#MeToo, el hashtag que expone –una vez más– la problemática realidad del acoso y abuso sexual

me too

En abril de 2016, en México surgió un movimiento en internet con el hashtag #MiPrimerAcoso. La idea era simple y fuerte: que las mujeres que habían sufrido algún tipo de abuso o acoso sexual lo denunciaran. Triste, pero cierto, en las primeras horas el hashtag acumuló más de 100 mil anécdotas, aunque para fortuna de la cultura de la denuncia, la dinámica se replicó en todo América Latina y el tema comenzó a romper un tabú.

Este domingo 15 de octubre, en Estados Unidos surgió un movimiento similar con la etiqueta #MeToo (yo también), con el que en Instagram, Twitter o Facebook mujeres en habla inglesa —aunque no exclusivamente— confiesan haber sido acosadas o abusadas sexualmente.

El objeto de animadversión que movió a escribir las historias fue Harvey Weinstein, el productor de cine hollywoodense cuyos acosos a mujeres —y hasta hombres— del medio no dejan de surgir desde hace una semana. Por décadas, utilizó su influencia y poder en Hollywood para aprovecharse de mujeres que buscaban una oportunidad en esta industria, hasta que el 5 de octubre de 2017 fue oficialmente acusado por acoso sexual por parte de varias mujeres, entre ellas Ashley Judd.

Un empático #MeToo

La actriz que comenzó el movimiento #MeToo fue Alyssa Milano. Por medio de Twitter invitó a quien quisiera a unirse y denunciar los acosos sexuales que han vivido: “Si todas las mujeres que han sufrido acoso o han sido atacadas sexualmente escriben #MeToo como status, podríamos hacer que la gente se haga una idea de la magnitud del problema”.

“Si has sido abusado sexualmente o acosado, escribe ‘yo también’ como respuesta a este tuit”,publicó Milano. Hasta ahora, el tuit lleva más de 45 mil comentarios, un número que habla de lo grave que es este problema que se da en todos los estratos sociales y hasta en la Meca del cine.

Basta meterse a leer un poco de las historias para entender la gravedad del problema. Algunos cuentan no solo el acoso sufrido, sino la poca compresión de familiares y amigos hacia el tema.

Con el toque celeb

Así como Jennifer Lawrence, Charlize Theron, Patricia Arquette, Natalie Portman lograron empujar el tema de la abismal diferencia de salarios entre hombres y mujeres, donde ellas recibían mucho menor pago por un trabajo equivalente, ahora el tema del acoso sexual es lo que hace arder Hollywood. De ahí que varias famosas se hayan unido para alzar más la voz y crear una nueva revolución dentro de una industria en la que se cree que quien calla y va con la corriente, logra llegar más rápido y mejor.

En los últimos días, Weinstein ha sido acusado por numerosas mujeres por acoso y agresión sexuales, los casos que se cuentan van desde finales de los años ochenta hasta 2015.

Kate Winslet es una de las que se ha unido a la denuncia. En una reciente entrevista con Los Ángeles Times, explicó por qué en 2009, el año en que recibió el Oscar a Mejor Actriz, no agradeció a Weinstein en ese discurso al recibir este premio, ni en ningún otro.

Winslet dijo que su relación con el productor —quien le dio su primera oportunidad en el cine— siempre ha sido complicada por culpa de su comportamiento cruel e intimidatorio: “No puedo empezar a describir el desagradable comportamiento que tuvo lugar [durante el rodaje de The Reader], y no lo voy a contar porque es una lata de gusanos que no estoy preparada para abrir en público”. Sin embargo, aseguró que —por fortuna— ella no ha sufrido ningún tipo de acoso sexual.

‘The Reader’

Tras la denuncia de actores y actrices, Weinstein ha tenido problemas con su esposa, y la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas anunció el sábado que ya fue despojado de su membresía. Sin embargo, el empresario negó por medio de su portavoz “absolutamente cualquier queja de sexo no consentido”.

Harvey Weinstein es conocido por ser el cofundador de la productora cinematográfica Miramax y por haber impulsado la carrera de actrices y actores famosos. Ahora, decenas de denuncias pesan sobre su nombre y abren del debate para hablar de un fenómeno que, tristemente, sigue siendo una realidad para muchísimas mujeres alrededor del mundo.

Tal vez te interese leer…

Esta es la razón por la que nadie puede ser indiferente a la violencia de género – #NiUnaMenos