Después de leer esto, probablemente no querrás comprar tu ropa en Zara

zara ropa

Imagina que vas como cualquier otro día a una tienda a comprar ropa y al momento de verificar la talla o el precio en la etiqueta, te encuentras con un mensaje que no esperabas. Suena como a un argumento de película, pero es la vida real y está sucediendo con la ropa que venden en la cadena de tiendas Zara en Estambul.

Algunas tiendas Zara ubicadas en la ciudad más poblada de Turquía han encontrado etiquetas extrañas. Estas tienen quejas de trabajadores turcos que dicen que no les han pagado por la mercancía confeccionada para la cadena española, parte del grupo Inditex.

Reacción en cadena

Tal vez no lo sepas (si sí, podrás pasar al siguiente párrafo), pero Zara, como todas las marcas de Inditex (Bershka, Massimo Dutti, Pull & Bear, Oysho, Uterqüe, Lefties y Stradivarius) suele llenar sus colecciones con productos de diversos proveedores. Es decir, no vienen de una única fábrica de Zara, sino de grandes y pequeños fabricantes ubicados en China, Bangladés, India, Marruecos, Portugal, Argentina, Brasil, la propia España y Turquía.

Uno de esos fabricantes subcontratados no le pagó a sus empleados, por lo que estos encontraron —en el colocar dichas etiquetas— una forma para que los compradores les ayuden a levantar más la voz y que al fin les paguen. “Hice este artículo que vas a comprar, pero no me pagaron por ello”, se lee en las etiquetas.

Según informó la agencia de noticias AP, los trabajadores fueron contratados por la maquiladora Bravo, una empresa que cerró de forma inesperada y “los empleados dicen que el fabricante les debe tres meses de sueldo, así como una indemnización por despido”.

Una historial de explotación

La ubicación de Turquía ha resultado geográficamente favorable para abastecer a las tiendas europeas que crean sus colecciones fast fashion en, a veces, menos de una semana.

Según señala un reportaje de la BBC que denuncia la explotación de cadenas de ropa como Inditex, Mango o Asos, Turquía se ha convertido en un lugar difícil para hacer negocios. Esto pese a que por años ha sido un territorio muy fértil para sus fines.

“La explotación laboral en ese país va en aumento. Sobre todo después de la llegada de casi tres millones de refugiados sirios. La mayoría de los recién llegados no tienen permiso de trabajo y muchos de ellos son empleados ilegalmente en la industria textil”, explica la BBC.

No es la primera vez

En 2014, una denuncia similar ocurrió en una de las tiendas de la cadena irlandesa Primark. Una chica de 21 encontró una extraña etiqueta cosida a un vestido que compró por 10 libras. Esta decía “Condiciones degradantes de la explotación”, un mensaje escrito a mano.

“Solía comprar mucho en Primark, pero ahora no tanto. La etiqueta me ha hecho pensar en cómo se hace mi ropa […]. No tengo idea de quién hizo la etiqueta o cómo llegó allí, pero esto te hace pensar”, dijo la chica. De hecho, llamó a la línea de atención a clientes de Primark para pedir una explicación y lo denunció también por Twitter, pero se cansó de esperar.

Este hallazgo se suma a otros casos como el de Karen Wisinska, del condado de Fermanagh (Irlanda del Norte). Ella encontró una carta en el bolsillo de sus jeans Primark. Estaba firmada por un supuesto prisionero chino y decía:

“Somos prisioneros de la cárcel Hubei Xiangna. Trabajamos desde hace mucho tiempo en líneas de ropa para exportar. Trabajamos 15 horas al día. Comemos comidas que son terribles, lo que comemos es peor que la comida para cerdo o para perro. Trabajamos los dedos hasta el hueso. Instamos a las comunidades internacionales a condenar al gobierno chino por este comportamiento de abuso de los derechos humanos”.

Y aunque las grandes cadenas no tengan la culpa directa de lo que sucede con los pequeños o grandes proveedores, su nombre es el que queda en el aparador. Hacer algo para evitar la explotación laboral sí debe ser responsabilidad de las marcas. Hay algunas que sí se comprometen con este fin. Si no sabes cuáles son libres de crueldad animal o esclavitud humana, puedes checarlo en la app Good for you, que se ha comprometido a investigarlas por ti.

Tal vez quieras seguir leyendo…

https://malvestida.com/blog/2017/10/etica-la-moda-ejemplo-stella-mccartney-las-incongruencias-otras-marcas/