*

Si hay algo que todas agradecemos es una buena rebaja.

Ese hermoso sentimiento de alegría que te llega cuando los zapatos que viste en una tienda –y que no pudiste comprar– de pronto tienen un 60% de descuento, es sólo comparable con la felicidad que sientes cuando te baja y confirmas que no estás embarazada del date de Tinder con el que sólo saliste un par de veces.

Además, como somos mujeres adultas (dizque), conocemos la importancia de llevar una economía responsable (dizque) y no derrochar el sueldo en cosas que probablemente dejaremos de usar en seis meses. Así que decidimos preguntarle a varias chicas que han trabajado en las tiendas de Inditex cómo podemos encontrar las mejores ofertas para que nuestro dinero rinda más y mejor.

¿Cada cuánto se realizan las temporadas de rebajas?

“Dos veces al año, cuando finaliza la temporada primavera/verano o la de otoño/invierno. Esto con la finalidad de darle salida a la ropa que deja de ser ‘de temporada’. Regularmente son el primer fin de semana de los meses de enero y julio”, explica Michelle, que trabajó en Zara 3 años y medio. “Los descuentos van aumentando cada 1 o 2 semanas. Puede que para la ropa sea cada semana y para el calzado y accesorios sea cada dos semanas”.

¿Cuál es el mejor momento para ir de compras?

“Siempre hay que esperarnos por lo menos a la segunda rebaja para ir de compras, aunque si estuviste toda una temporada esperando a comprarte algo, puede que ya no lo encuentres si esperas demasiado”, aconseja Daniela, que trabajó en Zara nueve meses.

“Si calzas talla grande es recomendable esperarse hasta un mes, ya que hay modelos de zapatos que llegan hasta los $99 pesos”, agrega Michelle.

¿Todas las tiendas tienen las mismas rebajas?

“Cada tienda se organiza con base en su tipo de cliente, clima, afluencia y todos los factores que influyen en la venta de cada día y de cada campaña… Pero sí, los descuentos son parejos. En todas las tiendas es el mismo porcentaje”, cuenta Rocío, que estuvo casi tres años en Bershka.

Así que aunque no todas las tiendas tengan las mismas prendas (obviamente no es igual el clima del sur al del centro del país), puedes tener la certeza de que la blusa que te gustó tendrá el mismo descuento en cualquier Zara que la tenga en stock, por poner un ejemplo.

giphy-12
¿Cómo se decide qué ropa poner en rebaja?

“Se organiza el almacén en cuanto a prendas de campaña vigente y prendas que serán de oferta, es decir las de la temporada pasada… Los precios de oferta varían dependiendo de la línea a la que pertenece y el tipo de calidad que presente la tela. Generalmente las prendas de muy buena calidad y detalle demoran mucho en reducir su precio, puesto que necesitan obtener un poco más de importe por ellas, ya que son las más costosas”, cuenta Rocío.

Michelle concuerda con que “Habrá prendas de la nueva temporada que no tendrán descuentos, puesto que su producción es reciente y siempre tienen un letrero para indicar que eso no bajará sino hasta las próximas rebajas”.

¿Durante las rebajas sacan todas las prendas y todas las tallas?

“Aunque les digamos que está todo exhibido, no es así, siempre hay más cosas, SIEMPRE. Pero imagínate que por cada cliente tuviéramos que entrar al almacén a revisar las repisas –y las 200 cajas extra que nos mandan de ropa– para encontrar su talla, por eso se les dice ‘lo que ves es lo que hay’, confiesa Rocío.

¿Cuánto es lo más que puede bajar de precio una prenda?

Rocío explica que “Es en la tercera o cuarta rebaja cuando la ropa comienza a costar el precio neto de la manufactura. Desafortunadamente, muchas personas no lo saben y se acaban las prendas bonitas y que valen la pena mucho antes de llegar a la cuarta rebaja”.

“Es importante que en el re etiquetado no se cubran ninguno de los precios anteriores, para que el cliente que visita por primera vez la tienda a la segunda o tercera rebaja, sepa cuánto ha ido bajando el artículo”, menciona Michelle.

Pero como en los casinos, la casa nunca pierde, ¿cierto?

“Exacto. Antes de aplicar el descuento se eliminan todos los ajustes y este se realiza sobre precio de venta. Hay cosas horribles que jamás se vendieron, pero la gente es súper manipulable y si ven que es un buen descuento lo compran”, añade Rocío.

giphy-11

¿Hay alguna forma de hackear el sistema?

“De las cosas más comunes que la gente trata de hacer durante la temporada de rebajas es querer cambiar un artículo que compraron en la primera rebaja por el MISMO artículo, un mes después y querer su dinero sobrante. Esto definitivamente no se puede hacer y la encargada no permite realizarlo. Sin embargo, pasas tanto tiempo en la tienda que ya conoces a las familias de las clientas y me ha tocado ver que la señora  compra cierto artículo, pasan 3 semanas, ve que ya bajó más, manda a su hija a devolver un par de zapatos, luego llega la hermana a comprarlo nuevamente pero mucho más barato. Lo que tratábamos de hacer en estos casos es, literalmente, esconder el artículo. Aunque era un poco difícil controlar mañas de clientas que llevan años comprando en la tienda y ya se las saben”.

“Otra cosa súper común es el ‘esto estaba en la pared de TODO A $99 por qué me lo están cobrando a $499’. El cliente tiene que entender que hay decenas de personas cambiando cosas de lugar y puede que lo hayan colocado mal. Sin embargo los dependientes no pueden modificar el precio, se cobra lo que arroje el código de barras”, añade Michelle.